Objetivos recomendados para cámaras réflex Nikon

Objetivos con buena relación calidad precio para dar el salto desde el objetivo de kit (18-55mm) y probar nuevas experiencias fotográficas.

 

Objetivos recomendados para réflex Nikon

 

 

Índice rápido de contenidos:

 

Introducción a la montura Nikon F

En el caso de Nikon hay que tener en cuenta que algunas cámaras incorporan motor de enfoque interno (con lo que el objetivo no necesita motor de enfoque) pero otros modelos no (necesitan objetivos que incluyan motor AF), por lo tanto hay que ver qué modelo de cámara tenemos y en función de eso elegir el tipo de objetivo:

  • Objetivos Nikon AF: sin motor interno. La cámara necesita motor de enfoque en el cuerpo
  • Objetivos Nikon AF-S: con motor de enfoque interno. Los objetivos más modernos de Nikon suelen ser AF-S
  • Objetivos Nikon AF-P: con motor de enfoque interno de tipo paso a paso (OJO: no son compatibles con todos los modelos de réflex Nikon, mira más abajo para asegurar que son compatibles con tu cámara)

Se puede usar un objetivo AF en una cámara Nikon sin motor de enfoque en el cuerpo, pero el enfoque en ese caso hay que hacerlo de forma manual. Para un usuario principante / aficionado puede ser un poco complicado, sobre todo al principio. Es recomendable comprar un objetivo AF-S y siempre tendremos la opción de desactivar la opción de auto enfoque para enfocar de forma manual si queremos.

Los objetivos AF-P son similares a los AF-S en el sentido de que incluyen motor de enfoque. Este sistema de enfoque (motor paso a paso) es mucho más silencioso, más suave y en general un poco más rápido y preciso que el sistema tradicional (Silent Wave). Como punto negativo, los objetivos AF-P no suelen incorporar botones físicos para pasar a modo de enfoque manual (AF/MF) y activar / desactivar el estabilizador óptico (VR), estas opciones están ahora en el menú de la cámara y ésta necesita un firmware actualizado que ya viene incluido a partir de la D3300 y la D5500.

Cámaras de gama de entrada/intermedia sin motor de enfoque interno, necesitan objetivos AF-S o AF-P (mira más abajo compatibilidad para objetivos AF-P): Nikon D5300, D5500, D5600…, D3300, D3400…

 

Cámaras de gama de entrada/intermedia compatibles con objetivos AF-P:  D3300, D5500, D7500 o modelos más recientes de esas series. En la D5200 y la D5300 funcionan una vez actualizado el firmware de la cámara a la última versión. La D5500 suele venir ya con la actualización de firmware, y si no es así funcionaría perfectamente una vez actualizado a la última versión. También en la D7100 y la D7200 con la última actualización de firmware

 

Cámaras de gama intermedia con motor de enfoque interno: D7000, D7100, D7200…

Las recomendaciones de este artículo están orientadas fundamentalmente a cámaras DX (con sensor APS-C), que son las que tienen la mayoría de usuarios aficionados y aficionados avanzados. Los objetivos para cámaras APS-C son generalmente más pequeños y ligeros, y también más baratos, que sus equivalentes para cámaras FX (full frame). En algunos casos, si el objetivo tiene una gran demanda sólo se fabrica la versión FX, que es compatible con todas las cámaras.

Repetimos la idea comentada en otros artículos: para el mismo objetivo (misma focal, etc.) los usuarios de cámaras full frame (FX) tienen una experiencia / visión ligeramente diferente que los usuarios de cámara APS-C (DX). El factor de recorte del sensor afecta a la distancia focal equivalente y a la profundidad de campo. Las características ópticas del objetivo son independientes de la cámara o sensor.

 

Objetivos fijos recomendados para Nikon

¿Cuál sería el primer objetivo que compraría para mi cámara Nikon?

Como ocurre con todos los sistemas, y como regla general, los objetivos fijos (prime) suelen ofrecer una calidad óptica superior (más apertura, más nitidez), mientras que los objetivos zoom (focal variable) aportan más flexibilidad a la hora de trabajar.

Todos solemos tener unas distancias focales favoritas o con las que más a gusto nos sentimos cuando hacemos fotografía o vídeo. Muchas veces es algo inconsciente. Por ejemplo si has estado haciendo fotos con el objetivo de kit prueba a hacer una selección de las fotos que más te gustan, sobre todo centrándote en el encuadre. A partir de esa selección mira las focales utilizadas en cada foto y haz una especie de histograma o estadística con las focales que sueles utilizar más a menudo.

Si aparece alguna focal que se repite mucho, sería una señal clara de que te compensaría tener un objetivo fijo con una focal cercana a ésa que sueles usar.

Si trabajas con todo el rango focal de tu objetivo de kit, seguramente tu siguiente paso sería mirar un objetivo zoom con mayor calidad óptica (más nitidez y más apertura máxima). De todas formas yo recomiendo invertir en algún objetivo fijo, ya que la experiencia es diferente, tanto a la hora de fotografiar como en los resultados obtenidos.

 

Nikon 50mm f/1.8 G AF-S FX

Es quizás el objetivo más recomendado como primer salto desde el objetivo de kit, aunque en el caso de las cámaras de gama media de Nikon (sensor APS-C) otra muy buena opción como primera compra es el 35mm f/1.8 que puedes ver un poco más abajo.

Para el 50mm, la distancia focal equivalente en una cámara APS-C es de 75mm. Es compatible con todas las cámaras de gama de entrada e intermedia de Nikon (series D3000, D5000 y D7000).

Para las D7000 (D7100, D7200…) podríamos comprar el objetivo equivalente AF (sin motor de enfoque) que es un poco más barato, aunque no sé si valdría la pena.

Es un objetivo perfecto para retrato, muy luminoso, que permite un desenfoque del fondo muy bonito (bokeh). También para fotografía callejera. Cuando se usa por primera vez un objetivo luminoso (comparado con el de kit) lo que más sorprende es que permite hacer fotos con poca luz ambiente sin usar flash.

La G del nombre hace referencia a que estos objetivos no tienen anillo de ajuste manual de diafragma (apertura). La apertura se ajusta desde la propia cámara.

 

 

Nikon 35mm f/1.8 G AF-S DX

Este objetivo para cámaras APS-C tiene una focal equivalente de unos 50mm, que es la distancia focal que se considera ‘normal’ en fotografía, muy similar al ángulo de visión humano.

¿Cómo saber si me interesa más el 35mm o el 50mm?. Prueba con tu objetivo de kit aproximadamente esas distancias focales sobre las mismas escenas para ver qué tipo de fotografía / encuadre te atrae más.

El 35mm es más todoterreno, más de fotografía callejera. El 50mm quizás más para retrato. Pero fundamentalmente es un tema de gustos personales.

 

 

Nikon 85mm f/1.8 G AF-S FX

Si vas a hacer mucho retrato, éste es tu objetivo.

La focal equivalente en cámara APS-C en cuanto a ángulo de visión sería de unos 128mm. Lo tienes que tener en cuenta si lo quieres usar en espacios muy cerrados en función de los encuadres que quieras conseguir.

En cuanto a nitidez es bestial y con esa apertura máxima puedes conseguir unos desenfoques de fondo preciosos.

Es un objetivo que no lleva estabilizador óptico. Aunque normalmente para el uso que se le da (escena más o menos estática) y con la apertura máxima que tiene no es una característica que se suela echar de menos.

 

 

 

Objetivos para sustituir o complementar al objetivo de kit

La idea es complementar el rango focal, sobre todo hacia la parte de teleobjetivo, mayor rango focal, para cubrir eventos (el partido de los hijos, un concierto…) o para hacer algo de retrato.

Por otra parte, también te puede interesar mejorar en el rango del objetivo de kit: cubrir esos 18-55mm pero con mejor calidad óptica: más nitidez o más apertura.

Aquí van algunas recomendaciones:

 

Nikon AF-S DX 55-200mm f/4-5.6 G VR (versión I y II)

Imbatible por relación calidad precio y un complemento perfecto para el 18-55mm en el rango de teleobjetivo medio.

Mecánicamente es muy básico: cuerpo y bayoneta de plástico. Por ese motivo es muy ligero, por debajo de los 300g. Y también es comparativamente pequeño teniendo en cuenta la focal que cubre.

El enfoque automático no es excesivamente rápido pero se defiende muy bien. Es un objetivo que puede cubrir perfectamente eventos deportivos, conciertos, etc. Siempre teniendo en cuenta lógicamente las limitaciones de su apertura máxima, pero con las cámaras actuales se puede subir el ISO para ganar esos 2 o 3 pasos de velocidad de obturación.

Si necesitas un teleobjetivo medio (asequible) con enfoque más rápido puedes echar un vistazo al Nikon AF-P 70-300mm VR. Ten en cuenta que tienes que comprobar si tu cámara es compatible con estos objetivos AF-P

Volviendo al Nikon AF-S 55-200mm, desde el punto de vista óptico es un objetivo muy nítido. Si la escena te permite disparar con el diafragma un poco cerrado, a f/8 tiene su punto dulce (máximo de nitidez)

La versión II incluye algunas pequeñas mejoras en el estabilizador óptico, es un pelín más ligero  y algún otro cambio menor. A precios similares elige la versión II, pero si hay diferencia de precio cualquiera de los dos te va a ofrecer un rendimiento óptico similar.

Totalmente recomendable.

 

 

Sigma 18-35mm f/1.8 DC HSM (DX)

Este Sigma es un gran objetivo para cámaras Nikon. Aporta más flexibilidad por ser un objetivo zoom y la apertura de f/1.8 en todo el rango focal es impresionante.

Es un objetivo más caro pero la relación calidad precio es buenísima. Y por ese precio es difícil encontrar un angular tan luminoso. Es decir, es como tener un angular más que decente y el 35mm f/1.8, todo en uno. También hay que decir que es un objetivo bastante más grande y pesado que el 50mm o el 35mm, como suele ocurrir con los angulares de gran apertura.

Tiene muy buenas valoraciones en cuanto a calidad y prestaciones. Es un objetivo totalmente recomendado.

 

 

Objetivos todoterreno / súperzoom

Este tipo de objetivos zoom (de focal variable) tienen como característica principal su amplio rango focal, normalmente van desde los 16-18mm hasta focales por encima de los 100mm. Es decir, desde un angular bastante abierto hasta un teleobjetivo corto o teleobjetivo medio.

La principal ventaja es que son muy versátiles. Por ejemplo durante un viaje si queremos ir ligeros de equipo y queremos cubrir cualquier posible circunstancia: desde planos abiertos hasta primeros planos y objetos lejanos. El otro aspecto positivo es que no perdemos tiempo cambiando de objetivos sobre la marcha, a veces dependiendo de las circunstancias es complicado encontrar un lugar tranquilo para cambiar objetivos.

La principal desventaja es que a mayor rango focal más complicado es mantener una determinada calidad óptica. Por ejemplo, no suelen ser objetivos súper nítidos. Incluso a lo largo del rango focal puede haber diferencias de nitidez apreciables. Tampoco son objetivos con gran apertura, sobre todo en la parte tele.

En definitiva, la idea de este tipo de objetivos es que sacrificamos un poco de calidad óptica (nitidez, aberraciones cromáticas, distorsiones geométricas) para tener más comodidad y facilidad de uso: equipo ligero, todo en uno, y sin necesidad de hacer cambios de objetivo. Cuando hablamos de sacrificio estamos hablando de perder un poco de calidad, será apreciable si comparamos con objetivos de focal fija o con objetivos de gama muy alta, pero no quiere decir que vayamos a obtener fotos horribles y distorsionadas.

Algunos objetivos recomendados:

 

Tamron 16-300mm f/3.5-6.3 Di II VC PZD

Es un objetivo todoterreno para cámaras Nikon DX (sensor APS-C) con un rango focal equivalente en cuanto a ángulo de visión de 24-450mm

Mide unos 10cm de longitud recogido en modo de transporte y pesa unos 550g.

Es un objetivo que se comporta bastante bien en general en cuanto a nitidez en todo el rango focal.

En la parte tele, a partir de los 100-150mm, la apertura máxima lógicamente no es una maravilla, pero esto ocurre también con los teleobjetivos de gama media. Va a rendir bien con buena luz, si podemos cerrar un poco el diafragma a f/8 vamos a conseguir muy buenos resultados.

El estabilizador óptico funciona bastante bien y nos puede salvar la vida disparando a mano alzada. Tamron suele hacer estabilizadores ópticos muy buenos.

Otra característica interesante es que es un objetivo que tiene un buen sellado para evitar que entre polvo o salpicaduras.

Uno de los puntos débiles del objetivo es que en determinadas situaciones con la iluminación frontal o lateral puede aparecer algo de aberración cromática en forma de pequeños halos de color en los bordes de los objetos. Pero estos efectos los suele corregir la propia cámara si disparamos en JPG o los programas de edición / revelado si trabajamos con RAW.

Por relación calidad precio y el amplio rango focal que cubre sería uno de los todoterrenos recomendados.

 

 

 

Tamron 18-270mm f/3.5-6.3 Di II VC PZD

Otra muy buena opción para las Nikon con sensor APS-C. Tendría un rango focal equivalente de 27-405mm en cuanto a ángulo de visión.

Con respecto al 16-300mm se suelen notar más los 2 milímetros que se pierden de la parte angular que los 30mm de la parte tele.

En el día a día, para viajes o situaciones en las que se suelen usar estos objetivos, esas diferencias en la focal no suelen ser significativas. El ángulo de visión a 18mm corresponde a un angular decente y cubre bien la mayor parte de las situaciones de fotos en grupo, edificios, etc. que nos podemos encontrar en un viaje, de turismo, etc.

El estabilizador óptico funciona muy bien, tanto en fotografía como en vídeo.

A 18mm a máxima apertura se nota viñeteo en las esquinas (zonas más oscuras) y algo de distorsión geométrica. De todas formas, en la parte baja del rango focal hasta 75-100mm se comporta muy bien en cuanto a nitidez y tiene muy buen rendimiento óptico.

En la focales más largas, a partir de 200mm ya se nota un poco más blando, menos nítido, y con más aberración cromática (pequeño halo de color en los bordes de algunos objetos). Y como ocurre con este tipo de objetivos, la apertura máxima a partir de los 100-200mm se reduce bastante, hasta los f/6.3, lo que nos puede limitar un poco si las condiciones de luz no son buenas.

El sistema de enfoque no es especialmente rápido, pero suficiente para un uso normal (no es un objetivo específico para fotografía deportiva, etc.)

 

 

 

Nikon 18-140mm f/3.5-5.6 DX G VR | Nikon 18-105mm f/3.5-5.6 DX G VR

Estos dos objetivos serían una alternativa si no necesitamos un rango focal tan amplio. Hasta hace relativamente poco estos rango focales eran el estándar en objetivos todoterreno / ‘súperzoom’

El Nikon 18-140mm es quizás el que recomendaría como primera opción. Es un poco más nítido, sobre todo en los bordes, y tiene esa focal extra hasta 140mm, que en una cámara con sensor APS-C correspondería con unos 210mm. Además, como los dos tienen la misma apertura máxima, con el 18-140mm se aprovecha un poco más en el rango focal intermedio (es decir, en torno a 100mm el 18-140mm tiene más apertura que el 18-105mm).

Son objetivos relativamente pequeños y ligeros, no mucho más grandes que el 18-55mm de kit. Serían el sustituto del 18-55mm si se te queda un poco corto en cuanto a focal.

Para viajes cubren el 90% de las situaciones que nos podamos encontrar. Son objetivos ligeros (unos 400g el 18-105mm y unos 490g el 18-140mm) y sólo un poco más grandes que el 18-55mm.

Tiene un buen sistema de estabilización óptica.

En general son muy buena opción por relación calidad precio. Como primera opción el 18-140mm, pero si encuentras una buena oferta del 18-105mm cualquiera de estos dos objetivos rinde muy bien dentro de sus limitaciones (las que hemos comentado para todos los todoterreno en general)

 

 

 

Objetivos para retrato

Para fotografía de retrato se suele usar una distancia focal en el rango del teleobjetivo medio: 75-135mm

Con distancias focales cortas, para un mismo encuadre, se produce una pequeña distorsión en las caras. Además, con distancias focales medias y largas es más fácil conseguir desenfocar el fondo para dar más protagonismo al sujeto principal de la escena.

También, para conseguir esos fondos desenfocados interesa que el objetivo tenga una gran apertura. Cuanto mayor sea la apertura máxima más fácil será conseguir una profundidad de campo pequeña.

En general, un objetivo fijo en ese rango alrededor de los 100mm suele ser la mejor opción por relación entre nitidez, apertura y precio.

 

Objetivos recomendados:

 

Nikon 50mm f/1.8

El 50mm f/1.8 en una cámara con sensor APS-C (series D3000 / D5000/ D7000) tiene un ángulo de visión equivalente a un 75mm. Puedes conseguir unos retratos impresionantes con este objetivo. Además, al ser FX lo podrías seguir usando si en algún momento pasas a una Nikon con sensor Full Frame. Más info sobre el Nikon 50mm f/1.8

 

Nikon 35mm f/1.8

Aunque nos quedamos en unos 52.5mm de focal equivalente es un objetivo tan bueno y polivalente que te va a permitir sacar también muy buenos retratos. Más info sobre el Nikon 35mm f/1.8

 

Nikon 85mm f/1.8 FX

Es una bestia para retrato. En una cámara APS-C es una combinación muy muy buena. Ten en cuenta que es una focal muy específica, se te puede quedar larga para el día a día y seguramente quedaría un poco corta como teleobjetivo medio. Pero para retrato… una maravilla. Más info sobre el Nikon 85mm f/1.8

 

Objetivos para fotografía callejera

Es imposible recomendar un tipo de objetivo para fotografía callejera, ya que hay tantos estilos de fotografía callejera como fotógrafos.

Históricamente se han utilizado mucho las focales ‘normales’, entre el 30 y el 50mm en cámaras full frame. Este ángulo de visión da una perspectiva parecida a la de la visión humana, que casa muy bien con este tipo de fotografía dinámica, que nos cuenta una historia y nos acerca a personas, personajes y lugares de la ciudad.

Hay fotógrafos que prefieren focales más largas para no ‘invadir’ el espacio de la escena. Una de las premisas de la fotografía callejera es que los sujetos se muestren naturales, que no posen o se sientan invadidos o molestos.

Otros fotógrafos prefieren interactuar más con las personas, acercarse, usando focales un poco más cortas.

¿Objetivo de focal fija o zoom? Quizás un objetivo fijo te permita mantener mejor una coherencia en tus fotos, una perspectiva más homogénea, que te ayude a contar mejor una historia por ejemplo si publicas una serie o haces una exposición con una determinada temática, línea argumental, etc.

Los objetivos fijos además suelen ser más ligeros, pasan más desapercibidos (hay gente que se pone nerviosa si ven que les apuntan con un teleobjetivo), suelen tener un sistema de enfoque muy rápido y suelen ser más luminosos. Como contra: perdemos flexibilidad a la hora de buscar un buen encuadre sin llamar demasiado la atención moviéndonos por la escena.

Algunas recomendaciones:

 

Nikon 35mm f/1.8

Nos repetimos muchísimo, pero es que este objetivo te puede dar muchas alegrías. Estaríamos en una focal equivalente a los 52mm en cámaras APS-C. Da mucho juego tanto si te quieres acercar al sujeto como si quieres hacer una foto con un encuadre más amplio. Muy nítido, pequeño, ligero, barato… Más info sobre el Nikon 35mm f/1.8

 

Nikon 50mm f/1.8

Ángulo de visión equivalente a un 75mm que te va a permitir conseguir muy buenos primeros planos y mantener un poco la distancia si no quieres ‘agobiar’ a las personas que encuentras por la calle. Más info sobre el Nikon 50mm f/1.8

 

Sigma 18-35mm f/1.8 DC HSM

Esta opción es genial porque te da mucha libertad a la hora de encuadrar. Los más puristas igual prefieren una focal fija, pero este objetivo ofrece una flexibilidad enorme, y vas a conseguir muchas fotos que con un fijo perderías simplemente porque no te da tiempo a moverte tú para conseguir un buen encuadre. Es un objetivo más grandote y pesado, ahí tendrás que valorar si te compensa o no para este tipo de fotografía. Más info sobre el Sigma 18-35mm

 

 

Teleobjetivos para deportes y naturaleza (animales salvajes, aves…)

En este artículo tienes más información sobre objetivos recomendados para comenzar en la fotografía de aves, que te puede servir como referencia.

Algunos objetivos con los que comenzar:

 

Nikon AF-P 70-300mm VR

Este objetivo es la nueva versión del Nikon AF-S 70-300mm. El nuevo sistema de enfoque con motor paso a paso (AF-P) permite un enfoque automático mucho más rápido y suave.

Ten en cuenta que este sistema AF-P sólo es compatible con las cámaras réflex Nikon más recientes: a partir de la D3300, D5500, D7500 incluidas (funciona con la D5200, D5300, D7100, D7200 con las últimas versiones de firmware).

Versión con estabilizador óptico (VR):

 

Versión sin estabilizador óptico:

 

 

Tamron 70-300mm f/4-5.6 Di VC

Otra opción para teleobjetivo es este Tamron 70-300mm (105-450mm equivalentes en APS-C). Un objetivo con un sistema de estabilización muy bueno (VC – vibration control)

Es un objetivo con una muy buena calidad óptica, ofrece una gran nitidez  en todo el rango de zoom.

 

 

 

Objetivos para paisaje, arquitectura, interiorismo…

Para este tipo de fotografía se suelen utilizar objetivos angulares y gran angulares. De lo que se trata es de tener un ángulo de visión amplio para recoger una escena completa, por ejemplo el interior de una habitación en el caso de interiorismo, o parte de un edificio en el caso de fotografía de arquitectura.

Las cámaras con sensor Full Frame son las que mejor aprovechan estos objetivos, ya que pueden usar todo el ángulo de visión. En las cámaras con sensor APS-C el ángulo de visión efectivo es menor. En este caso el factor de recorte juega en contra de las cámaras APS-C, por lo tanto, para un mismo encuadre necesitamos ir a focales más cortas.

Un ángulo de visión correspondiente a la focal de 24mm se puede considerar un buen punto de partida para fotografía de arquitectura.

 

Recomendaciones:

Nikon AF-P  DX 10-20mm f/4.5-5.6  G VR

Un objetivo bastante reciente en el catálogo de Nikon, orientado sobre todo al usuario aficionado ya que prácticamente no tenían ningún gran angular más o menos accesible.

Está diseñado para cámaras APS-C (DX) y su focal equivalente en cuanto a ángulo de visión sería de 15-30mm en estas cámaras.

Es un objetivo bastante equilibrado y con muy buena relación calidad precio. La nitidez es muy buena, impresionante. El sistema de enfoque, como todos los AF-P es rápido y suave, además en estas focales tan cortas el enfoque suele ser muy rápido en todos los modelos.

Ten en cuenta el tema de compatibilidad de los objetivos AF-P. Si tienes una cámara Nikon reciente funcionará perfectamente.

Los puntos débiles estarían en la construcción, básicamente de plástico, incluyendo la montura. Pero por lo demás es un objetivo totalmente recomendable.

Con respecto al Sigma 10-20mm. En general los dos modelos son muy similares, el Sigma un poco más luminoso, sobre todo en la zona de 20mm, y su apertura constante que van bien para vídeo. Quizás para arquitectura de interiores o si trabajas con poca luz, el Sigma tenga ese puntito a favor. Para paisajes y exteriores normalmente se trabaja con el diafragma más cerrado, a f/7 o f/8 y ahí el rendimiento sería prácticamente idéntico.

 

 

 

Sigma 10-20mm f/3.5 EX DC HSM NAF

Una muy buena relación calidad precio para este gran angular de Sigma. Es un objetivo para cámaras Nikon con sensor APS-C (DX), compatible con todos los modelos de gama de entrada e intermedia. La focal equivalente en cuanto a ángulo de visión es de 15-30mm, muy buena opción para paisajes y para fotografía de interior.

La apertura, f/3.5, es constante a lo largo de todo el zoom, una característica muy interesante para vídeo.

Las distorsiones geométricas (por ejemplo la distorsión de barril, típica de los gran angulares) están muy contenidas, comparadas con otros objetivos de precio similar o superior. Además, este tipo de distorsión se pueden corregir fácilmente con los programas de revelado (Lightroom, etc.)

 

 

 

Objetivos para viajes / turismo

Dentro de este apartado también hay tantas opciones como fotógrafos, cada uno tendrá sus propias necesidades y preferencias.

La idea general sería ir con un equipo lo más ligero posible, pero minimizando el riesgo de perder esos momentos especiales por no llevar el equipo adecuado, básicamente hablamos de la focal y de la luminosidad del objetivo.

Ejemplos de situaciones:

  • Vamos en grupo (familia, grupo con guía turístico, etc.) y no nos da tiempo a cambiar de objetivo a cada momento
  • Entramos en museos y queremos fotografiar sin trípode (baja luminosidad)
  • Queremos fotografiar un elemento lejano (edificio, monumento…) pero no tenemos tiempo ni oportunidad de acercarnos más
  • Si llevamos mucho equipo para estar todo el día por ahí fuera, al final acabamos agotados y dejamos de disfrutar la fotografía

 

Como puedes imaginar, es difícil compaginar todas las situaciones, al final hay que sacrificar unas cosas y priorizar otras. Lo más importante es ir a gusto y disfrutar de la experiencia.

Vamos a plantear algunas opciones, con sus pros y sus contras:

 

Objetivo todoterreno

Es una de las opciones más simples y efectivas. Si vas en grupo, con familia o simplemente no vas a tener tiempo o ganas de andar cambiando de objetivo.  Sales con lo mínimo: cámara + objetivo todoterreno, y tienes un rango focal enorme con el que no pierdes ningún encuadre.

Como aspecto negativo: lo que hemos comentado sobre los todoterreno en cuanto a calidad óptica (sacrificamos un poco de nitidez) y luminosidad (en museos y lugares con menos luz vamos a tener que subir ISO para evitar trepidación)

Echa un vistazo al apartado con objetivos todoterreno recomendados para Nikon

 

Pack Sigma 18-35mm + Nikon 55-200mm

Esta combinación me gusta mucho. El Sigma 18-35mm f/1.8 es una barbaridad de objetivo y seguramente con ese rango focal me cubriría el 95% de mis necesidades. Con el Nikon 55-200mm en la mochila tendría margen para cubrir la parte de teleobjetivo, normalmente en exteriores.

Las ventajas: Cubro el rango focal medio con un objetivo f/1.8, que me permite fotografiar en interiores (museos, etc.) Nitidez y calidad óptica. Cuando necesite encuadrar objetos lejanos o primeros planos, usaría el 55-200mm

Aspectos menos positivos: El Sigma es grandote, no es un objetivo ligero. El precio del Sigma. Dependiendo del estilo de cada uno y las situaciones, tendremos que parar para cambiar de objetivo en algunos momentos.

Sigma 18-35mm f/1.8 DC HSM

Nikon AF-S DX 55-200mm f/4-5.6 G VR

 

Nikon Dream Team:  10-20mm + 35mm + 55-200mm

Otra combinación ganadora para viajes, y en general es un combo muy completo para casi cualquier situación, con una relación calidad precio imbatible.

Quizás sería mi combo preferido para fotografía de viajes porque me gusta mucho la parte más angular para edificios, arquitectura, monumentos, paisajes…

La idea de este combo sería ir con el 35mm f/1.8 como objetivo principal. Tendríamos nitidez, calidad óptica, luminosidad y una focal muy versátil. Perfecto para interiores (museos, etc.)

El 10-20mm nos aporta ese angular que a veces echamos de menos porque en algunas situaciones no tenemos espacio material para encuadrar todo lo que queremos (por ejemplo un edificio encajonado en una plaza pequeña)

Y el 55-200mm nos cubre en la parte tele, para primeros planos o para objetos lejanos a los que no nos podemos acercar.

Aspectos menos positivos: Son tres objetivos ligeros, pero necesitamos llevar una mochila o un bolso mediano. Hay que tener en cuenta que dependiendo del estilo de cada uno y la situación tendremos que ir cambiando de objetivo cada cierto tiempo.

Nikon 35mm f/1.8

Nikon AF-P  DX 10-20mm f/4.5-5.6  G VR

Nikon AF-S DX 55-200mm f/4-5.6 G VR