¿Qué ventajas tienen las cámaras réflex con respecto a otros tipos de cámaras? ¿Vale la pena comprar una cámara réflex? ¿Es una réflex adecuada para mí?

 

Disfrutando de la fotografía
Photographer, de Daniel Solabarrieta 

 

NOTA 1:  Para ponernos en contexto, este artículo está orientado a usuarios aficionados a la fotografía que quieren dar un salto de calidad en sus fotos, por ejemplo para mejorar la calidad técnica o para avanzar en la parte artística. Muchos usuarios comienzan con una cámara compacta o bridge, y se plantean en un momento determinado el salto a las réflex, por eso nos vamos a centrar más en las ventajas de las réflex con respecto a ese tipo de cámaras. Pero ten en cuenta que hay cámaras compactas de alta gama que tienen unas prestaciones increíbles, al nivel de las réflex.

NOTA 2: Lo que comentamos aquí sobre las cámaras réflex es aplicable también a las cámaras EVIL (mirrorless, sin espejo de objetivos intercambiables). Desde el punto de vista de la calidad de imagen no hay diferencias. A nivel profesional la diferencia puede estar en el tipo de uso que necesita un fotógrafo profesional (ergonomía, cantidad de botones y diales, autonomía de batería, velocidad de enfoque en casos extremos como fotografía deportiva), pero muchos profesionales ya trabajan con equipos sin espejo. Para un usuario aficionado la elección de una réflex o una EVIL se basará en criterios de uso o preferencias personales.

 

Razones por las que elegir una réflex

En general, una cámara réflex es mejor que una cámara compacta (point and shoot / bridge) porque:

– Tienes la posibilidad de usar el objetivo que mejor se adapta a la escena que quieres fotografiar. Hay multitud de objetivos, cada uno para un determinado uso.

Por ejemplo para fotografiar aves necesitarás objetivos de largo alcance (teleobjetivos), para fotografiar elementos muy pequeños es conveniente un objetivo específico para fotografía macro, para determinadas escenas necesitarás un gran angular..

Algunas cámaras compactas (y sobre todo las bridge super zoom) incluyen objetivos con un rango de focales muy grande (zoom x20, x30, x60…), es como llevar muchos objetivos en una única cámara, pero ten en cuenta que cuanto mayor sea el rango de distancias focales de un objetivo, normalmente la calidad óptica será peor. Es decir, en un objetivo prime (focal fija) se puede optimizar la óptica para esa focal y se consigue una calidad muy buena. En un objetivo zoom (focal variable) sólo se puede intentar un compromiso de calidad óptica a lo largo del rango de focales. Los objetivos zoom de las réflex suelen tener un rango de focales de x3 (la focal más grande es 3 veces la focal más pequeña) de forma que se puede mantener una calidad óptica aceptable en todo el recorrido del zoom. A medida que se aumenta el rango de zoom es más complicado mantener el compromiso de calidad.

Por eso la filosofía de las réflex (las cámaras de objetivos intercambiables en general) es usar el objetivo adecuado para cada escena que se va a fotografiar.

Esto no quiere decir que haya que tener todos los objetivos del mundo, pero sí tienes la posibilidad de tener por ejemplo 2-3 objetivos para usar dependiendo de las circunstancias.

– En las cámaras réflex tienes un control total sobre los parámetros de la cámara, el famoso modo manual, pero también la propia cámara tiene la posibilidad de ofrecer al fotógrafo más información sobre las condiciones de la escena y más opciones para trabajar cuando las condiciones de luz son delicadas.

– El sensor de las cámaras réflex es más grande y mejor que los sensores que suelen incluir las cámaras compactas (excepto algunas compactas de gama alta).

A modo de resumen: un mejor sensor es el que consigue captar más luz en menos tiempo (sensibilidad), con menos ruido y con más fidelidad de color.

La calidad del sensor se nota sobre todo cuando las condiciones de la escena no son ideales, por ejemplo cuando se necesita captar una escena en movimiento con poca luz. Mira cómo funciona el sensor de una cámara digital.

Para muchos usuarios, uno de los saltos de calidad importantes al pasar a una réflex es poder hacer por ejemplo fotografías en interiores con luz natural, sin flash, en condiciones en las que una compacta ofrecería fotos de calidad pésima.

– El tamaño del sensor de las réflex y el uso de objetivos de gran apertura también te permitirá jugar con la profundidad de campo para conseguir efectos de desenfoque del fondo de la escena, uno de los recursos artísticos más apreciados en fotografía, por ejemplo para retrato.

Cuando un fotógrafo aficionado prueba por primera vez una réflex con un objetivo luminoso (gran apertura del diafragma) es como pasar de la noche al día, abre todo un mundo de posibilidades artísticas que son muy difíciles (por no decir imposible) de conseguir con una cámara compacta.

Enfoque automático más rápido. Las réflex utilizan una técnica de enfoque basada en principios ópticos (enfoque por detección de fase), mucho más rápida que la técnica de enfoque por contraste que utilizan las compactas.

El enfoque automático rápido nos permite por ejemplo apuntar y disparar rápidamente a objetos en movimiento. Para fotografía de eventos deportivos es una característica fundamental.

Más importante que la rapidez de enfoque es la precisión. La capacidad de obtener una foto nítida y perfectamente enfocada cuando las condiciones de luz no son perfectas. Es muy frustrante llegar a casa, ver las fotos en el ordenador y darte cuenta de que la mayoría están ligeramente desenfocadas o movidas. Ninguna cámara puede garantizar un 100% de precisión en autoenfoque, pero las réflex tienen normalmente mucha ventaja sobre las compactas.

Con respecto a las cámaras EVIL, las réflex de gamas profesionales tienen todavía ventaja, pero en las gamas intermedias y de entrada la diferencia no es muy grande.

Visor óptico. Esta característica, aunque inicialmente es la que da nombre a la cámara réflex (lo que ve el fotógrafo es lo que mismo que llega al sensor a través del objetivo) quizás no es la más importante en la actualidad. Sí es cierto que el visor óptico da una sensación diferente, frente a los visores electrónicos o las pantallas que incluyen la mayoría de las cámaras digitales (live view).

 

Criterios de elección de cámara réflex frente a cámara sin espejo (EVIL)

Como hemos comentado, desde el punto de vista de las prestaciones técnicas y calidad de imagen hay muy pocas diferencias entre las cámaras réflex y las cámaras EVIL.

Las cámaras réflex tienen en general una autonomía de la batería bastante mayor que las cámaras EVIL (ya que éstas hacen un uso más intensivo del sensor y de la electrónica, y sus baterías suelen ser más pequeñas por razones de espacio)

En las gamas de entrada e intermedia, las cámaras réflex suelen ser más completas, en el sentido de que suelen incluir más controles, botones, diales. Al ser más grandes hay más espacio físico para distribuir esos elementos, y el agarre (grip) suele ser mejor en las réflex que en los modelos más pequeños de cámaras mirrorless.

Para las gamas de entrada e intermedia, el precio de las réflex suele estar por debajo del precio de las mirrorless para las mismas prestaciones.

A día de hoy, para estas gamas medias, la réflex sería la apuesta segura, más conservadora, por decirlo de alguna forma. Es decir, es un tipo de cámara con un formato y una ergonomía muy probados, una gran autonomía, un sistema de enfoque muy rápido y preciso, un catálogo de objetivos muy amplio (incluyendo segunda mano)…

Muchos usuarios prefieren el visor óptico de las réflex y no se acostumbran al visor electrónico (aunque los visores electrónicos han evolucionado muchísimo desde los primeros modelos). Otros usuarios prefieren los visores electrónicos porque ofrecen más información sobre la escena (histograma, exposición de la imagen y profundidad de campo en tiempo real tal como se verá la imagen final).  Esta es una elección personal de cada usuario y es cuestión de probar para ver con qué sistema está más cómodo cada uno.

Si tu prioridad es minimizar el tamaño y peso del equipo, quizás las mirrorless sean una mejor opción para ti. Ten en cuenta que esta diferencia sólo es significativa cuando se usan objetivos pequeños.

 

Cámaras réflex recomendadas para principiantes y fotógrafos aficionados

Cámaras EVIL (sin espejo) recomendadas

Algunos criterios de decisión para elegir la cámara más adecuada para ti