Guía para decidir qué tipo de cámara es la que mejor encaja con tus necesidades, presupuesto y tipo de fotografía o vídeo.

 

 

 

Cámara: ¿cuanto más cara mejor?

Primero una mala noticia: la cámara de fotos perfecta no existe.

Una cámara es una herramienta. La mejor cámara del mundo es aquella que te ofrece justo lo que necesitas. Más sencillo, imposible, ¿verdad?

Claro, la cuestión está en saber exactamente qué necesito.

Por un lado hay que tener en cuenta que la calidad de una fotografía o un vídeo tiene que ver con el contenido, la historia que cuenta y cómo la cuenta. Es decir, la parte artística es muchísimo, pero muchísimo, más importante que la parte técnica. La calidad de imagen (la parte técnica en la que influye la cámara y la óptica) es un plus, es la guinda del pastel.

Para un usuario aficionado es también muy importante estar a gusto con la cámara. Que sea realmente un placer salir con la cámara a hacer fotografía o vídeo.

Para un profesional es algo distinto. En su caso se trata de invertir en una herramienta que le permita hacer su trabajo en cualquier situación, muchas veces bajo presión o en circunstancias adversas.

Lógicamente, a medida que subimos de gama, las cámaras ofrecen más facilidades o, digamos, más margen a la hora de trabajar en situaciones más críticas, por ejemplo en condiciones de luz menos favorables o en condiciones atmosféricas adversas (lluvia, polvo, etc.)

Como conclusión: una cámara no es mejor cuanto más cara. Una cámara es mejor si se adapta mejor a lo que cada uno necesita.

A la hora de elegir una cámara (equipo fotográfico o de vídeo en general) habrá que tener en cuenta las necesidades reales, qué uso real vamos a dar a la cámara, cuáles son los modelos que mejor se adaptan a nuestro estilo o forma de trabajo (tamaño, peso, ergonomía, facilidad de uso…), cuáles son las que entran dentro de nuestro presupuesto o las que ofrecen características similares con mejor relación calidad precio.

Como en otras muchas decisiones de la vida tendremos que buscar un equilibrio, un compromiso entre características que necesitamos realmente y otras de las que podemos prescindir.

 

Guía rápida / criterios de decisión

Este pequeño diagrama de decisión es muy básico, cada usuario es único y hay muchos criterios. Pero nos puede servir para tener una idea global que nos sirva de punto de partida según el tipo de uso que vamos a dar a la cámara:

 

Guía para elegir cámara de fotos digital

 

Si tienes más o menos claro cuáles de esos tipos de cámara te interesan, aquí te recomendamos algunos modelos:

 

Vamos a ver una serie de casos típicos que nos pueden ayudar a decidir qué cámara es más adecuada para cada situación:

 

¿Cámara de fotos o móvil de gama media-alta?

Una de las verdades de la fotografía es que la mejor cámara es justo la que llevas contigo en el momento en que la necesitas.

La calidad de imagen que ofrecen los móviles ha ido mejorando hasta tal punto que en algunas situaciones es equiparable a la que pueden ofrecer cámaras de fotos de gama media.

¿Qué limitación tienen las cámaras de los móviles? El tamaño del sensor y el tamaño de la óptica.

En fotografía y vídeo el recurso más importante es la luz. Cuando las condiciones de luz de la escena son adecuadas todas las cámaras hacen buenas fotos.

A medida que las condiciones de luz no son tan favorables va teniendo más importancia el tamaño del sensor y el diámetro del objetivo, ya que la calidad de la imagen está muy relacionada con la cantidad de luz que llega al sensor por unidad de tiempo. Puedes echar aquí un vistazo para saber cómo funciona el sensor de una cámara digital.

Una de las ventajas de los móviles es que tienen una gran capacidad para procesar las imágenes y aplicarles diferentes técnicas para ofrecer un resultado final muy atractivo.

En el caso de las cámaras normalmente es necesaria una edición posterior en algún programa de retoque fotográfico o revelado digital, para obtener el aspecto final que busquemos.

Para un usuario que simplemente quiere tomar una foto y que salga lo mejor posible de la cámara, de forma automática y sin complicaciones, el móvil es posiblemente la mejor opción.

Entre un móvil de gama media y una cámara compacta de gama baja, a día de hoy el móvil es una mejor elección.

Pero a partir de compactas de gama media que permitan control manual, la ventaja que ofrece la óptica (control de apertura, distancia focal, zoom…) ofrece más posibilidades.

Aquí tienes algunas recomendaciones de cámaras compactas pequeñas que permiten control manual

Si vamos a compactas de gamas altas el salto cualitativo es importante, y si nos vamos a cámaras de objetivos intercambiables: réflex o mirrorless, volvemos a dar un salto cualitativo en cuanto a calidad de imagen en determinadas circunstancias, además de la posibilidad de elegir objetivos específicos para cada tipo de fotografía.

Cámaras compactas de gama alta recomendadas

 

 

Mi compacta se me queda pequeña, busco algo más

Por ejemplo, tenemos una compacta básica, de las llamadas ‘point and shoot‘ (apunta y dispara), que lo hace todo en automático, el enfoque es lento y malo con poca luz, las fotos en interior son regulares tanto con flash como sin él, etc. Quiero algo más, que me permita hacer mejores fotos y aprender al menos lo básico de fotografía.

Tanto las réflex como las EVIL son el salto natural. O si quieres una cámara lo más pequeña posible: una compacta de gama alta.

La ventaja de las cámaras de objetivos intercambiables es que se puede elegir el objetivo que mejor se adapta a cada situación: fotografía callejera, retrato, paisajes, animales salvajes, deportes…

La decisión entre réflex o EVIL es una cuestión personal. A día de hoy todas tienen prestaciones similares. Simplemente elige el modelo con el que te sientas más a gusto.

 

 

Como hemos dicho, si no quieres cambiar a una cámara más grande que tu pequeña compacta actual, puedes dar el salto a una compacta avanzada de gama media alta. Son cámaras que tienen un sensor más grande, de al menos 1 pulgada, y una óptica especialmente diseñada para cada modelo. El rendimiento que dan estas cámaras es impresionante:

 

 

Busco una cámara para aprender fotografía

Lo más importante en fotografía y en la creación de proyectos de vídeo es el contenido y cómo mostrar ese contenido para contar una determinada historia, un mensaje o captar un momento. Entender y saber gestionar la luz es otro aspecto muy importante, el otro pilar de la fotografía.

Es decir, para entender la parte artística influye poco la cámara y el equipo.

Por lo tanto, para aprender fotografía vale en principio cualquier cámara: móvil, compacta, réflex, EVIL…

Pero unas cámaras te darán más facilidad y un rango mayor de opciones

Para mí lo básico es que la cámara tenga controles manuales, que nos deje tomar decisiones sobre cómo queremos hacer la foto.

Luego valoraría mucho que la cámara incluya visor (óptico o electrónico da igual). A diferencia de la pantalla trasera, el visor nos aisla del entorno, nos permite encuadrar mejor y nos ayuda a educar nuestra visión ‘fotográfica’.

Si la cámara es de objetivos intercambiables (réflex o EVIL) nos va a dar a la larga más juego, más opciones para desarrollar nuestra creatividad. Yo recomendaría una cámara de este tipo.

Para aprender fotografía es imprescindible practicar, practicar y practicar… Si no disfrutas fotografiando va a ser una tarea muy dura y es posible que te desanimes. Así que la primera regla sería disfrutar. Elegir una cámara y un equipo con el que estés a gusto y te apetezca salir a hacer fotos.

Aquí ampliamos un poco el tema y recomendamos algunos modelos de cámaras que nos parecen interesantes para aprender fotografía.

 

Sólo quiero hacer fotos sin preocuparme de parámetros ni nada técnico

Quizás lo más recomendable en este caso sería un móvil con una buena cámara, normalmente a partir de móviles de gama media se pueden obtener resultados bastante buenos.

La ventaja del móvil es que tiene una gran capacidad de procesamiento y puede ofrecer imágenes muy atractivas sin necesidad de que el usuario conozca conceptos fotográficos.

Como desventaja estaría por ejemplo que cuando las condiciones de luz no sean muy buenas la calidad de imagen se va a resentir. También la parte óptica puede limitar a veces.

Otra opción sería una cámara compacta de gama media alta. Todas las cámaras tienen la opción de trabajar en modo automático, en ese sentido cualquier usuario, sin ningún conocimiento de fotografía, puede obtener imágenes de muy buena calidad y tendrían una ventaja cualitativa con respecto a los móviles: sensor más grande, mejor óptica y más flexibilidad (zoom).

 

 


¿Cámara con objetivo fijo (compacta / bridge) o de objetivos intercambiables?

Esta es otra cuestión interesante que se plantea a menudo.

La ventaja o la idea básica de una cámara de objetivos intercambiables es que podemos usar para cada tipo de escena o situación el objetivo más adecuado a la misma, aquel con el que podemos obtener los mejores resultados o un determinado efecto según sus características ópticas.

Si no vas a invertir en objetivos o vas a llevar siempre un objetivo ‘todoterreno’ (amplio rango focal) en tu cámara réflex / EVIL, vas a desaprovechar el potencial de la cámara ya que ese tipo de objetivos no son especialmente nítidos ni tienen una gran apertura, etc.

Quizás una compacta de gama media / alta puede cubrir esas situaciones con una calidad aceptable, con un equipo mucho más reducido ya que toda la óptica está integrada, y además esa óptica está diseñada específicamente y optimizada para ese modelo.

Dentro de las bridge (compactas súperzoom con formato similar a una réflex pequeña en cuanto a tamaño) nos gusta mucho la Panasonic Lumix FZ300 

Es una cámara muy completa, con un rango focal muy grande (equivalente a un 25-600mm en cuanto a ángulo de visión), una muy buena apertura f/2.8 constante a lo largo de todo el rango focal, y en general una calidad óptica excepcional para su gama. Al tener un sensor pequeño va a sufrir un poco en condiciones de poca luz, pero es una cámara todoterreno muy interesante para casi cualquier tipo de fotografía.

 

Si saltamos a las cámaras compactas de gama alta hay auténticas maravillas, con sensores ya bastante más grandes (normalmente sensores de 1 pulgada) y ópticas de gran calidad.

Son una opción muy interesante si queremos un equipo muy ligero que ofrezca muy buena calidad de imagen.

Aquí tienes más información sobre cámaras compactas de gama alta

 

 

Busco una cámara para llevar en mis viajes

Un caso muy típico: alguien que se compra una réflex para fotografiar en sus viajes: monumentos, museos.. Va con sus dos objetivos nuevos (uno para ‘cerca’ y otro para ‘lejos’). Ahora cambia objetivo para foto en grupo, ahora cambia objetivo para sacar aquella torre, ahora una foto del hijo, ahora cambia para sacar aquella cigüeña en lo alto, ahora este edificio que necesita un gran angular..

Al día siguiente sale con un único objetivo, y al siguiente deja la cámara réflex en el hotel porque está harto de cargar con ella, y hace las fotos con el móvil.

Bueno, quizás es un relato un poco exagerado, pero puede estar perfectamente basado en hechos reales.

¿Quiere esto decir que no tiene sentido comprar una réflex o que no la llevemos de viaje? NO. Es simplemente un ejemplo de situaciones reales en las que para algunos usuarios la réflex no va a ser la herramienta ideal, aunque la calidad de las fotos de la réflex sea muchísimo mejor que las de un móvil. El usuario ha renunciado a esa calidad en favor de la comodidad, y tan contento. Porque si no somos profesionales, de lo que se trata es de disfrutar con la fotografía, no ser esclavos de una máquina.

¿Entonces, qué tipo de cámara sería más adecuada para viajes?

Si queremos llevar la cámara siempre encima y cargar con lo mínimo:

  • Una una compacta de bolsillo de gama media puede ser una opción. Hay compactas muy buenas, que ofrecen una calidad de imagen más que decente, que permiten control manual de los parámetros, que tienen un zoom que nos da cierta flexibilidad para encuadrar lo que nos interesa..  ¿A qué renunciamos? Estas cámaras de sensor pequeño no nos va a dar la mejor calidad de imagen, por ejemplo dentro de los edificios, cuando no hay mucha luz en la escena, por la noche… quizás también le cueste enfocar en algunas situaciones complicadas.
  • Una compacta de gama alta si queremos mejorar la calidad de imagen cuando las condiciones de luz no son tan buenas.

