Objetivo Canon EF 50mm f/1.8 | Características y opiniones

Es un objetivo que tiene que estar en nuestra mochila si tenemos una cámara réflex Canon. Con respecto al objetivo de kit nos da un salto de calidad y más posibilidades artísticas.

 

Objetivo Canon 50mm f/1.8

 

 

 

Introducción

En el mundo de la fotografía no existen los objetivos BBB (bueno, bonito y barato) pero el 50mm f/1.8 al menos tiene dos de las B: es bueno y es barato.

Lo de bonito, bueno, digamos que es un objetivo construido en plástico. En inglés se le conoce como el ‘plastic fantastic‘ o ‘nifty fifty

El Canon EF 50mm f/1.8 puede utilizarse en todas las cámaras réflex digitales de Canon, tanto las que llevan sensor Full Frame como las que llevan sensor APS-C.

También se puede utilizar en las cámaras sin espejo del sistema M (Canon M50, M6 mark II…) mediante un adaptador que conserva todos sus automatismos y funcionalidad (enfoque automático y apertura de diafragma).

En las cámaras réflex Full Frame (35mm) se considera un objetivo normal, que simula o da una sensación similar a la visión humana en cuanto al ángulo de visión.

Es decir, cuando vemos una foto hecha con un 50mm en un sensor o película de 35mm nos transmite una perspectiva que nos resulta familiar, como si fuéramos nosotros mismos los que estábamos allí mirando la escena.

En las cámaras con sensor APS-C el ángulo de visión corresponderá a una distancia focal de unos 80mm.

Es decir, nos proporciona un encuadre más cerrado y si nos alejamos de la escena para componer el mismo encuadre tendremos una perspectiva similar a la que nos daría un teleobjetivo corto.

En estas cámaras es una muy buena opción para fotografía de retrato.

 

 

Versiones del 50mm f/1.8 de Canon

 

Canon 50mm f/1.8 (original)

Ya no se comercializa, se fabricó hasta 1990.

El diafragma está formado por 5 palas. Es un objetivo de 6 elementos (6 lentes) en 5 grupos

El motor de enfoque es de tipo AFD (con engranajes). El frontal no rota con el enfoque (útil para usar polarizadores / filtros ND)

La montura es metálica.

No incluye estabilizador óptico.

 

Canon 50mm f/1.8 II

Esta versión se fabricó hasta 2015 y todavía se pueden encontrar en tiendas. Sigue el mismo esquema óptico de su predecesor.

El diafragma está formado por 5 palas. Es un objetivo de 6 elementos (6 lentes) en 5 grupos.

El motor de enfoque es de tipo Micromotor (con engranajes). El frontal no rota con el enfoque (útil para usar polarizadores / filtros ND)

La rosca para filtros tiene un diámetro de 52mm

La montura es de plástico.

No incluye estabilizador óptico.

 

Canon 50mm f/1.8 STM

Se fabrica desde 2015

El diafragma está formado por 7 palas. Es un objetivo de 6 elementos (6 lentes) en 5 grupos.

El motor de enfoque es de tipo STM (motor paso a paso), muy suave y silencioso.

La rosca para filtros tiene un diámetro de 49mm

La montura es de metal.

No incluye estabilizador óptico.

 

 

Dimensiones y peso del 50mm f/1.8 SMT

Los datos a continuación son para la versión STM

El peso sin parasol es de unos 160g

 

Canon EF 50mm f/1.8 STM Características

 

Medidas aproximadas: 69.2 mm (diámetro) x 39.3mm (fondo)

En una cámara réflex Canon con sensor full frame el ángulo de visión horizontal es de unos 40 grados.

En cámaras APS-C  (réflex y sistema M) el ángulo de visión horizontal es de unos 26 grados.

La rosca para filtros tiene un diámetro de 49mm

 

 

Opinión sobre el Canon EF 50mm f/1.8 y valoración

Desde el punto de vista óptico, las tres versiones tienen un rendimiento muy similar.

Aquí nos centraremos en el 50mm f/1.8 STM.

En resumen, es posiblemente el objetivo con la mejor relación calidad precio del mercado. No quiere decir que sea perfecto o que ofrezca todo lo que tú necesites: es un objetivo sencillo, fiable, con gran nitidez y para lo que ofrece su precio es imbatible.

 

Puntos positivos del objetivo. PROS:

  • Excelente calidad óptica. Es un objetivo muy nítido, incluso a su máxima apertura
  • El sistema de enfoque es rápido, preciso y muy silencioso. Con respecto a la versión anterior quizás se pierde un poco de velocidad (el Micromotor es un poco más explosivo con respecto al motor paso a paso), pero no es apreciable en el día a día. Sin embargo, el sistema STM es muchísimo más silencioso y funciona muchísimo mejor para el enfoque continuo en vídeo.
  •  El bokeh (la calidad del desenfoque) es bastante neutro. No es el mejor del mundo o el más espectacular, pero no genera efectos desagradables y en general consigue unos desenfoques suaves y agradables.
  • El comportamiento frente a destellos (flares) es bastante bueno
  • También el comportamiento con respecto a aberraciones cromáticas es muy bueno
  • Excelente relación calidad precio

 

Puntos menos positivos. CONTRAS:

  • Está fabricado en plástico. En mano se siente como un objetivo de gama media baja, pero por otra parte también lo hace un objetivo ligero.
  • En enfoque manual no es mecánico, el aro de enfoque funciona como un control electrónico que transmite a la cámara las órdenes para mover el motor. Para fotografía da igual. Para vídeo puede ser un inconveniente ya que la rotación del aro no se corresponde siempre con el mismo punto de enfoque.
  • No incluye estabilizador óptico
  • No es un objetivo sellado al polvo y las salpicaduras

 

VALORACIÓN:

Para un fotógrafo aficionado, sobre todo para cámaras réflex de Canon con sensor APS-C, creo que sería mi primera recomendación para dar un salto de calidad con respecto al objetivo de kit.

Para vídeo, en especial con las Canon que tienen tecnología Dual Pixel, el sistema de enfoque STM es una combinación perfecta. Silencioso, pero sobre todo súper suave en las transiciones, por ejemplo cuando quieres hacer un cambio de enfoque entre dos elementos de la escena (rack focus)

Hay objetivos un poco más nítidos, más robustos, con estabilizador óptico… pero estaríamos hablando de precios que en muchos casos quedan fuera del alcance de un fotógrafo aficionado.

 

 

Precios del 50mm f/1.8 de Canon

 

 

 

Más información: