Por qué usar una réflex para vídeo

Cámara réflex para grabar vídeo
Foto: James Willamor (CC BY-SA 2.0)

 

En primer lugar hay que decir algo que es de cajón: las cámaras de fotos están pensadas para hacer fotos, y las videocámaras están pensadas para grabar vídeo.

Por ergonomía y funciones, una buena videocámara siempre será mejor (más usable) que una cámara de fotos.

Pero por otra parte, una cámara réflex o mirrorless (sin espejo, de objetivos intercambiables) pueden ofrecer una calidad de imagen y unas prestaciones técnicas a la altura como mínimo de las videocámaras semiprofesionales de gama alta.

¿Por qué las cámaras réflex ofrecen esas prestaciones en vídeo? (a lo largo del artículo nos referiremos a las cámaras réflex, pero lo mismo sería aplicable a las cámaras sin espejo de objetivos intercambiables)

 

Tamaño del sensor

Las cámaras domésticas de vídeo suelen montar sensores de  1/6″ a 1/4″ (3.2 x 2.4 mm). Las cámaras de vídeo semiprofesionales suelen tener sensores de 1/3″ y las profesionales de 1/2″ a 2/3″  (8.8 x 6.6 mm). Es decir, si comparamos con una réflex Full Frame (36x24mm) la diferencia es enorme.

Para que nos hagamos una idea, un sensor APS-C de una réflex sería muy similar en cuanto a área de captación al fotograma de una película de cine de 35mm (Super 35).

La tendencia o evolución de las videocámaras profesionales o para uso en proyectos cinematográficos va hacia los sensores Super 35. Hay ya en el mercado bastantes modelos, que combinan las características de las cámaras de fotos (sensor Super 35 -similar a APS-C- y objetivos intercambiables compatibles con los sistemas réflex o mirrorless) con la ergonomía y funciones extra de las cámaras de vídeo tradicionales.

 

Qué ventajas ofrece un tamaño de sensor mayor:

  • Mayor control sobre la profundidad de campo. Tanto para conseguir los efectos de desenfoque del fondo de la escena (buen bokeh para conseguir ese aspecto cinematográfico) como para lo contrario: tener más profundidad de campo cuando se graba, ya que se puede cerrar más el diafragma con respecto a cámaras con sensor más pequeño.
  • Mejor comportamiento con escasa luz (menor ruido a ISO altos), el rendimiento es espectacular con respecto a las videocámaras de uso doméstico
  • Más calidad de color: mejor rango dinámico. Una de las limitaciones de las videocámaras con respecto a la película de cine ha sido siempre su menor rango dinámico. Sin embargo con sensores más grandes y con la evolución tecnológica de los sensores se ha mejorado bastante el rango dinámico.

 

Desventajas de los sensores grandes:

  • Los sensores grandes generan más calor interno, y el calor produce ruido térmico. Hay que tener en cuenta que en grabación de vídeo el sensor está funcionando de forma continua.
  • Los sensores de las réflex tienen demasiada resolución (muchos megapíxels). La cámara tiene que reducir la información de cada fotograma para que el resultado sea por ejemplo el correspondiente a Full HD a 25 fps (fotogramas por segundo). Esta reducción de la resolución puede producir efectos ópticos no deseados como patrones de Moiré (el típico efecto óptico en las camisas de cuadros o rayas).

 

Variedad de objetivos

Las videocámaras de consumo y de gamas medias incluyen un objetivo zoom, no tienen la posibilidad de cambiar el objetivo.

Como hemos comentado, la tendencia actual va hacia la fusión de los dos mundos, el de la fotografía y el del vídeo. Podemos encontrar cámaras especializadas en vídeo, como las Black Magic, que tienen modelos para diferentes sistemas de objetivos: micro 4/3, EF de Canon, montura PL …

Tener la posibilidad de cambiar el objetivo y usar el más adecuado a cada situación es fundamental para conseguir producciones de calidad.

 

Peso y tamaño

Estas características, sobre todo el tamaño, tienen doble lectura.

Más que el tamaño, el problema con las cámaras réflex es que están pensadas para unas determinadas posturas: agarre, sujeción.. que no tienen nada que ver con la forma de operar con una videocámara semiprofesional o profesional.

Para trabajar de una forma cómoda con una réflex en grabación de vídeo (de una forma profesional o para proyectos profesionales) es casi imprescindible incorporar una serie de complementos extra: soporte para sujeción al hombro, sistema de ayuda al enfoque manual (follow focus), visor externo para acoplar a la pantalla o visor electrónico, sistema de grabación de audio…

Con todo, con la réflex siempre tienes la opción de usarla tal cual, sin equipo extra. Con una videocámara profesional no tienes la opción de quitarle cosas para hacerla más pequeña.

 

Relación calidad / precio

Y aquí está, señoras y señores, el quid de la cuestión.

A la hora de grabar vídeo, una cámara réflex tiene algunas limitaciones técnicas y de ergonomía, pero sin ser una cámara profesional puede producir calidades profesionales de vídeo, sólo comparables a la de una videocámara profesional. Sin embargo los precios de las videocámaras que compiten con (o superan) la calidad ofrecida por las réflex está muy por encima del precio de éstas. De nuevo tendríamos que hablar aquí de la fusión o confluencia de los dos mundos, cada vez se irán reduciendo estas diferencias y no será cuestión de hablar de fotografía vs vídeo, sino de modelos concretos que nos den las prestaciones que necesitamos para un determinado tipo de proyectos.

Dicho de otra forma, a partir de una cámara réflex/mirrorles de gama media se pueden conseguir producciones de vídeo más que decentes. En muchos casos indistinguibles de producciones realizadas con videocámaras de gamas altas.

Para un profesional que trabaje todo el día en vídeo, en producciones que exigen una ‘materia prima’ de muy alta calidad, seguramente será más interesante invertir en un equipo especializado, una videocámara de gama media alta, etc.. y tendrá todas las ventajas de una herramienta diseñada y optimizada para vídeo.

Pero para proyectos esporádicos de vídeo, para youtube, videotutoriales, incluso para producciones semiprofesionales o profesionales, o simplemente porque nuestro presupuesto no alcanza para una inversión en una videocámara profesional: una cámara actual réflex / mirrorles de gama media ofrece unos resultados en vídeo más que dignos.

Algunas cámaras recomendadas para vídeo

 

Vídeo para usuarios no profesionales

Un porcentaje muy alto de los usuarios que compran una cámara réflex lo harán con la idea de hacer fotos exclusivamente.

Otro porcentaje buscará la opción de vídeo como extra indispensable, por ejemplo para grabación de vídeo tutoriales, reviews, vídeo blogs, etc.. para sus canales en youtube o vimeo

Y una minoría muy pequeña buscarán la cámara réflex expresamente para producción de vídeo profesional, y seguramente irán a gamas un poco más altas.

Es decir, la mayoría de usuarios de gama de entrada o intermedia van a usar la cámara tal cual (sin complementos externos para vídeo, sin follow focus, etc.) y lo que necesitan es que la cámara les facilite el proceso de grabación, por ejemplo mediante un sistema de enfoque rápido, que haga seguimiento continuo de objetos (para grabar objetos en movimiento) y que haga transiciones de enfoque suaves de forma automática. Mira cómo funciona el enfoque automático en las cámaras.

En algunos comentarios en foros y en reviews se habla de que en grabación de vídeo sólo se debe usar enfoque manual, que no vale la pena fijarse en los sistemas de seguimiento continuo, etc.. Claro, pero esto se puede hacer con alguna ayuda externa (el sistema follow focus por ejemplo) y si eres un usuario con bastante experiencia, mucha diría yo. ¿Has probado a hacer el seguimiento con enfoque manual a tu hijo montando en bicicleta o jugando al fútbol? Es muy complicado. Es posible que un sistema de seguimiento continuo se despiste a veces o que le cueste un poco reenfocar en algunos casos, pero el 95% del tiempo lo va a hacer mejor que si usamos enfoque manual (hablo de mí o de cualquier usuario no profesional)

 

 

¿Afecta la grabación de vídeo a la vida útil de la cámara?

Ésta es una pregunta recurrente que vamos a tratar de aclarar, porque muchos usuarios pueden pensar que al usar la cámara réflex (o EVIL) para grabar vídeo están reduciendo la vida útil de la cámara.