Si por ejemplo queremos tener muchísima flexibilidad, para hacer fotos desde gran angular hasta fotos de objetos muy lejanos:

  • Una buena opción son las compactas (bridge) súper zoom. Estas cámaras no caben en un bolsillo, tienen un tamaño y peso comparable a las réflex o incluso superior algunos modelos, pero tienen la ventaja de que nos dan un rango de zoom enorme, con una óptica normalmente bastante buena. ¿A qué renunciamos?: No son ligeras ni caben en el bolsillo y vamos a tener unas limitaciones similares a las de las compactas de bolsillo en cuanto a calidad de imagen en situaciones de poca luz.

Si queremos más calidad de imagen de la que nos puede dar una compacta o una súper zoom:

  • Las cámaras EVIL / sin espejo pueden ser una buena opción, sobre todo un sistema como Micro 4/3, de Olympus y Panasonic, que ofrece la mejor relación calidad – tamaño – peso, incluyendo cámaras y objetivos. Podemos llevar la cámara y un par de objetivos en un bolso o mochila muy pequeños.

Y no hace falta tirar la réflex a la basura:

  • Para este tipo de viajes de ocio / turismo, si llevamos una réflex quizás sea más que suficiente salir con el objetivo de kit (18-55mm) para ir más ligeros y cómodos. Vamos a tener un rango de zoom pequeño, pero va a resolver perfectamente el 95% de las situaciones. O podemos llevar un objetivo todoterreno: sacrificamos algo de nitidez y apertura pero nos movemos con un equipo muy reducido y tenemos más margen a la hora de encuadrar. Objetivos recomendados para viaje para réflex Canon. Objetivos recomendados para viaje para réflex Nikon.

 

 

Busco una cámara para llevarla siempre conmigo

Éste es un caso muy similar al de viajes. Se trata de llevar la cámara siempre encima para fotografiar en cualquier momento: vemos una escena que nos interesa, paramos, sacamos nuestra cámara y disparamos..

Sacar una réflex de casa requiere como mínimo una pequeña planificación, salir con la mochila o la funda, qué objetivos nos interesa llevar, etc.

Las opciones serían similares a las que hemos visto para una cámara para viajes, pero en este caso priorizando el tamaño. La idea es que la cámara se pueda llevar incluso en el bolsillo de una chaqueta o dentro del bolso o mochila que llevemos habitualmente al trabajo o con lo que nos movamos durante nuestro día a día.

  • Una cámara sin espejo pequeña con un objetivo compacto. Es probablemente la mejor opción en cuanto a calidad de imagen y prestaciones.
  • Una cámara compacta de gama alta. Estas cámaras ofrecen unas prestaciones increíbles ya que montan un sensor bastante grande, habitualmente sensores de 1 pulgada o mayores. Así como una óptica diseñada específicamente para la cámara.
  • Una cámara compacta de gama media. Si tu presupuesto va más justo, este tipo de cámaras dan muy buena calidad de imagen cuando las condiciones de luz no son excesivamente malas.
  • Un móvil de gama media alta. Las cámaras de los móviles actuales, sobre todo en gama media alta, tienen también muy buenas prestaciones.

 

 

Quiero hacer fotografía de naturaleza: animales, aves

No es lo mismo fotografía de paisaje que fotografía de animales. Aquí hablamos de fotografiar animales en estado salvaje y necesitamos cámaras que nos den mucho alcance.

Sobre todo en el caso de las aves es muy difícil acercarse a una distancia corta a menos que usemos aguardos (hides)

Si tenemos dinero: la mejor opción es sin duda la réflex (o una EVIL, aquí es un poco indiferente una u otra excepto quizás por el enfoque en determinadas situaciones complejas en las que las réflex todavía tienen cierta ventaja) con un teleobjetivo que llegue al menos a una focal equivalente de 300mm. Nos va a dar mucha calidad, un enfoque más rápido seguramente.. ¿Qué contras tiene esta opción?. Tamaño, peso y coste.

Con respecto al peso y al tamaño da igual que sea réflex o EVIL porque el peso que vamos a cargar lo va a determinar el objetivo y el trípode (y las demás cosas que llevemos en la mochila cuando salimos al campo). Sí es cierto que en algunos modelos o sistemas de cámaras sin espejo los teleobjetivos pueden ser menos aparatosos que para réflex, pero creo que en este caso el peso no va a ser un factor determinante.

Con respecto a lo que comentábamos del enfoque. El enfoque por detección de fase de las réflex suele ser muy rápido, por ejemplo en seguimiento de objetos que se mueven. Las cámaras EVIL actuales tienen unos sistemas de enfoque automático rapidísimos, al nivel de las réflex, pero para seguimiento (enfoque continuo) todavía pueden estar un poco por debajo en determinadas situaciones, por ejemplo en seguimiento de aves en vuelo. Lógicamente depende de muchos factores, incluyendo la calidad y luminosidad del objetivo, etc. Como contrapartida, las cámaras sin espejo suelen tener un disparo en ráfaga muy rápido, que viene muy bien para captar animales en movimiento.

Si no queremos llevar tanto peso y no queremos usar unos objetivos tan aparatosos: por un precio muchísimo más bajo podemos conseguir una compacta súper zoom. Algunos modelos nos ofrecen alcances que igualan o superan el alcance de los grandes teleobjetivos. Y en un tamaño mucho más reducido.  Estas cámaras bridge te ofrecen mucha más movilidad y flexibilidad. Sí, sacrificamos calidad de imagen, sobre todo en algunas condiciones de luz menos favorables. Pero es una opción muy buena, hay muchos aficionados a las aves que usan cámaras compactas súper zoom, con resultados buenísimos.

 

Quiero hacer fotografía de deportes: coches, motos, fútbol..

En general, para fotografía deportiva se van a usar focales medias y largas ya que normalmente nos vamos a centrar en escenas que están relativamente lejos.

También vamos a necesitar disparar a velocidades de obturación bastante altas: en primer lugar para congelar el movimiento de los sujetos que forman parte de la escena, y en segundo lugar para minimizar la trepidación si disparamos a mano alzada. La trepidación se produce por pequeñas vibraciones y movimientos involuntarios de la cámara y se traduce en una imagen movida o como pérdida de nitidez.

El peor escenario posible es cuando queremos fotografiar eventos que tienen lugar en interiores: pabellones deportivos, recintos cerrados, etc. En esos casos nos encontramos con una iluminación insuficiente para la velocidad de disparo que necesitamos, y nos veremos obligados a subir ISO para llegar a una velocidad de obturación razonable.

Por otra parte, para fotografía de objetos que se mueven muy rápido también vamos a necesitar una cámara (cámara + objetivo) con un sistema de enfoque rápido y preciso, sobre todo en modo de seguimiento.

Como vemos, este tipo de fotografía suele ser bastante exigente. Si queremos buenos resultados en casi cualquier circunstancia tendríamos que ir a cámaras con sensor grande (para minimizar el efecto del ruido al subir ISO) con objetivos de focal larga (teleobjetivos)

En general cualquier cámara réflex o EVIL de gama media actual debería cubrir bastante bien estas situaciones. El objetivo en concreto dependerá del tipo de evento y de dónde nos podamos colocar, pero una focal equivalente del orden de 200-300mm debería ser suficiente en la mayoría de los casos.

Cuanto más apertura tenga el objetivo mejor, ya que nos permitirá aumentar la velocidad de obturación, pero para este rango de focales los objetivos con buena apertura suelen ser muy caros.

Una compacta súper zoom también puede ser una opción si vamos a usarla sobre todo en exteriores, con buena luz.

 

Necesito una cámara para fotografía de producto

En este caso nos referimos a fotografía de producto para usar las imágenes en tiendas online, para catálogos impresos, folletos publicitarios, etc.

Para este tipo de fotografía la iluminación es en general mucho más importante que las características de la cámara.

