Trípodes y cabezales recomendados para vídeo

Te recomendamos algunos modelos de trípodes para vídeo con buena relación calidad precio en función del uso y del tipo de vídeo que vayas a grabar

 

 

 

Trípodes: diferencias entre fotografía y vídeo

La utilidad básica del trípode es la misma para fotografía y para vídeo: proporcionar una posición estable a la cámara, para evitar vibraciones, temblores y movimientos no deseados.

En fotografía normalmente la posición de la cámara es fija para cada toma. Queremos que la cámara no se mueva durante el tiempo de exposición.

En vídeo por otra parte intervienen los movimientos de cámara, que son muy importantes para dar dinamismo en determinadas tomas. Los movimientos típicos con trípode son los de barrido horizontal o panorámica (pan) y barrido vertical (tilt)

Esos movimientos de giro tienen que ser muy suaves, sin saltos y con velocidad constante, de lo contrario resultan bastante molestos a la vista.

Por lo tanto el reto en vídeo es más exigente: por una parte el trípode en sí tiene que proporcionar una gran estabilidad para evitar vibraciones y por otra parte el cabezal tiene que permitir movimientos muy suaves de cámara.

 

Rótulas o cabezales para vídeo

Vamos a comenzar por el cabezal porque es el elemento que puede condicionar las características de los demás elementos del trípode.

En principio vamos a diferenciar dos tipos de cabezales:

  • Cabezal fijo. Si vamos a realizar siempre tomas con un encuadre fijo podemos utilizar prácticamente cualquier tipo de rótula: de bola, de 2 o 3 vías, etc. En estos casos te servirá prácticamente cualquier trípode, preferiblemente de gama media o media alta con la rótula que más te convenga en función del uso y el peso de la cámara (y accesorios)
  • Cabezal fluido. Si queremos realizar movimientos de cámara desde el trípode vamos a necesitar un cabezal fluido de cierta calidad. Los cabezales de 2-3 vías e incluso algunas rótulas de bola incluyen la posibilidad de realizar giros horizonales (paneos) pero no tienen fluido interno, sólo un material de fricción sólido, con lo que es muy difícil, por no decir imposible, conseguir movimientos suaves, sin saltos y a velocidad constante.

 

Sobre los cabezales con fluido interno

En las rótulas o cabezales fijos el sistema no deja de ser un mecanismo de fuerza bruta. Una vez que se consigue la posición deseada de la cámara, se fija mediante uno o varios tornillos que ejercen presión sobre las partes móviles.

El cabezal fluido es bastante diferente, es un sistema mucho más delicado en el que hay un equilibrio entre conseguir estabilidad y permitir un movimiento suave, sin saltos y con cierta inercia en los dos ejes: pan / tilt.  Un cabezal fluido con buenas prestaciones y calidad de materiales suele ser en general bastante caro.

En los cabezales fluidos cada eje suele tener internamente un conjunto de láminas enfrentadas. Entre estas láminas hay un líquido viscoso, normalmente algún tipo de aceite. Aunque las láminas están separadas, no rozan directamente entre sí, el movimiento no es libre ya que el fluido ofrece cierta resistencia al movimiento. Para controlar el nivel de fricción se pueden juntar o separar las láminas de tal forma que el fluido tiene menos espacio para fluir entre las láminas y ofrecerá más o menos resistencia al movimiento.

A diferencia de la fricción mecánica (fricción entre dos sólidos), la fricción que proporciona el fluido es muy suave y el movimiento es muy constante, sin saltos o parones, y el equipo adquiere una inercia que ayuda a mantener esa suavidad de movimientos. Cuanto más pesado sea el equipo, más inercia y más suavidad en los movimientos (siempre que el cabezal pueda soportar ese peso).

 

Importante: El cabezal ayuda a realizar los movimientos de cámara con suavidad, pero ningún cabezal va a hacer los movimientos por ti. Hace falta cierta experiencia para colocar el equipo sobre el cabezal (para equilibrarlo correctamente) y para conseguir movimientos suaves. Y también hay que adaptarse a cada modelo de cabezal, o mejor dicho, a la combinación de cabezal + equipo de grabación. También hay que tener en cuenta que cada cabezal tiene su zona de fricción óptima, que es donde mejor funciona y donde da mejores sensaciones. Y por último, el funcionamiento o las sensaciones también dependerán de factores externos como la temperatura, que afecta a la viscosidad del fluido.

 

Algunos modelos incluyen un sistema de anti balanceo o contrapeso (counterbalance, para el cabeceo) de tal forma que cuando la carga está correctamente equilibrada (centro de gravedad de la cámara con respecto al trípode y ajuste del sistema anti balanceo) el cabezal se mantiene en el ángulo en el que lo dejemos sin necesidad de bloquear el movimiento vertical.

El sistema anti balanceo es muy útil. Si el cabezal no tiene anti balanceo es el operador de cámara el que tiene que compensar en todo momento la fuerza de la gravedad para evitar el cabeceo no deseado de la cámara. Esto es bastante molesto, sobre todo cuando tenemos que realizar tomas con la cámara inclinada y trabajamos con equipo con cierto peso.

 

En los modelos más avanzados se puede controlar la fricción de cada eje mediante una rueda o algún dispositivo de control. Y en todos los modelos, independientemente de su gama, se pueden bloquear los ejes en la posición que deseemos para realizar tomas fijas.

En el caso de los cabezales con fluido interno es muy importante dejar un margen con respecto a la carga máxima que indica el fabricante. Es decir, si el equipo con el que vas a trabajar pesa 2Kg, yo elegiría por ejemplo un cabezal que soporte como mínimo 4-6Kg, así alargaremos la vida útil del cabezal y tendremos margen para situaciones puntuales en las que lo usemos con más carga de la prevista inicialmente.

Tampoco hay que pasarse, ya que lógicamente el precio se incrementa bastante a medida que aumenta la carga máxima soportada. Y también aumentamos innecesariamente el peso y volumen del trípode.

 

Base plana vs base semiesférica

Los cabezales con base semiesférica tienen en la parte inferior una semiesfera que se utiliza para nivelar perfectamente la cámara con respecto a la horizontal, de tal forma que al hacer un barrido, un movimiento de cámara horizontal no se produzcan efectos indeseados de inclinación.

 

Cabezal fluido para video con base semiesférica

 

Estos cabezales se tienen que usar con trípodes de tipo ‘bowl’ o de cazoleta:

Trípode de tipo bowl o de cazoleta

 

La base semiesférica del cabezal encaja en la cazoleta del trípode (tienen que tener el mismo diámetro, porque hay de varios tamaños estandarizados) y  permite nivelar fácilmente la cámara con respecto a la horizontal sin necesidad de regular la altura de las patas. Puede parecer una tontería, pero nivelar con las patas del trípode es muchísimo más tedioso y hace perder más tiempo.

Ten en cuenta que los cabezales con base semiesférica no se pueden usar directamente en trípodes de fotografía ni en otros dispositivos como sliders o similares. La semiesfera forma parte del cabezal, no se puede quitar en esos modelos.

 

Los cabezales con base plana se pueden usar en cualquier trípode de fotografía o dispositivo que tenga la rosca correspondiente (3/8 de pulgada). La base es como la de cualquier rótula o cabezal de fotografía.

 

Cabezal de vídeo con base plana - Manfrotto 502AH

 

Para usar un cabezal con base plana en un trípode de cazoleta hay que comprar un adaptador, simplemente hay que tener en cuenta el diámetro de la cazoleta. Los diámetros estándar son 60mm / 75mm y 100mm

 

Adaptador semiesfera para cabezal de base plana

 

Se pueden adaptar semiesferas más pequeñas en cazoletas más grandes, por ejemplo: se podría usar una semiesfera de 75mm en un trípode de 100mm (cazoleta) usando un adaptador específico.

Si usamos el cabezal con base plana en un trípode típico de fotografía (sin cazoleta) tendremos que nivelar ajustando la altura de las patas. O podemos usar una base intermedia de nivelación (leveling base).

Base de nivelación / niveladora para cabezal de base plana

Las bases de nivelación suelen tener un ángulo de ajuste bastante más pequeño que las semiesferas en los trípodes de cazoleta, pero para la mayoría de las situaciones, si no tenemos que trabar con equipo pesado, cubren perfectamente las necesidades.

A la hora de elegir una base de nivelación tienes que ver su carga máxima y como en el caso de trípodes y cabezales interesa elegir con cierto margen.

 

 

Cabezales para vídeo recomendados

Más abajo tienes los precios actualizados y en la sección de trípodes específicos para vídeo tienes también trípodes completos con buena relación calidad precio.

Ten en cuenta que los cabezales para vídeo son muy caros. Los cabezales de gama baja en general no van a dar buenos resultados en los movimientos de cámara (aquí entraríamos en lo que cada uno considere buen o mal resultado) y a medio / largo plazo suelen dar problemas.

En la gama media baja podemos encontrar modelos de Manfrotto, Benro, Gitzo, Sachtler… que funcionan muy bien y son fabricantes reconocidos. En este tramo hablamos de cabezales que están por debajo de los 1000 euros.

En la gama media y gama media alta podemos encontrar modelos de fabricantes como Sachtler, E-Image, Cartoni… Estaríamos hablando de precios que van desde los 1000 a 5000 euros.

En la gama alta profesional (cine, producciones con equipo pesado, etc.) estaríamos hablando de cabezales por encima de los 10.000 euros.

Para un uso normal, con cámaras réflex / EVIL y un equipo auxiliar típico (foco, monitor externo, micrófono / sistema de audio…) que en muchos casos no llegará a 2kg, un cabezal de gama media ofrece ya unas prestaciones excelentes.

Cabezales recomendados:

 

Manfrotto 500AH / 502AH

En general creo que es una de las mejores opciones por calidad precio. Son cabezales robustos, muy bien construidos, que funcionan muy bien y no suelen dar problemas a medio / largo plazo (lógicamente dependerá del uso)

Son cabezales con base plana que podemos usar en cualquier trípode o dispositivo con rosca de 3/8 de pulgada. Las versiones con base semiesférica son la 500A y la 502A

 

Manfrotto 500AH

  • Soporta hasta 5kg de carga
  • Placa de liberación rápida, el modelo compatible es la 500PLONG
  • Sistema de anti balanceo (vertical / tilt) fijo que soporta hasta 2.4 kg
  • Peso del cabezal: 900g
  • Control de fricción vertical (tilt). La fricción para panorámicas se puede controlar mediante un tornillo pero no es tan efectivo como el control de fricción vertical.
  • La rueda y el tornillo de control de fricción se utilizan también para bloquear la posición
  • El mango se puede colocar en ambos lados y con la inclinación que queramos.
  • Incluye conector de 3/8 de pulgada en el lateral izquierdo, para conectar dispositivos extra (iluminación, sonido, monitor externo, etc.)
  • Incluye burbuja de nivel
  • Base plana (el modelo 500A es de base semiesférica)

 

Manfrotto 502AH

  • Soporta hasta 7kg de carga
  • Placa de liberación rápida, modelos compatibles:  501PL | 500PLONG | 501PLONG | 504PLONG y 509PLONG
  • Sistema de anti balanceo (vertical / tilt) fijo que soporta hasta 4kg
  • Peso del cabezal: 1.6kg
  • Control de fricción horizontal y vertical. Los dos funcionan muy bien y permiten ajustar con precisión el nivel de rozamiento y la fluidez de giro.
  • Los controles de fricción son independientes de los controles de bloqueo. Es decir, para bloquear en una posición usaremos las ruedas de bloqueo (vertical y horizontal) sin necesidad de tocar la configuración de las ruedas de fricción. Es un sistema mucho más cómodo y práctico.
  • El mango se puede colocar en ambos lados y con la inclinación que queramos.
  • Incluye conector de 3/8 de pulgada en los dos laterales, para conectar dispositivos extra (iluminación, sonido, monitor externo, etc.)
  • Incluye burbuja de nivel
  • Base plana (el modelo 502A es de base semiesférica)

 

Las placas son bastante largas, para permitir ajustar el centro de gravedad del equipo (cámara + objetivo + extras) en el centro del cabezal.

En general, elegiría el 502AH por ser más completo y ofrece más posibilidades y facilidad de uso. Pero ten en cuenta que es un cabezal muy pesado. Si tienes que grabar en exteriores y llevar el trípode a todas partes la diferencia de peso se nota, y quizás el 500AH ofrece ya unas prestaciones más que decentes para la mayor parte de situaciones.

 

 

 

Benro serie S (S6, S7, S8)

Benro tiene también muy buenas opciones en cabezales con fluido interno para vídeo. Los más conocidos y utilizados son los de la serie S. Los modelos inferiores (hasta S6) creo que son demasiado sencillos y no valen la pena. El Benro S6 sería similar al Manfrotto 500AH. Y los modelos S7 y S8 serían similar en prestaciones al Manfrotto 502AH.

 

Benro S6

  • Carga máxima: 6kg
  • Placa de liberación rápida, el modelo nativo es la QR6, compatible con las 501PL
  • Sistema de anti balanceo (vertical / tilt) con ajuste de 4 pasos: 0 | 2kg | 4kg | 6kg
  • Peso del cabezal: 1.2kg
  • Rueda de control de fricción vertical (tilt), que funciona muy bien. No hay control de fricción horizontal (pan). El tornillo que sirve de bloqueo horizontal lo podemos usar para controlar un poco la fricción, pero los resultados no son espectaculares, es preferible usarlo en la posición de desbloqueo total
  • Tiene palanca de bloqueo vertical (independiente de la rueda de fricción) y tornillo de bloqueo horizontal.
  • El mango se puede colocar en ambos lados y con la inclinación que queramos. Y además es extensible para tener más precisión en los movimientos si fuera necesario.
  • Incluye nivel de burbuja que se puede iluminar (usa una pila pequeña)
  • Base plana

 

Benro S7

  • Carga máxima: 7kg
  • Placa de liberación rápida, el modelo nativo es la QR6, compatible con las 501PL
  • Sistema de anti balanceo (vertical / tilt) con ajuste de 4 pasos: 0 | 2.5kg | 4.5kg | 7kg
  • Peso del cabezal: 1.45kg
  • Rueda de control de fricción vertical (tilt). Rueda de control de fricción horizontal (pan)
  • Palancas de bloqueo independientes (una para bloqueo vertical y otra para bloqueo de giro horizontal)
  • El mango se puede colocar en ambos lados y con la inclinación que queramos. Y además es extensible para tener más precisión en los movimientos si fuera necesario.
  • Incluye nivel de burbuja que se puede iluminar (usa una pila pequeña)
  • Base plana

 

Benro S8

  • Carga máxima: 8kg
  • Placa de liberación rápida, el modelo nativo es la QR13, compatible con las 501PLONG / 504PL
  • Sistema de anti balanceo (vertical / tilt) con ajuste de 4 pasos: 0 | 2.5kg | 5kg | 8kg
  • Peso del cabezal: 2.4kg
  • Rueda de control de fricción vertical (tilt). Rueda de control de fricción horizontal (pan)
  • Palancas de bloqueo independientes (una para bloqueo vertical y otra para bloqueo de giro horizontal)
  • El mango se puede colocar en ambos lados y con la inclinación que queramos. Y además es extensible para tener más precisión en los movimientos si fuera necesario.
  • Incluye dos conectores hembra de 3/8 de pulgada (uno en cada lateral), para conectar dispositivos extra (iluminación, sonido, monitor externo, etc.)
  • Incluye nivel de burbuja que se puede iluminar (usa una pila pequeña)
  • Base plana

 

 

 

 

Manfrotto Nitrotech

Es una opción muy interesante si vas a usar muchas combinaciones de equipo: diferentes cámaras, objetivos, accesorios, etc.

La idea de esta línea Nitrotech de Manfrotto es que el sistema de anti balanceo está basado en un pistón con nitrógeno comprimido, a diferencia de los sistemas que hemos visto en los trípodes anteriores, basados en muelles. El pistón se puede regular y ajustar para cualquier peso entre 0 y 8kg, por lo tanto es mucho más cómodo y preciso.

 

Manfrotto Nitrotech N8

  • Carga máxima: 8kg
  • Placa de liberación rápida, compatible con 504PLONG
  • Sistema de anti balanceo (vertical / tilt) con ajuste continuo de 0 a 8kg por pistón de nitrógeno comprimido
  • Peso del cabezal: 2.2kg
  • Rueda de control de fricción vertical (tilt). Rueda de control de fricción horizontal (pan)
  • Palancas de bloqueo independientes (una rueda para bloqueo vertical y una palanca para bloqueo de giro horizontal)
  • El mango se puede colocar en ambos lados y con la inclinación que queramos.
  • Incluye nivel de burbuja que se puede iluminar (usa una pila pequeña)
  • Base plana

 

 

 

 

El trípode ideal para vídeo

Ya hemos hablado de los cabezales, ahora toca hablar del trípode.

En este artículo que comentábamos las características y tipos de trípodes ya llegamos a la conclusión de que no existe un trípode perfecto que cubra todas las situaciones:

 

  • Que proporcione la máxima estabilidad posible
  • Que sea usable y facilite el trabajo del fotógrafo
  • Que sea pequeño y ligero a la hora de transportarlo
  • Que tenga una altura suficiente para trabajar cómodamente en la mayoría de situaciones
  • Que permita configuraciones muy flexibles: altura variable, movilidad independiente de las patas, movilidad de la columna…
  • Que tenga una buena relación entre prestaciones y precio
  • Que no cueste una fortuna

 

En el caso del vídeo tenemos además el añadido de los movimientos de cámara, y aunque esto está relacionado fundamentalmente con el cabezal, ten en cuenta que los movimientos de cámara transmiten la tensión (fuerzas laterales) a las patas, sobre todo los movimientos de paneo horizontal.

Es decir, si tenemos un buen cabezal de vídeo pero lo montamos sobre un trípode que aporta poca estabilidad, vamos a estropear los movimientos de cámara.

Lo ideal para vídeo es tener un trípode lo más pesado y robusto posible, que absorba perfectamente las inercias del equipo (sobre todo con equipos pesados) y cualquier tensión o vibración provocada por el giro del cabezal.

Si vas a grabar siempre en un determinado lugar (lo que sería tu estudio de grabación) entonces un trípode de estudio es posiblemente la mejor opción.

Si vas a grabar en muchos lugares tendrás que encontrar un equilibrio entre estabilidad y portabilidad. Quizás un trípode de carga media si no vas a hacer muchos viajes (avión, etc.) o un trípode ligero de viaje lo más estable posible si necesitas moverte mucho con el equipo.

 

 

Trípodes para grabar en estudio

Para situaciones en las que grabamos la mayor parte del material en un mismo entorno, es decir, lo que sería nuestro plató de grabaciones: un estudio real, una habitación que tenemos habilitada como set de grabación, o si utilizamos varias habitaciones y lugares de la casa para diferentes tomas, etc.

Qué opciones serían interesantes:

 

Los trípodes específicos para vídeo suelen tener varias características:

  • Suelen ser trípodes de tipo bowl o de cazoleta. La parte superior, donde conectaría el cabezal, tiene forma de cazoleta o cuenco, donde se puede acoplar una semiesfera que sirve para nivelar el cabezal.
  • Las patas son más anchas para aportar más estabilidad. Las secciones superiores suelen estar formadas por 2 tubos paralelos (en lugar de un único tubo) para conseguir una rigidez mayor, sobre todo en la zona de unión con el cabezal.
  • Las patas suelen incluir un estabilizador, una barras de unión que conectan las patas a media altura o a nivel del suelo. Estas barras aportan un extra de rigidez al conjunto
  • Las suelas de goma de las patas suelen ser más grandes para tener más superficie de apoyo y evitar que resbalen
  • Las patas se pueden conectar con un sistema de ruedas (dolly) para hacer movimientos de cámara o simplemente para mover con más facilidad el conjunto si trabajamos con equipo muy pesado.

 

Algunos trípodes recomendados:

 

 

 

Trípodes para grabar en exteriores

En este caso nos referimos a situaciones de grabación en las que no vamos a saber de antemano qué superficies nos vamos a encontrar, y también debemos tener en cuenta el peso y volumen del trípode porque tendremos que transportarlo, y a veces tendremos que cargar con él si no podemos llegar en vehículo hasta la zona de grabación.

Uno de los elementos contra los que tendremos que luchar es el viento. En el caso del vídeo puede ser especialmente molesto porque puede generar vibraciones y arruinarnos la toma.

Por otra parte, los trípodes de estudio para vídeo pueden ser muy aparatosos y muy pesados si tenemos que cargar con ellos. Aquí tendrás que valorar en qué situaciones prevés que tendrás que grabar, si lo vas a hacer fundamentalmente en entorno urbano y en interiores, el trípode de estudio sigue siendo una buena opción.

En general, si no tienes muy claro en qué lugares vas a tener que grabar, un trípode robusto de fotografía o un trípode de carga media de tipo bowl deberían funcionar perfectamente en la mayoría de situaciones.

Si vas a hacer fotografía y vídeo te puede interesar comprar un trípode con rótula de bola (o la que mejor se adapte a tu tipo de fotografía) y el cabezal de vídeo por separado. Los packs con rótula de fotografía suelen ser más baratos, ya que tienen un mercado más amplio.

También podemos ver la opción de comprar un trípode robusto de tipo bowl que nos serviría tanto para fotografía como para vídeo si compramos el adaptador de base plana a base semiesférica, y tendríamos un excelente sistema de nivelación.

Algunos trípodes recomendados:

 

 

 

 

Trípodes ligeros para viaje

Es quizás la situación más crítica, porque por un lado queremos un trípode robusto y que aporte mucha estabilidad durante la grabación de vídeo y los movimientos de cámara, pero por otra parte el principal criterio va a ser el tamaño y peso de nuestro equipo, sobre todo si tenemos que viajar en avión o simplemente para no ir por ahí arrastrando un trípode pesado con su correspondiente cabezal, etc.

Yo en estos casos valoraría la opción de tener un trípode específico para los viajes y para salir ligero de equipo. Es decir, si vas a grabar en todo tipo de situaciones: en estudio, en exterior (lugares cercanos) y en viajes, creo que es preferible invertir en dos trípodes: uno más robusto de tipo estudio o genérico de fotografía y otro mucho más ligero para viajes.

En un trípode ligero no suele ser muy buena idea llevar un cabezal fluido de carga media o alta, quedará muy descompensado, por distribución de pesos y por las tensiones que generamos en las patas al hacer movimientos de cámara. Tendría que ser un trípode muy robusto y tendríamos que fijarlo muy bien al suelo.

Algunos trípodes ligeros incluyen cabezales de vídeo pequeños, que nos pueden salvar en la mayoría de situaciones. Los cabezales pequeños no suelen dar el mismo rendimiento ni las mismas sensaciones que los cabezales fluidos más grandes, pero pueden ser un buen compromiso en estas situaciones.

Algunos trípodes ligeros recomendados para vídeo: