Cámaras recomendadas para vídeo (videoblog, youtube, etc.) 2020

Guía rápida para elegir la cámara que necesitas para grabar vídeos de gran calidad: para youtube, videoblogs en general o para pequeñas producciones profesionales.

 

Cámaras recomendadas para grabar vídeo

Foto: Magic Madzik (CC BY 2.0)

 

Índice rápido de contenidos:

 

 

Criterios para elegir una cámara para vídeo

En una producción de vídeo lo más importante con diferencia es el contenido (qué vas a contar y cómo lo vas a contar).

En el ‘cómo lo vas a contar‘ pueden entrar en juego los recursos artísticos, que a veces pueden estar limitados o condicionados por el equipo (cámara, objetivo, iluminación…)

Luego está la calidad técnica, que está basada en al menos tres pilares:

  • la cámara
  • la iluminación
  • el sonido

Yo diría que los tres son igual de importantes, aunque lógicamente dependerá del tipo de vídeo.

Luego hay un cuarto pilar muy importante:

  • la edición / postproducción

… que está relacionada tanto con la parte técnica como con la parte artística. Es donde se le da la forma final al contenido.

 

Este artículo está orientado a la elección de la cámara.

Para elegir la cámara más adecuada tienes que pensar qué tipo de vídeos vas a hacer y en qué situaciones vas a grabar: estudio, exteriores, aventura..

Por supuesto, el presupuesto es uno de los puntos más importantes: siempre hay que buscar un equilibrio entre calidad, prestaciones y precio.

Dejaremos a un lado los segmentos de aventura o deportes en primera persona, para los que la cámara adecuada sería con toda probabilidad una cámara deportiva de tipo GoPro o similar.

Y nos centraremos en algunos tipos de grabaciones o situaciones de grabación más o menos típicas que nos vamos a encontrar:

 

 

Presentación de productos: reviews, pruebas…

Características que me parecen importantes para este tipo de vídeos:

 

1. Sistema de enfoque

En este tipo de situaciones la cámara tiene que pasar el enfoque de la cara de la persona al producto, y de vuelta a la persona.

No hay nadie detrás de la cámara, tiene que ser un sistema de enfoque fiable para evitar que la cámara pierda la referencia de enfoque y nos deje un trozo de secuencia desenfocado o el desagradable efecto de focus hunting (la cámara intenta enfocar y mueve la lente de enfoque hacia adelante y hacia atrás sin conseguir encontrar una referencia en la escena)

En estos casos lo ideal sería una cámara con un buen sistema de detección de cara, que tendría prioridad sobre la detección del objeto más cercano (o la detección por zona).

 

2.- Iluminación

Si se graba en estudio, en un entorno muy controlado, es mucho más importante la iluminación que cualquier otra característica técnica de la cámara.

Con un buen esquema de iluminación conseguiremos: que la cámara trabaje en su zona óptima sin necesidad de subir ISO, que los colores aparezcan más naturales (no apagados) y que en general la imagen sea más agradable a la vista.

3.- Entrada para micrófono externo

No es un punto crítico.

Como estamos en estudio tenemos muchas opciones para grabar el audio con micrófono: grabadora externa, interfaz de sonido, directo al PC…

 

4.- Pantalla articulada / abatible en modo selfie

Es una característica deseable pero no imprescindible.

La pantalla nos permite comprobar si todo está funcionando correctamente mientras nos grabamos, sobre todo el encuadre y si la cámara está enfocando correctamente.

Si la pantalla no se puede colocar en modo selfie podemos usar un pequeño monitor externo conectado por HDMI, o podemos usar un móvil conectado por WiFi a la cámara como pantalla secundaria, o un móvil conectado por USB dependiendo de la cámara… tenemos diferentes alternativas.

 

Algunos modelos recomendados:
(los enlaces abren en una ventana nueva)

 

Si tienes un presupuesto más ajustado:

 

 

Protagonista de un canal / alguien que se graba a sí mismo

Es una situación muy similar a la de review de producto. Se graba en estudio, en interior, en un entorno controlado.

