El nombre de cámara réflex viene del hecho de que este tipo de cámaras utilizan un espejo que refleja (réflex) la luz procedente de la escena y la dirige hacia el visor (hacia el ojo del fotógrafo).

Cómo funciona una cámara réflex

 

Cuando se produce el disparo, el espejo se levanta, es decir, rota hacia arriba de tal forma que la luz pueda llegar al sensor electrónico (o a la película en el caso de cámaras réflex analógicas).

Una vez levantado el espejo, el obturador se abre durante un tiempo determinado por el fotógrafo, para dejar pasar la cantidad de luz correcta.

Esa luz llega al sensor electrónico y se transforma primero en una señal eléctrica y después en un valor digital (un número que indica cómo de luminoso es cada punto de la imagen). Mira cómo funciona el sensor de una cámara.

En una réflex la escena que ve el fotógrafo a través del visor óptico es la misma que tomará la cámara, no hay errores de paralaje, ya que tanto el sensor como el visor visualizan exactamente el mismo encuadre desde el mismo punto de vista (ambos recogen la luz que llega a través del objetivo).

 

Interior de una cámara réflex
Sección de una cámara réflex. Fuente: Wikimedia Commons (CC-BY-SA-2.5)

 

En todas las cámaras la imagen que llega al sensor está invertida con respecto a la escena (lo de arriba sale hacia abajo y lo de abajo hacia arriba).

Para que el fotógrafo vea la escena correctamente, el visor óptico utiliza un pentaprisma o un pentaespejo con el que se consigue invertir 180º la imagen que llega desde el objetivo.

El mecanismo del pentaprisma es el que le da ese aspecto de joroba o abultamiento en la parte superior de las cámaras réflex.

Las cámaras réflex digitales son prácticamente iguales que las analógicas (réflex de película) en lo que respecta a la parte óptica y mecánica.

 

 

Características de una cámara réflex

La principal característica de una cámara réflex es la que hemos comentado: utiliza un espejo para hacer llegar la imagen desde el objetivo al visor óptico.

En la actualidad, lo que se conoce como réflex es la versión digital: cámara réflex digital. En inglés, se las llama DSLR: Digital Single Lens Reflex.

Por otra parte estarían las cámaras réflex de película o réflex analógicas. En inglés sería SLR (Single Lens Reflex).

Vamos a ver algunas características que suelen tener en común todas las cámaras réflex digitales:

 

 

Cámara réflex Nikon D5300

 

Visor óptico

El fotógrafo tiene visión directa de la escena a través del mecanismo de espejo y prisma (pentaprisma o pentaespejo dependiendo de la marca y modelo).

A través del visor óptico tenemos el mismo punto de vista y el mismo encuadre que tendrá la foto final (aproximadamente, ya que dependiendo del modelo el visor no llega a cubrir a veces el 100% del encuadre que ve el sensor)

Para muchos fotógrafos el visor óptico es fundamental, por el hecho de ofrecer una visión de la escena muy limpia, directamente a través del objetivo.

Una de las ventajas del visor (con respecto a la pantalla LCD trasera de una cámara) es que nos permite aislarnos completamente del entorno y así nos es más fácil concentrar la atención exclusivamente en el encuadre, sin distracciones.

 

Sistema de enfoque por detección de fase dedicado

Es un sistema con un sensor independiente y un espejo secundario que depende del espejo principal.

Sólo está operativo en fotografía, no en vídeo. Cuando grabamos en vídeo o utilizamos la pantalla trasera en modo ‘Live View’ el espejo tiene que estar levantado todo el tiempo.

El sistema de detección de fase (PDAF – Phase Detection AutoFocus) es un sistema de enfoque automático muy rápido.

 

Objetivos intercambiables

La cámara en sí es el ‘cuerpo’ y sobre ese cuerpo se monta el objetivo.

El fotógrafo puede elegir entre diferentes objetivos el que mejor se adapte a la escena que desea fotografiar.

 

Modo manual

Control total de diferentes parámetros de la cámara: velocidad de obturación, apertura de diafragma, ISO…

Es lo que se conoce como modo manual, que da al fotógrafo la posibilidad de elegir libremente cómo quiere tomar cada fotografía.

En este tipo de cámaras la filosofía de diseño está basada en ofrecer al usuario todo el control. A diferencia de las cámaras compactas sencillas tipo ‘point and shoot‘ o las cámaras de los móviles, que están más pensadas para ser usadas en modo automático (la cámara toma la mayor parte de las decisiones).

 

Formato RAW

Todas las cámaras réflex digitales tienen en la actualidad la posibilidad de grabar las fotografías en formato RAW.

Este formato permite almacenar información de la imagen tal y como sale del sensor, sin ser procesada por la cámara y sin pérdida de información por compresión, etc.

Además el formato RAW almacena los parámetros con los que fue tomada la imagen.

Las imágenes en formato RAW son como el negativo de película. No se pueden utilizar directamente para publicar, hay que realizar primero un revelado y luego se pueden exportar a formatos estándar como JPEG.

La principal ventaja del formato RAW es que es el fotógrafo el que tiene control y puede decidir cómo revelar y procesar su imagen.

 

 

¿Qué es una cámara profesional?

A veces a las cámaras réflex se las denominaba ‘cámaras profesionales‘, para distinguirlas de otros tipos de cámaras, como las compactas de bolsillo o las compactas súperzoom (bridge).

Era a la vez una estrategia de marketing y una asociación de ideas:  la gente veía a los fotógrafos profesionales con ese tipo de cámaras (réflex grandes) y quedó en el imaginario colectivo esa asociación entre (fotógrafo) profesional y cámara réflex.

Pero ten en cuenta que esa denominación, cámara profesional, no tiene mucho sentido sentido: las cámaras no son profesionales. Las cámaras son herramientas. A veces son utilizadas por fotógrafos profesionales y otras veces por fotógrafos aficionados.

Hay gamas, dentro del catálogo de cámaras réflex, que están más orientadas al sector profesional y otras que están más orientadas a un fotógrafo aficionado.

Esta ‘gama profesional’ está pensada para cubrir las necesidades de un fotógrafo que se gana la vida haciendo fotos o vídeos y depende de su equipo, y que tiene que trabajar en muchas circunstancias diferentes, a veces en situaciones muy adversas.

Aquí puedes ver qué diferencias suele haber entre las cámaras de gamas intermedias y las cámaras de gamas profesionales.

Si buscas una cámara completa para aprender fotografía o para uso como fotógrafo aficionado echa un vistazo a alguna de las guías que puedes encontrar aquí:  Qué cámara réflex comprar

 

 

Un poco de historia

Las cámaras réflex supusieron una gran innovación con respecto a modelos anteriores que utilizaban otros tipos de visores.

 

Cámaras con visor directo

En estas cámaras el visor estaba situado a unos centímetros del objetivo y alineado con él, pero el punto de vista y el encuadre son diferentes: el encuadre que ve el ojo a través del visor es siempre el mismo, independientemente del objetivo que esté usando la cámara.

En las cámaras con visor directo sólo se podía intuir el encuadre que tendría la imagen final.

Por ejemplo, si se colocaba un teleobjetivo sólo se podía intuir qué trozo de la escena aparecería en la foto. El visor ofrece siempre el mismo ángulo de visión, mientras que la película recoge el ángulo de visión que le proporciona el objetivo.

Algunos visores incluían unas líneas de referencia para diferentes focales, por ejemplo el encuadre correspondiente a un objetivo de 50mm y al de un 75mm.

También estaba el problema del paralaje, ya que el punto de vista del fotógrafo estaba ligeramente desplazado con respecto al eje de visión del objetivo.

Y otro problema adicional es que con un visor óptico directo no se tienen ninguna información de la zona de la escena que estará enfocada.

 

Cámaras telemétricas

Una evolución del visor directo fue el visor telemétrico (rangefinder).

En el visor de las cámaras telemétricas se combinan dos imágenes: la imagen principal que veríamos con un visor directo (la escena) y una segunda imagen que llega a través de un visor auxiliar separado físicamente unos centímetros.

 

Cámara telemétrica Contax II

Cámara telemétrica Contax II – Fuente: Wikimedia Commons (CC-BY-SA-2.5)

 

El visor auxiliar incluía normalmente un espejo que está conectado mecánicamente con el sistema de enfoque del objetivo. Lógicamente por entonces no había enfoque automático, el enfoque era manual y se hacía moviendo el anillo de enfoque del objetivo.

Normalmente la imagen auxiliar sólo ocupa una pequeña porción en el centro del visor principal.

Cuando la escena está desenfocada vemos las dos imágenes superpuestas, no alineadas. Cuando la escena está enfocada, las dos imágenes se combinan perfectamente alineadas.

Algunas cámaras telemétricas podían hacer también una pequeña corrección de paralaje.

Puedes ver el funcionamiento de un visor telemétrico en este vídeo (en inglés)

 

Cámaras TLR (réflex de objetivos gemelos)

Las cámaras TLR (Twin Lens Reflex) tienen un funcionamiento que estaría a medio camino entre las telemétricas y las cámaras réflex que se popularizaron más tarde.

Mamiya C3 - Cámara TLR
Cámara TLR Mamiya C3 – Fuente: Wikimedia Commons (CC-BY-SA-2.5)

 

Utilizan dos objetivos idénticos, con la misma distancia focal y comparten el mismo mecanismo de enfoque.

Uno de los objetivos envía su imagen directamente a la película. Otro de los objetivos envía la imagen al visor, normalmente a través de un espejo. El visor de estas cámaras solía estar en la parte superior.

La ventaja principal es que el fotógrafo ve el mismo encuadre que tendrá en la imagen final, da igual el objetivo que esté utilizando (ya que los dos son idénticos).

Otra ventaja es que el enfoque manual es más sencillo. El mecanismo de enfoque actúa sobre los dos objetivos a la vez y la imagen que aparece en el visor es lo suficientemente grande como para ver con claridad si está perfectamente enfocada. También se podían utilizar pantallas o láminas de enfoque para tener más precisión.

 

Las cámaras réflex de película fueron un poco la evolución de las TLR. Conseguían hacer lo mismo, pero utilizando un único objetivo y en un cuerpo mucho más pequeño. En inglés se llaman SLR (Single Lens Reflex) para distinguirlas del sistema de objetivos gemelos.

 

 

Cámaras EVIL / mirrorless / sin espejo

Las cámaras EVIL son la evolución natural de las cámaras réflex.

Son cámaras de objetivos intercambiables y tienen prácticamente las mismas características que las cámaras réflex. La única diferencia significativa es que no utilizan visor óptico (no necesitan por tanto espejo móvil, pentaprisma y toda la parte mecánica interna que utilizan las réflex)

 

Cámara réflex vs cámara EVIL sin espejo

 

En las cámaras sin espejo es el sensor el que envía la imagen al visor electrónico y/o a la pantalla LCD trasera.

Por lo tanto, en lo que respecta al encuadre, lo que vemos a través de visor o pantalla es exactamente lo mismo que veremos en la imagen final.

Además estas cámaras puede simular perfectamente cómo quedará la imagen final en cuanto a exposición, colores, etc.

A día de hoy es muy difícil hablar de ventajas e inconvenientes de las cámaras sin espejo con respecto a las réflex, más bien se trata de comparar modelos concretos tanto de réflex como de EVIL.

  • Algunas cámaras EVIL son más pequeñas y ligeras que la cámara réflex típica. Pero otros modelos, sobre todo en gamas profesionales, son muy similares en tamaño a las réflex.
  • Las cámaras sin espejo tienen menos partes móviles (todo el mecanismo del espejo que tiene que subir y bajar en cada disparo)
  • Algunos fotógrafos prefieren los visores ópticos de las réflex porque dan una visión más clara, más ‘natural’, aunque los visores electrónicos de las EVIL son a día de hoy muy buenos y ofrecen mucha más información de la escena
  • Las cámaras EVIL suelen tener un gasto mayor de batería: el visor electrónico y el sensor están funcionando todo el tiempo cuando la cámara está activa, mientras que en las réflex (cuando utilizamos el visor óptico) el sensor sólo funciona en el momento de hacer la foto.

 

Olympus OMD EM10 mark III

 

Más información sobre cámaras EVIL / sin espejo

 

 

Cámaras compactas

Las cámaras compactas son aquellas que no permiten intercambio de objetivos. Se fabrican con una determinada óptica que es con la que opera la cámara siempre.

Tampoco incluyen visor óptico (réflex). No llevan por tanto espejo movible. Algunas incluyen visor electrónico, otras sólo la pantalla LCD trasera.

 

Panasonic Lumix TZ200 / SZ200

En la categoría de cámaras compactas hay un rango enorme de características y prestaciones.

Hay cámaras compactas de gama media muy buenas, con un formato muy pequeño y ligero, una óptica de gran calidad y muchas de las funciones que incluyen las cámaras réflex (por ejemplo la posibilidad de trabajar en modo manual, posibilidad de grabar en formato RAW…)

También puedes encontrar cámaras compactas de gama alta, con prestaciones muy similares a cámaras más grandes, pero en un formato pequeño y ligero perfecto para viajes o para llevar la cámara en el bolsillo.

Las compactas de gama alta suelen incluir un sensor bastante más grande, de 1 pulgada o superior, lo que hace que proporcionen una calidad de imagen muy buena, sobre todo en situaciones de luz donde las compactas de sensor pequeño comenzarían a mostrar sus limitaciones.

Por último, las llamadas cámaras ‘bridge’ de alta gama o compactas súperzoom.

Estas cámaras tienen un formato similar a las réflex en cuanto a tamaño y peso. La óptica se diseña para cada modelo y no se puede intercambiar. Normalmente incluyen objetivos con un rango de zoom muy amplio que cubre desde encuadres abiertos (angular) hasta teleobjetivo extremo (mucho alcance)

Son cámaras muy utilizadas para fotografía de aves y naturaleza (animales salvajes).

También son una buena opción para fotografía de viajes porque el rango focal del objetivo cubre prácticamente todas las situaciones.

Suelen ser cámaras con sensor pequeño, por lo tanto tienen ciertas limitaciones en situaciones de menos luz.

 

 

Mira esta guía rápida para ver qué tipo de cámara es la que mejor se adapta a tus necesidades.