Qué objetivo debes comprar sí o sí para tu réflex

El objetivo de 50mm tiene que estar en tu lista de imprescindibles

Objetivo de 50mm - qué cámara réflex

Markus Grossalber (CC BY 2.0)

En primer lugar debes tener en cuenta que cuando leas sobre objetivos normalmente se estarán refiriendo al comportamiento de ese objetivo en una cámara Full Frame. Esto es muchas veces desconcertante para los que empezamos, porque los principiantes no nos compramos una full frame, nos compramos una réflex con sensor APS-C en el 99% de los casos.

Que el sensor sea más pequeño (APS-C con respecto a Full Frame) implica que la distancia focal efectiva del objetivo será mayor, en un factor de 1.5 o 1.6 dependiendo de la marca (más sobre la distancia focal y el factor de recorte del sensor). Y también implica que el comportamiento con respecto a la profundidad de campo será diferente, un sensor más pequeño da una profundidad de campo mayor a igualdad de condiciones (por ejemplo es más difícil conseguir desenfoque selectivo -bokeh- cuanto menor es el sensor)

Dicho esto, vamos por partes:

¿Para qué quiero un objetivo de 50mm?

La distancia focal aquí no es tan importante, no es el criterio decisivo, lo importante es la apertura de estos objetivos. Estamos hablando de objetivos con apertura máxima de f/1.8 o f/1.4

A partir de f/2.8 y por debajo se consideran objetivos luminosos, es decir, en su apertura máxima dejan pasar mucha luz. Y esto nos va a permitir por ejemplo hacer fotografía en interiores, con luz natural, sin flash. Lo que nos dará unas imágenes nítidas y con colores más naturales.

El otro factor fundamental es que con aperturas grandes podemos conseguir una profundidad de campo pequeña y con ello el efecto bokeh, el desenfoque del fondo para resaltar y dar protagonismo al objeto principal de la escena, uno de los recursos artísticos más apreciados en fotografía.

Volviendo a la distancia focal, el 50mm en tu réflex APS-C equivale a un 75mm/80mm, que es una buena distancia focal para retrato. Con focales más pequeñas las caras aparecen un poco deformadas para el mismo encuadre debido a la perspectiva, los elementos más cercanos a la cámara aparecen más grandes (el típico ejemplo se da en los retratos en primer plano con focales cortas -angulares y gran angulares- la nariz sale más grande con respecto al resto de la cara).

En la fotografía de retrato se suelen utilizar teleobjetivos medios, por ejemplo del orden de 100mm y superiores (hablando de full frame, recuerda). Por lo tanto el 75-80mm equivalente en cámaras APS-C no está nada mal.

Y por si fueran pocas esas razones tienes que saber que los 50mm f/1.8 suelen ser objetivos muy baratos que están en el orden de los 100€ en el caso de Canon y un poco más en el caso de Nikon. Si te puedes permitir un 50mm f/1.4 pues mucho mejor, pero ya estarían por encima de los 300€

 

Objetivo 50mm f/1.8 para Canon

Canon tiene 3 versiones o evoluciones de este objetivo: la I (la más antigua), la II y la versión STM (la más reciente). Vale la pena comprar la versión STM. STM es un sistema de enfoque de Canon muy silencioso y con un desplazamiento rápido y suave que va muy bien para fotografía y sobre todo para vídeo.

 

Objetivo 50mm f/1.8 para Nikon, sistema AF-S (auto enfoque) 

En Nikon hay que tener en cuenta que hay modelos de objetivo que no incluyen motor de enfoque. Sólo funciona el enfoque automático en cámaras que incluyan motor de enfoque en el cuerpo. Las réflex Nikon de gamas de entrada / intermedia no suelen incorporar motor de enfoque, por lo tanto si tienes una cámara de las series D3000 (D3200, D3300..) o de las series D5000 (D5200, D5300, D5500..)  habría que elegir modelos AF-S.

 

Objetivo 50mm f/1.8 para Nikon, sistema AF (enfoque manual, o auto si la cámara tiene motor de enfoque)

Estos modelos suelen ser más baratos, pero no permiten enfoque automático en cámaras sin motor de enfoque integrado en el cuerpo. En caso de duda mira el manual de tu Nikon para saber si tiene o no motor de enfoque.

Puedes utilizar perfectamente un objetivo AF en una Nikon sin motor de enfoque interno, pero el enfoque lo tendrás que hacer de forma manual con el anillo de enfoque del objetivo.

 

Objetivo 50mm f/1.8 para Pentax, con auto enfoque:

Pentax 22177 - Objetivo para Pentax (50 mm, f/1.8), color negro

Última comprobación de precio: 07:00h (precio en amazon.es)

Me lo pido por 125.00EUR

 

¿Por qué gastar dinero en un objetivo de 50mm si ya tengo el 18-55mm del kit?

La primera razón es que el objetivo que viene en el kit es normalmente discreto en cuanto a calidad óptica. No suelen ser malos objetivos, a pesar de la mala fama que tienen (que viene de muy atrás cuando los objetivos de kit se consideraban ‘pisapapeles’, es decir, prácticamente de adorno). Pero un objetivo de focal fija casi siempre ofrece más calidad óptica porque tiene menos elementos ópticos y porque en los objetivos de focal variable es imposible mantener la misma calidad óptica en todo el rango de focal.

Lo segundo y más importante es que la apertura para la distancia focal máxima (55mm) suele estar limitada a f/5.6 en el objetivo de kit. Es un objetivo muy poco luminoso para esa focal y además va a dar lugar a una profundidad de campo grande, y será muy complicado conseguir el efecto de desenfoque en retrato.

Por último, estamos hablando de una inversión pequeña, sobre todo en el caso de los 50mm f/1.8, y te aseguro que es una inversión a la que puedes sacar mucho partido. Sólo por practicar y enredar con la técnica de desenfoque y para hacer retratos a tu familia valdría la pena.

Para saber si te vas a sentir cómodo con la focal, prueba primero con el objetivo de kit, ajustando el zoom en 50 o 55mm. Mira a ver si los encuadres que te ofrece esa focal van con tu estilo de fotografía.  Si vas a usar la cámara para fotografía en interior, por ejemplo para fotografía de producto, o si quieres el objetivo para grabar vídeo, comprueba que tu estudio, habitación, etc. te da espacio físico suficiente para conseguir el encuadre que necesitas. Si el 50mm se te queda largo puedes probar por ejemplo con el 40mm f/2.8 ‘pancake’ de Canon o el 35mm f/1.8 de Nikon, son opciones relativamente baratas y te van a dar un ángulo de visión más parecido al 50mm en full frame.

 

 

Resumen de pros y contras del 50mm usándolo con sensor APS-C

Compraría este objetivo por:

  • Me permite hacer fotos en interior, con luz natural, o en escenas con condiciones de luz escasa
  • Gran apertura (f/1.8 o f/1.4) para conseguir el efecto bokeh
  • La distancia focal efectiva en APS-C (75-80mm) es buena para hacer retrato
  • Es un objetivo pequeño y ligero, perfecto para callejear sin llamar excesivamente la atención

Por poner alguna pega..

  • No es tan versátil como un 50mm en full frame. En nuestra APS-C no es un objetivo normal (45º), es un tele corto. En algunos interiores reducidos nos podemos quedar sin espacio para encuadrar. También para fotografía de edificios (el exterior del edificio) se puede quedar un poco larga esa focal para encuadrar todo el edificio.
  • Es un objetivo de focal fija, el zoom lo hacen los pies del fotógrafo (esto no es ni bueno ni malo según se mire) pero te tienes que acostumbrar si vienes de una compacta superzoom o cuando cambias el 18-55mm por el 50mm fijo.

 

Resumen de precios de los modelos con f/1.8:

 

Más…

Información útil sobre objetivos en general. Interesante para tener una idea de la calidad de los objetivos y conceptos que influyen a la hora de utilizarlos.

Qué significan las siglas y abreviaturas que aparecen en los nombres de los objetivos

Objetivos recomendados para cámaras réflex Canon

Objetivos recomendados para cámaras réflex Nikon