La vida de una cámara está limitada sobre todo por sus partes mecánicas: el mecanismo del espejo (cámaras réflex) y el obturador mecánico (tanto cámaras réflex como EVIL) suelen ser los elementos que a la larga fallarán en algún momento. Luego hay otros muchos elementos que pueden fallar lógicamente como en cualquier dispositivo mecánico y electrónico, pero estadísticamente, haciendo un buen uso de la cámara, fallará antes un elemento mecánico que un elemento electrónico.

Cuando usamos una cámara réflex para grabar vídeo, el espejo se levanta al inicio de la grabación y lo mismo ocurre con el obturador (el obturador mecánico no está disparando constantemente durante el modo vídeo). Desde el punto de vista de uso de esos elementos mecánicos, un clip de vídeo equivale a una foto. En general, las sesiones de time-lapse en modo foto afectan más a la vida útil de la cámara que las sesiones de vídeo, por eso muchas cámaras incluyen la opción time-lapse en modo vídeo.

Otro tema importante es el calor. Los sensores grandes generan (disipan) más calor y necesitan procesadores más potentes para gestionar toda la información de la imagen (procesadores que también generan más calor). Una cámara réflex/EVIL genera más calor que una videocámara con sensor pequeño. Además las cámaras de fotos suelen ser más pequeñas, algunas están selladas, etc. y todo ese calor se va acumulando en el interior.

Si la cámara está bien diseñada, cuando detecta un sobrecalentamiento de sus elementos internos automáticamente apaga el sistema hasta que la temperatura baja a límites aceptables. Que una cámara de fotos se caliente cuando graba vídeo es normal y si su diseño es correcto no debería afectar a la vida útil. Pero hay que tener en cuenta que estas cámaras no están pensadas para grabar vídeo de forma continua durante horas. La cámara no se va a estropear pero dependiendo del modelo y las condiciones externas podremos tener una limitación de tiempo de grabación continua (debido a sobrecalentamiento). Si llegamos a ese límite se apagará la cámara o pasará a un modo seguro y tendremos que esperar un poco hasta que disipe todo el calor acumulado.

A modo de resumen:

  • La grabación de vídeo no afecta a la vida útil de la cámara
  • Es normal que la cámara se caliente durante la grabación de vídeo
  • Una cámara de fotos está diseñada para hacer fotos, y opcionalmente permite grabar vídeo con muy buena calidad pero con ciertas limitaciones que hay que tener en cuenta (ergonomía, disipación de calor, limitación de tiempo de grabación..)

 

Cámaras réflex vs cámaras sin espejo para vídeo

En el caso de las réflex, el espejo (y por tanto el visor óptico y el sistema de enfoque por detección de fase) deja de estar operativo durante la grabación de vídeo. La visualización se tiene que hacer a través de la pantalla trasera y el sistema de autoenfoque dependerá del sensor de imagen (por contraste, híbrido, dual pixel..)

Una ventaja de las cámaras sin espejo es que el visor electrónico sí está operativo tanto en fotografía como en vídeo, y puede ser muy útil en situaciones de mucha luz. También el visor electrónico ofrece más información sobre la imagen o la escena (histograma en tiempo real, etc.)

La calidad de imagen y las posibilidades en cuanto al tamaño del sensor y los objetivos van a ser similares, va a depender de la marca y modelo en concreto de cámara (no de si se trata de réflex o mirrorless). Lo mismo ocurre con la calidad del sistema de enfoque automático.

El tamaño también puede ser otro factor a tener en cuenta. Las cámaras sin espejo suelen ser más pequeñas y ligeras. Dependerá del uso que vayamos a dar a la cámara.

La autonomía de la batería suele ser mucho mayor en las cámaras réflex (pueden alojar una batería más grande)

 

 

Más:

Listado actualizado de cámaras recomendadas para vídeo

Tan importante como la imagen es la calidad de sonido, sobre todo si grabamos entrevistas o tutoriales, reviews, etc. Puedes mejorar muchísimo la calidad de audio de tus vídeos utilizando algunas técnicas muy sencillas.

Y por supuesto es fundamental una correcta iluminación. Mira aquí algunas ideas para montar un pequeño estudio de grabación de vídeo para youtubers.