Cámaras réflex recomendadas para principiantes y aficionados | 2019

Consejos para elegir la mejor cámara para comenzar a disfrutar de la fotografía. Criterios de elección y cámaras recomendadas en función del uso y presupuesto.

 

Cámaras recomendadas para principiantes

 

Índice rápido de contenidos:

 

 

Criterios para elegir una cámara para principiantes

En muchos casos, cuando una persona busca una cámara réflex por primera vez suele ser por dos motivos: busca una cámara para aprender fotografía o busca un modelo para mejorar la calidad  de imagen con respecto a cámaras más antiguas, de gama más baja o con respecto a su móvil.

Nos vamos a centrar aquí en ese segundo caso, el de la persona que ya tiene ciertos conocimientos de fotografía y busca una cámara que le permita mejorar. En cualquier caso los criterios son muy similares.

Algunos puntos que creo que pueden ser de interés a la hora de elegir:

  • Todas las cámaras ofrecen una calidad de imagen similar
    En la actualidad, prácticamente todos los modelos de todas las marcas de cámaras réflex o sin espejo (cámaras de objetivos intercambiables) ofrecen una calidad de imagen extraordinaria. Para el día a día de un fotógrafo las diferencias entre cámaras de estas gamas son inapreciables en cuanto a la calidad de imagen.
  • Réflex vs EVIL (sin espejo / mirrorless)
    A día de hoy no hay diferencias de prestaciones entre las cámaras réflex y las cámaras sin espejo. Los dos sistemas cubren perfectamente las necesidades de cualquier fotógrafo. Aquí puedes ver qué es una cámara réflex y qué es una cámara sin espejo.
  • La parte óptica es muy importante (objetivos)
    La calidad óptica y el tipo de objetivo sí marca la diferencia en cuanto a las sensaciones que transmite una foto. Una de las ventajas más importantes de las cámaras de objetivos intercambiables es que podemos elegir el objetivo que mejor se adapta a lo que buscamos transmitir para una escena o al tipo o estilo de fotografía que queremos hacer.

 

Dicho esto, como fotógrafo aficionado, ¿qué criterios seguiría yo a la hora de elegir una cámara?

 

1.- Elige una cámara con la que te sientas cómodo

Como fotógrafo aficionado se trata de disfrutar de la fotografía. Es mucho más importante sentirse a gusto con la cámara y disfrutar con ella que cualquier otro aspecto técnico o de calidad de imagen.

Valora con qué tamaños y pesos estarías a gusto, incluyendo cámara y objetivos, para el tipo de fotografía que te gustaría hacer. El tipo de agarre (grip) también puede influir en las sensaciones a la hora de usar la cámara.

El diseño, la estética, de la cámara no va a influir en la calidad de imagen, pero sí te puede hacer sentir mejor a la hora de usarla y animarte a llevar la cámara siempre que puedas.

 

2.- Réflex vs Sin espejo vs Compacta

Entre réflex y sin espejo a día de hoy no hay diferencias, hay réflex pequeñas y cámaras sin espejo grandes, las prestaciones son básicamente idénticas, por lo tanto es una cuestión de elegir un modelo en concreto, da igual si es réflex o sin espejo.

Con las compactas sí hay diferencias. En una compacta la parte óptica no es intercambiable. La cámara trae un objetivo y con ese objetivo estaremos toda la vida. La ventaja de las compactas es la especialización. Hay compactas por ejemplo muy pequeñas y ligeras, con una óptica de buena calidad. Otras compactas se han especializado en la parte de rango focal (rangos extremos, sobre todo en la parte de teleobjetivo) por ejemplo las compactas súperzoom.

Entonces, si buscas una cámara lo más pequeña posible, posiblemente una compacta de bolsillo de gama media o gama alta sea una buena opción para ti.

Si buscas una cámara con un rango focal muy grande (mucho zoom), posiblemente las súperzoom te ofrezcan una buena relación calidad precio.

Mi elección para cámara de propósito general sería una de objetivos intercambiables: réflex o sin espejo.

 

3.- Tamaño del sensor: 1 pulgada vs Micro 4/3 vs APS-C vs Full Frame

El tamaño del sensor afecta a la calidad de imagen, sobre todo cuando las condiciones de luz no son perfectas. En general, mayor tamaño es mejor.

Pero el doble de tamaño no implica el doble de calidad de imagen, ni mucho menos. De hecho las diferencias en el comportamiento de los sensores van a ser mínimas en condiciones normales, y sólo se van a notar cuando vamos a situaciones extremas con poca luz. Y además van a influir otros factores, como el tipo de objetivo que estemos utilizando con cada cámara.

Entonces, la forma de verlo sería (en general) que las cámaras con sensor más grande te darán un pequeño margen adicional cuando las situaciones de luz sean malas.

Por otra parte, sensores más grandes dan lugar a cámaras más grandes y objetivos más grandes (y normalmente más caros)

Para un fotógrafo aficionado cualquiera de los formatos intermedios: Micro 4/3 o APS-C, ofrecen prestaciones más que suficientes y creo que se pueden conseguir los equipos con mejor relación calidad precio.

Si prefieres una compacta para reducir al máximo tamaño y peso, los sensores de 1 pulgada ofrecen también muy buenas prestaciones. Por debajo de ese tamaño creo que ya estaríamos sacrificando un poco de calidad.

 

4.- Controles manuales

Este requisito es fundamental. Si la cámara no incluye modos manuales (es decir, sólo tiene modos automáticos) no la compres.

Todas las réflex y cámaras sin espejo incluyen modos manuales. Las compactas de gamas medias y altas también.

Cuando hablamos de modos manuales o controles manuales quiere decir que el fotógrafo tiene el control de los parámetros de exposición: apertura del objetivo, velocidad de obturación y sensibilidad (ISO)

Es importante porque en los modos automáticos es la cámara la que decide, en función de su programación interna. Pero la cámara no sabe qué es lo que queremos resaltar de una escena o qué parámetros son más importantes en ese momento desde un punto de vista artístico.

 

5.- Visor

En general yo recomiendo una cámara con visor, da igual que sea óptico o electrónico.

Todas las réflex tienen visor óptico.

En las cámaras sin espejo las hay que incluyen visor (electrónico en este caso) y también las hay que apuestan por un tamaño lo más pequeño posible y que no incluyen visor (o lo incluyen como dispositivo externo)

El visor es muy útil porque hace que nuestro ojo tenga el mismo campo de visión que la cámara, nos aisla del entorno, nos ayuda a encuadrar y nos permite ir adquiriendo una ‘visión fotográfica’

 

6.- Características concretas en función del tipo de fotografía

Lo criterios de decisión que hemos visto hasta ahora serían como el trazo grueso. Para mí son los más importantes, porque en general todas las cámaras nos van a ofrecer muchas características y flexibilidad suficiente para la mayoría de las situaciones y usos.

Luego estarían las características o extras que nos pueden ayudar o facilitar la tarea en determinadas situaciones.

Si vas a usar la cámara también para vídeo, echa un vistazo a estas recomendaciones antes de elegir.

Para fotografía, ¿en qué características me fijaría?

 

  • Pantalla articulada / táctil
    La pantalla articulada nos facilita la vida en determinadas situaciones. Por ejemplo, si vas a hacer fotografía macro viene muy bien, o si tienes que usar la cámara entre mucha gente y tienes que encuadrar con la cámara por encima de tu cabeza. La pantalla táctil también es muy práctica para fotografía macro, ya que te permite enfocar con un toque la zona de la escena que te interesa, y en general hace más rápido el acceso a las opciones del menú. En cualquier caso, para el 90% de las situaciones en fotografía no son características vitales, ni siquiera importantes.
  • Zapata de flash
    El pequeño flash integrado que incluyen algunas cámaras prácticamente no lo usaremos nunca. Pero sí es importante que la cámara incluya zapata de flash, para poder trabajar con flashes externos. Las cámaras de gama media pueden sincronizar hasta 1/200 o 1/250 de segundo. Las cámaras de gama alta suelen tener opción de sincronización a alta velocidad. Para la mayoría de situaciones la sincronización estándar es suficiente.
  • Sistema de enfoque automático
    Lógicamente, cuanto más rápido y fiable sea el sistema de enfoque mejor. Todas las cámaras ofrecen en la actualidad sistemas de enfoque muy buenos y las diferencias en prestaciones son mínimas. Sólo en situaciones extremas vamos a ver diferencias apreciables, por ejemplo cuando tenemos que fotografiar objetos que se mueven a bastante velocidad: deportes, animales en movimiento, niños…
  • Estabilizador integrado
    Algunas marcas ofrecen estabilización óptica en sus objetivos, otras ofrecen estabilización integrada en el cuerpo de la cámara. El estabilizador nos ayuda cuando necesitamos disparar a mano alzada, para minimizar el riesgo de vibraciones o temblores que nos darían una imagen movida (trepidada). A mí personalmente me gustan las cámaras que incluyen estabilizador en el cuerpo, porque así puedo usar objetivos sin estabilización (por ejemplo objetivos antiguos de cámaras de película), pero cualquiera de los dos sistemas puede funcionar muy bien.
  • Velocidad máxima de obturación
    La mayoría de las cámaras réflex y sin espejo permiten disparar hasta 1/4000. Las cámaras de gama alta para uso profesional suelen llegar a 1/8000. Y algunos modelos (tanto de gama media como alta) incluyen obturador electrónico que permite velocidades de 1/16000 o 1/32000. La velocidad máxima de obturación es útil en situaciones de mucha luz, por ejemplo en fotografía de paisajes o en determinadas situaciones. Esos pasos adicionales de velocidad de obturación nos dan más flexibilidad para jugar con la apertura del objetivo, sin tener que llegar a cerrar mucho el diafragma o tener que usar filtros de densidad neutra. Para el 99% de las situaciones que podamos encontrar como fotógrafos aficionados, la velocidad de 1/4000 nos sirve.

 

7.- El sistema y su ecosistema

Cuando vamos a comprar una cámara tenemos que pensar en el futuro, al menos a medio plazo. Es importante sobre todo con cámaras de objetivos intercambiables.

Cada cámara de objetivos intercambiables (réflex o sin espejo) pertenece a un sistema, y esto tiene que ver con el tipo de montura: la parte donde se une el objetivo con la cámara. Un sistema incluye las cámaras y todos los objetivos del mercado que son compatibles (vamos a decir: de forma directa) con ese modelo de cámara.

Cada marca tiene uno o varios sistemas. Por ejemplo:

  • Canon tiene actualmente 3 sistemas diferentes:
    Canon EOS EF/EF-S – El sistema que usan sus cámaras réflex
    Canon EOS M – Cámaras sin espejo con sensor APS-C
    Canon EOS R – Cámaras sin espejo con sensor Full Frame / gama profesional
  • Nikon tiene 2 sistemas:
    Nikon F – El sistema que usan sus cámaras réflex
    Nikon Z – Cámaras sin espejo con sensor Full Frame
  • Olympus y Panasonic comparten el sistema Micro 4/3
  • Sony tiene 2 sistemas:
    Sony A – Su gama de cámaras réflex
    Sony E – Gama de cámaras sin espejo
  • Fujifilm tiene el sistema X para sus cámaras sin espejo

 

En resumen, cuando compras una cámara tendrás a tu disposición un catálogo de objetivos compatibles.

La idea es que antes de comprar te hagas una idea de cuáles son los objetivos que te interesaría tener a corto o medio plazo, y calcular el presupuesto conjunto, incluyendo cámara y objetivos.

También, si tienes amigos o conocidos con una determinada marca (sistema), puede ser interesante entrar en ese mismo sistema para compartir objetivos, o para que te presten objetivos para que los puedas probar antes de decidirte a comprarlos.

En cualquier caso, todas las marcas que hemos comentado tienen catálogos bastante amplios y no tendrás problemas para encontrar objetivos que se adapten a tus necesidades y presupuesto (teniendo en cuenta, eso sí, que la fotografía es una afición bastante cara).

 

8.- No comprar el modelo que justo acaba de salir al mercado

A menos que busques una característica muy muy concreta que no tengan otros modelos, en general no es muy buena idea comprar el último modelo que sale al mercado, al menos interesa dejarlo reposar unos meses.

En primer lugar porque los precios de salida suelen estar algo inflados, y pasado cierto tiempo bajan hasta unos niveles más acordes a la gama y al precio de mercado.

En segundo lugar puede ocurrir que el nuevo modelo tenga problemas de diseño (no es frecuente) o que necesite actualizaciones de firmware para corregir ciertos problemillas. Si compras la cámara pasados unos meses de rodaje, seguramente ya estará actualizada a la versión más estable o como mucho tendrás que hacer una actualización.

En tercer lugar, en muchas ocasiones la evolución o mejoras entre un modelo y su sucesor estará en funciones secundarias y extras, más por temas de marketing, que muchas veces ni se utilizarán. Tienes que valorar si vale la pena pagar más por esas pequeñas mejoras o si te valdría con las prestaciones del modelo anterior.

 

9.- Objetivo de kit (pisapapeles)

Las cámaras de objetivos intercambiables se suelen vender en un pack o kit inicial, con un objetivo, por ejemplo en las réflex suele ser un 18-55mm

Este objetivo suele ser bastante básico en cuanto a calidad óptica y construcción. Hubo una época en que algunos de estos objetivos eran realmente malos, y se les pasó a denominar ‘pisapapeles’ (algo inútil que va a estar en la estantería y no lo vas a usar nunca)

Hay que decir que en la actualidad la mayoría de estos objetivos de kit tienen una calidad aceptable. No son súper nítidos, están fabricados en plástico fundamentalmente, etc. pero no son un desastre.

En cualquier caso, ¿vale la pena comprar el kit con uno de estos objetivos o es mejor comprar sólo el cuerpo y un objetivo de más calidad aparte?

En general, para un usuario principiante, yo recomiendo comprar el kit con el objetivo básico:

  • Vas a tener un primer objetivo con el que probar la cámara y con el precio del kit el objetivo sale prácticamente gratis o muy barato
  • Con ese objetivo vas a poder ver con qué focales (dentro de su rango) te sientes más a gusto y se ajustan más a tu estilo. Y a partir de ahí puedes decidir con más criterio cuál será tu siguiente objetivo, por ejemplo un fijo que corresponda con esa focal que más usas.
  • Con el rango focal del objetivo de kit (18-55mm o similar) vas a cubrir el 90% de las situaciones, por ejemplo si vas de viaje y sólo te apetece llevar un objetivo.

 

10.- Cámara para toda la vida

Es decir, la cuestión sería: ¿me compro una cámara más básica que igual me limita a medio plazo o me compro una cámara de gama alta que me valdrá para toda la vida?

La verdad es que en fotografía digital creo que las cosas no funcionan así.

Para un usuario normal, es muy difícil que una cámara actual de gama media le llegue a limitar o no le permita seguir aprendiendo y evolucionando como fotógrafo. Todas las cámaras tienen sus límites físicos o tecnológicos, pero sabiendo esos límites, es el fotógrafo el que se tiene que adaptar para usar la técnica más adecuada.

Cuando un fotógrafo tiene mucha experiencia y tiene muy claro su tipo de fotografía (por ejemplo si le gusta sobre todo la fotografía macro, o fotografía de estrellas, o retrato, o fotografía de producto…) o su estilo. Llega un momento en que de forma natural buscará una herramienta que le facilite el trabajo o que le proporcione más margen de maniobra. Quizás cambie de sistema, o quizás cambiará a una cámara de gama más alta, o quizás invertirá en un determinado objetivo… Buscará la herramienta más adecuada para él, que no tiene por qué ser la más cara.

Y por otra parte habrá usuarios que sigan usando su cámara de gama media de 10 años, que les seguirá dando las mismas satisfacciones, y que no tienen necesidad de actualizar.

 

 

 

Cámaras recomendadas para principiantes

 

Cualquiera de las réflex de entrada de Nikon

Son los modelos de la serie D3000 de Nikon: D3300, D3400, D3500

Cámaras muy completas, que ofrecen una calidad de imagen excelente tanto en fotografía como en vídeo. Tienen visor óptico (es una réflex) y su pantalla trasera es fija, no es articulada.

 

Nikon D3400 - Cámara réflex gama entrada

 

Son cámaras muy sencillas de usar y permiten un control muy intuitivo de todos los parámetros.

Para la D3400 /D3500 tienes el catálogo de objetivos de Nikon y de terceras marcas. Puede usar objetivos de tipo AF-S y AF-P. Aquí tienes unos cuantos objetivos recomendados para réflex de Nikon.

 

Y si puedes subir un poco tu presupuesto, las cámaras de la serie D5000 de Nikon (D5300, D5500, D5600…) te van a ofrecer la misma calidad de imagen pero además un plus en cuanto a usabilidad y características extra, por ejemplo la pantalla articulada.

Echa aquí un vistazo a las cámaras recomendadas en gama media.

 

Cualquiera de las cámaras de gama intermedia de Canon

Por ejemplo la Canon EOS 200D (Rebel SL2) o la Canon EOS 800D (Rebel T7i)

La 800D es un poco más completa, pero por relación calidad precio y su tamaño, creo que para un principiante elegiría la 200D.

Es una cámara réflex (con visor óptico) pequeña y relativamente ligera. Permite control manual de todos los parámetros. Ofrece muy buen rendimiento tanto en fotografía como en vídeo. Es una cámara muy equilibrada en cuanto a prestaciones, tamaño, peso y su relación calidad precio es muy buena.

 

Canon EOS 200D / Rebel SL2

 

Es muy cómoda de usar, con pantalla totalmente articulada y táctil.

Y tienes a tu disposición todo el catálogo de objetivos de Canon y de terceras marcas compatibles con este sistema. Aquí tienes algunos objetivos recomendados para cámaras réflex de Canon. De todas formas el objetivo que suele incluir en el kit básico (18-55mm STM) ya ofrece una calidad óptica más que aceptable.

 

 

Más información sobre la Canon 200D / Rebel SL2

 

Olympus OM-D E-M10

Es una cámara que me encanta personalmente. Es sin espejo (EVIL), tiene un visor electrónico de gran calidad además de la pantalla trasera táctil y abatible (hacia arriba y hacia abajo). Es pequeña y ligera, y además los objetivos de este sistema (sistema Micro 4/3 de Olympus y Panasonic) son más pequeños y ligeros que los correspondientes a cámaras réflex, así que es perfecta para llevar la cámara siempre encima a cualquier sitio.

Olympus OMD EM10 mark III

 

Ofrece muy buena calidad de imagen y es una cámara para toda la vida. El diseño exterior está basado en las antiguas cámaras analógicas OM de Olympus.

Es muy fácil de usar. Dispone de 2 diales para configurar los parámetros de exposición, con lo que permite un control muy rápido y preciso.

La E-M10 tiene a su disposición todo el catálogo de objetivos de Olympus, Panasonic y terceras marcas que fabrican objetivos para Micro 4/3. Además es muy fácil adaptar y usar objetivos antiguos de cámaras analógicas.

 

 

Aquí tienes más información sobre las Olympus OM-D E-M10

 

 

Gama media de cámaras sin espejo de Sony

Cualquier modelo de la serie a6000 de Sony:  a6000, a6300, a6400, a6500

 

Sony a6000 - Cámara recomendada para principiantes

 

Son cámaras sin espejo, muy pequeñas, que montan un sensor APS-C (como las réflex de Canon o Nikon). Desde el punto de vista de la calidad de imagen sus prestaciones son idénticas a las de cualquier réflex de estas gamas.

La a6000 sigue siendo a día de hoy una cámara excepcional, tanto para fotografía como para vídeo. Las versiones posteriores han introducido mejoras, pero sobre todo relacionadas con la parte de vídeo.

Por relación calidad precio me quedaría con la a6000

El objetivo que suele venir en el kit es perfecto para viajar y para llevar la cámara siempre encima, es pequeño y se retrae en modo de transporte. Pero para sacarle todo el partido a la cámara es recomendable comprar un objetivo de mayor calidad óptica. Aquí tienes algunos objetivos recomendados para cámaras Sony

 

 

Más información sobre la Sony a6000

 

 

Gama media de cámaras sin espejo de Fuji

El sistema de cámaras sin espejo de Fujifilm es excelente, tanto sus cámaras como los objetivos Fujinon.

 

Fujifilm - Fuji X-T100 cámara sin espejo para principiantes

 

Son cámaras con una estética retro muy atractiva, son pequeñas y ligeras, y con una distribución de botones y diales que hace muy agradable y sencillo su uso.

En la gama media estarían por ejemplo la X-T100, la X-T10 o la X-T20.

La X-T10 y la X-T20 son versiones con funcionalidades reducidas de los modelos para uso profesional: X-T1 y X-T2. Mientras que la X-T100 es un modelo intermedio, más orientado al usuario que comienza con cámaras de objetivos intercambiables.

Yo elegiría cualquiera de esos modelos. Si tu presupuesto te lo permite, la X-T2 es una cámara muy completa y equilibrada. Pero por relación calidad precio probablemente la X-T100 sea una buena opción dentro del sistema Fuji.

Precios y ficha de producto de la X-T100:

 

Precios y ficha de producto de la X-T20:

 

 

Canon EOS M50

Esta cámara forma parte del sistema M de Canon, cámaras sin espejo de objetivos intercambiables con sensor APS-C.

 

Cámara sin espejo Canon EOS M50

 

Tiene unas prestaciones muy buenas, en cuanto a calidad de imagen sería equivalente a cualquiera de las Canon de gama media (200D, 800D, 77D). Incluye grabación de vídeo en 4K aunque con algunas limitaciones, como el factor de recorte adicional (ángulo de visión más estrecho que en Full HD) y el hecho de que en 4K desactiva el sistema de enfoque Dual Pixel, con lo que el enfoque en 4K pasa a ser regular o malo comparado con el excelente enfoque de estas cámaras en modo Full HD. Digamos que el 4K es usable, pero es más un reclamo publicitario que otra cosa.

Es una cámara pequeña y ligera, perfecta para llevar siempre encima, para viajes, etc.

La única duda o pega con esta cámara es que el sistema M (objetivos EF-M) tiene un catálogo algo justo de objetivos. Se pueden usar objetivos EF/EF-S (los objetivos de las réflex de Canon) mediante un adaptador, que en general funciona muy bien, pero en ese caso se pierde un poco la filosofía de cámara pequeña y equipo ligero.

Entonces, ¿es una cámara recomendable?

Sí, es una cámara que recomendaría, me gusta mucho, pero antes tienes que valorar si el catálogo de objetivos M va a cubrir tus necesidades a corto plazo o si no te importa usar objetivos EF con el adaptador en situaciones en las que no cubran los objetivos nativos del sistema M.

Si tienes una réflex de Canon que se ha quedado un poco desfasada puede ser una buena opción a la hora de actualizar tu equipo ya que podrías reutilizar todos tus objetivos (comprando el adaptador).

 

 

Más información, opiniones y características de la Canon EOS M50

 

¿Y las réflex de entrada de Canon?

Si tu presupuesto va muy justo, las réflex de gama de entrada de Canon pueden ser una opción. Te van a ofrecer una calidad de imagen similar a cualquier otra réflex.

Son cámaras diseñadas y fabricadas para competir en precio, y suelen ser los modelos réflex más baratos. Las series de 4 cifras de Canon: 1200D (Rebel T5) , 1300D (Rebel T6), 2000D (Rebel T7), 4000D (Rebel T100)

En general estas cámaras ahorran en la parte de materiales de construcción (cuerpo de plástico) y la tecnología que utilizan (sensores, procesadores…) son reutilizados de generaciones anteriores de modelos de gama más alta.

Además se suelen comercializar en kits con objetivos cuyas versiones son ya algo antiguas (objetivos nuevos pero con un diseño y una calidad óptica que están un poco por debajo de los modelos más recientes)

Entonces, a modo de resumen. Si tu presupuesto va muy justo son cámaras que te van a ofrecer una calidad de imagen similar a cualquier otra réflex, sobre todo si te haces con un objetivo de mejor calidad (por ejemplo un 50mm f/1.8 por unos 100 euros).

Aquí tienes un resumen de las cámaras réflex de entrada de Canon