Pero en general es recomendable utilizar una cámara de objetivos intercambiables, da igual la marca y el modelo, o si es réflex o sin espejo. También influye poco el rendimiento de la cámara en condiciones de poca luz, comportamiento a ISOs altos, ruido, etc. porque se va a usar en condiciones óptimas de iluminación. La idea es poder utilizar objetivos específicos.

En el caso de productos pequeños: joyería, artesanía, etc. se suelen utilizar objetivos macro (permiten enfocar desde más cerca para conseguir que el objeto ocupe buena parte del encuadre).

Para objetos más grandes se suelen utilizar objetivos de focal media larga, de forma similar a la fotografía de retrato.

Las características tecnológicas de la cámara no son tan importantes, ya que este tipo de fotografía se realiza en un entorno muy controlado: buena iluminación, trípode

 

 

Cámara para vídeo para mejorar mi canal de youtube o para proyectos profesionales

En general, salvo casos muy muy excepcionales, las cámaras de foto (réflex, EVIL, compactas avanzadas) ofrecen la mejor relación entre la calidad de vídeo y precio.

Por encima, en cuanto a calidad y prestaciones, estarían ya las videocámaras para uso profesional, que son básicamente cámaras de fotos con sensores grandes (la parte electrónica es muy similar) y una ergonomía y funciones diseñadas específicamente para grabación de vídeo. Pero estaríamos hablando de un salto bastante grande en precio con respecto a un paso por encima en prestaciones. Es decir, sólo compensan si se van a utilizar en proyectos profesionales de cierta envergadura.

Echa un vistazo a este apartado en el que hablamos sobre cámaras y equipo orientado a la grabación de vídeo.

 

 

Busco calidad de imagen sobre todo

En ese caso réflex o EVIL, y los criterios de decisión sobre el tipo exacto, marca, modelo, etc. estarán basados en otros factores: por ejemplo si le damos prioridad al tamaño y peso, o si buscamos características o funciones muy concretas…

El precio también, claro, es un criterio importante.

Si vamos a máxima calidad que nos pueda dar una Full Frame estaríamos hablando de gamas altas, tanto de réflex como de cámaras EVIL. Pero eso ya estaría más orientado a fotógrafos profesionales o semi profesionales. Un usuario aficionado posiblemente no le va a sacar realmente partido a una cámara de gama alta, con la correspondiente inversión en objetivos de calidad y todo el equipamiento asociado…

El tema de la calidad de imagen daría para hablar largo y tendido. Es comprensible que un fotógrafo profesional, que trabaja con grandes formatos: carteles, publicación impresa.. busque la máxima calidad, a nivel de pixel a pixel, rango dinámico, nivel de ruido…

Infórmate, investiga, busca información sobre lo que ofrece una cámara y otra.. Pero no te obsesiones con parámetros de calidad de imagen del sensor o de los objetivos. Todos esos parámetros, en el uso habitual de un fotógrafo aficionado, van a tener una influencia mínima en sus fotos.

 

 

Me gusta la fotografía artística y puede que me dedique a la fotografía de una forma profesional en el futuro

Si te gusta el tema de la fotografía y buscas una cámara para aprender echa un vistazo a este artículo donde comentamos qué características básicas le pediríamos nosotros a una cámara de iniciación que facilite el aprendizaje.

El salto al mundo profesional es algo muy personal, se supone que ya tienes conocimientos avanzados sobre la parte artística, gestión de la luz y una idea aproximada de las características técnicas mínimas que debería tener tu cámara, en función del tipo de proyectos que vas a hacer.

Comenzar con un equipo completo de gama profesional es muy caro, supone una inversión económica muy importante. En general los fotógrafos comienzan su carrera profesional con un equipo más modesto.

Prácticamente cualquier cámara réflex o sin espejo de gama media actual permite llevar a cabo proyectos profesionales con un resultado similar al que se conseguiría con equipo de gamas más altas. Lógicamente depende del tipo de proyecto y de las circunstancias en las que se va a desarrollar.

En cualquier caso, la prioridad en estos casos creo que sería la formación, más que la elección del equipo.