La persona permanece en una zona concreta, por ejemplo está sentado en su escritorio, mesa de trabajo o está realizando alguna actividad (cocina, makers, artesanía…) pero toda la actividad se desarrolla en un espacio físico relativamente pequeño, dentro de un encuadre más o menos cerrado.

 

1. Sistema de enfoque

Siempre viene bien tener en la recámara un buen sistema de enfoque, por ejemplo con detección de cara.

Pero en esta situación va a depender muchísimo de cada caso concreto.

Muchas veces lo más idóneo es configurar un enfoque manual que cubra una determinada profundidad de la escena (profundidad de campo). Tendremos una secuencia muy limpia, sin efectos de focus hunting o pérdidas de enfoque.

 

2. Iluminación

Muy, muy importante. Siempre que podamos, sobre todo en estudio, en la zona que tengamos destinada a grabar. Mejor invertir en iluminación que en una súper-mega-cámara.

 

3. Entrada para micrófono

Deseable pero no imprescindible. Tenemos otras opciones de grabar sonido en estudio

 

4. Pantalla articulada / abatible en modo selfie

Deseable pero no imprescindible.

 

 

Algunos modelos recomendados:
(los enlaces abren en una ventana nueva)

 

Si tienes un presupuesto más ajustado:

 

 

Streaming / emisión en directo

Es una situación más especializada.

Básicamente aplicaríamos las mismas recomendaciones que para alguno de los apartados anteriores: puede ser importante el sistema de enfoque dependiendo del tipo de directo y como siempre es fundamental la iluminación.

Pero además en este caso se requiere de cierta infraestructura que tiene que ver con la parte de emisión.

Configuración típica para tener cierto control y calidad de emisión:

  • Tenemos un ordenador con el software que controla la emisión y la producción, por ejemplo alguna de las variedades de OBS (OBS Studio, Streamlabs OBS..), StreamYard, etc. o las herramientas que proporcione la propia plataforma de emisión (Twitch, Youtube, Zoom…)
  • Tenemos que llevar la señal de vídeo de la cámara hasta el ordenador que va a emitir. En unos casos lo podremos hacer a través de HDMI (normalmente necesitaremos una pequeña capturadora de vídeo) y en otros casos a través de USB

 

La opción de HDMI normalmente nos va a dar más calidad de imagen y más control, pero también complica un poco más la configuración porque necesitamos una capturadora de vídeo.

Es necesario que la cámara tenga la opción de salida limpia a través de HDMI (Clean HDMI output) para que sólo emita la imagen de la escena, no la información adicional que aparece en la pantalla de la cámara: textos con la configuración actual, marcas / recuadros de enfoque, etc..

La opción de conectar la cámara directamente a través de USB sería sobre todo para cámaras Canon.

 

Algunos modelos recomendados

Cámaras con salida limpia HDMI (clean output) y buen sistema de enfoque:

 

Cualquiera de las cámaras Canon con sistema Dual Pixel, aunque no tengan salida limpia HDMI se pueden utilizar para emisión en directo a través de USB, usando Canon EOS Utility como programa intermedio.

 

Más información sobre configuración para streaming y cámaras recomendadas.

 

 

Cámara para vlogging

Buscamos una cámara que se adapte bien a todo tipo de situaciones. A veces grabaremos en estudio pero otras veces lo haremos en exteriores, a mano alzada, en movimiento…

El tamaño y peso del equipo pueden condicionar bastante.

Aquí tienes información más detallada sobre los criterios y recomendaciones para una cámara para vlogging.

 

 

Grabar con alguien detrás de la cámara

Este apartado es muy genérico, hay miles de situaciones y casos diferentes.

La idea es que ahora hay alguien controlando la cámara y monitorizando todo: el encuadre, el enfoque, el sonido…

 

1. Sistema de enfoque

En algunos casos, por ejemplo en escenas planificadas, se puede usar el enfoque manual para tener todo el control. Sería la situación ideal para no depender del sistema de enfoque de la cámara (ningún sistema de enfoque es perfecto)

Pero lo de que siempre hay que usar enfoque manual es un mito. Muchas veces un sistema de enfoque automático es más rápido y preciso que una persona, sobre todo si no tenemos muchísima experiencia con enfoque manual y en escenas que no son planificadas.

Digamos que tener un ‘enfoque decente’ es un plus.

 

2. Entrada para micrófono / salida para auriculares

Serían características deseables para simplificar la configuración del equipo.

La alternativa sería usar una grabadora de sonido externa con la que controlaríamos todos los parámetros de grabación.

 

3. Pantalla articulada / tipo de visor

La pantalla articulada o al menos abatible viene muy bien cuando tenemos que grabar desde posiciones que no son las habituales en fotografía.

En las cámaras EVIL podemos usar el visor electrónico mientras grabamos vídeo. Esto es muy interesante por ejemplo cuando las condiciones de luz nos impiden ver correctamente la pantalla o si queremos aislarnos un poco más del entorno.

En las réflex no podemos usar el visor óptico para vídeo, podríamos comprar un visor externo que se acopla a la pantalla trasera de la cámara.

En muchos casos interesa usar un monitor externo (conectado por HDMI) para tener una pantalla más grande y trabajar con más comodidad.

 

4. Estabilizador

Si vamos a hacer tomas a mano alzada o incluso en movimiento (andando) con la cámara en mano necesitaremos estabilizar de alguna forma la toma para evitar trepidación y movimientos no deseados que son muy molestos.

La mejor estabilización se consigue con un estabilizador externo (gimbal electrónico o steadicam pasivo).

Los estabilizadores integrados que actúan sobre el sensor funcionan bastante bien: los de Olympus son increíbles, los de Panasonic son muy buenos, los de Sony funcionan relativamente bien…

Los estabilizadores ópticos de los objetivos mejoran la parte de trepidación (temblor de la cámara en mano) pero no suelen compensar bien los movimientos de cámara.

Los estabilizadores digitales por software en general funcionan mejor que la estabilización del objetivo, aunque introducen recorte (ángulo de visión un poco más cerrado) y en algunos casos introducen distorsiones y artefactos en la imagen.

Resumen: el estabilizador integrado nos da cierto margen para trabajar con la cámara en mano, pero dependerá del rendimiento de cada estabilizador, marca, modelo… Es una característica deseable pero no imprescindible porque en última instancia lo ideal es usar trípode o un estabilizador externo si nos tenemos que mover con la cámara.

 

 

Algunos modelos recomendados
Este caso es tan amplio y variado que habría que valorar qué características son más importantes para cada uno.

Si prevés que vas a usar gimbal, una cámara más pequeña y ligera te va a permitir usar un gimbal de tamaño medio (dependerá también del tamaño y peso de los objetivos)

 

 

 

 

Grabación de vídeo publicitario, clips, cortometraje

Es también un apartado muy genérico porque cada proyecto tendrá su propios criterios de calidad, presupuesto, etc.

Serían casos en los que se busca en general un extra de calidad. Suelen ser proyectos más elaborados en todas las fases: planificación, producción, grabación y edición.

Se pueden hacer proyectos con calidad ‘profesional’ con prácticamente cualquier cámara réflex / EVIL.

En estos casos las secuencias suelen estar muy planificadas: localización, iluminación, tomas, encuadres y movimientos de cámara…

Una cámara de gama más alta o con más prestaciones nos da sobre todo más control en la grabación y más margen en la parte de edición.

Esto tiene que ver con el tipo de compresión de la señal. Cuanto menos compresión lleve la señal de vídeo más información útil tendremos en edición (a costa de trabajar con muchísima más información: ficheros más grandes y necesitaremos equipos de edición más potentes)

Características que pueden ser importantes dependiendo del proyecto:

  • Resolución. Grabar en 4K o incluso a mayor resolución nos da más margen en edición aunque el proyecto se vaya a publicar y distribuir en una resolución menor.
  • Posibilidad de grabar con un perfil logarítmico para obtener el mayor rango dinámico posible de la escena
  • Alta tasa de bits (bitrate). El bitrate nos da una idea de la cantidad de información que genera la cámara por cada fotograma de vídeo, aunque depende de otros factores como la eficiencia de los codecs, etc.
  • Profundidad de color (8 bits, 10 bits…). Va influir por ejemplo en escenas en las que tengamos gradientes de color muy suaves, por ejemplo cielos muy homogéneos. Con 8 bits quizás hay cierto riesgo de banding: en lugar de aparecer ese degradado suave y homogéneo se apreciará un degradado con bandas porque no hay suficiente ‘resolución’ de color.
  • Submuestro de crominancia / chroma sampling (4:2:2, 4:2:0, …). También tiene que ver con la compresión de la señal de vídeo. Esto es importante por ejemplo cuando queremos hacer chroma key (fondo de color verde o azul para integrar después efectos).

 

En la mayoría de las cámaras la grabación en tarjeta impone limitaciones en el tipo de señal (su compresión) que pueden generar.

Por eso las configuraciones de mayor calidad (10 bits, 4:2:2, alto bitrate) suelen estar disponibles sólo a través de la conexión HDMI y necesitaríamos una grabadora externa que pueda gestionar ese volumen de información.

 

Algunos modelos recomendados
Nos centramos un poco en las cámaras de gama más alta, con capacidad para grabar en 4K y más prestaciones en vídeo: perfiles logarítmicos, señal de vídeo con menos compresión, etc.

 

  • Panasonic GH5
  • Panasonic GH5S
  • Fuji X-T3
  • Sony a6600
  • Sony a7 III
  • Canon Z6
  • Sony a7S II
  • Panasonic S1 / S1H

 

 

 

Resumen de características técnicas

Al margen del uso que le vayamos a dar,  vamos a hacer un resumen de características que pueden ser importantes para elegir la cámara:

 

  • Sistema de enfoque
    Detección de cara, seguimiento de objetos, fiabilidad…
  • 4K o FHD (Full HD)
    Aquí tienes más información sobre 4K vs Full HD
  • Fotogramas por segundo: 60p / 30p / 24p
    En general, cuantas más opciones de grabación nos permita la cámara mejor, porque tendremos más margen a la hora de grabar y a la hora de editar. En la mayoría de los casos 30p (30 fotogramas por segundo) suele ser suficiente. Para escenas con mucha acción en las que queremos un aspecto más de transmisión deportiva usaríamos 60p si está disponible en la cámara para esa resolución
  • ¿Cámara de vídeo o cámara de fotos con funciones de vídeo?
    Por ergonomía y funciones: una videocámara, está pensada para grabar vídeo. Sin embargo, las videocámaras de gama de consumo no ofrecen una calidad muy alta y las videocámaras de gama semiprofesional/profesional son muy caras. Algunas cámaras réflex y EVIL (objetivos intercambiables) pueden ofrecer una calidad de imagen y una serie de recursos artísticos a la altura de videocámaras avanzadas. Digamos que para vídeo ofrecen una buena relación calidad precio.
  • Tamaño del sensor
    Sensores más grandes suelen tener un mejor comportamiento cuando las condiciones de luz no son buenas (imagen más limpia, con menos ruido digital). Una cámara con sensor más grande no da más calidad de imagen cuando hay buena luz, da más margen de trabajo cuando las condiciones de luz empiezan a ser peores. El tamaño del sensor también afecta al ángulo de visión, para un mismo objetivo (distancia focal) un sensor más grande ofrece más ángulo de visión. También afecta indirectamente a la profundidad de campo: con sensores más grandes es más fácil conseguir una profundidad de campo pequeña (fondo desenfocado)
  • ¿De objetivos intercambiables?
    Una cámara de objetivos intercambiables (réflex o EVIL / sin espejo) va a ofrece más flexibilidad porque podemos elegir el objetivo más adecuado para cada situación.
  • ¿Con o sin estabilizador de imagen?
    La mejor estabilización: un gimbal o steadicam si nos tenemos que mover o un trípode para tomas estáticas. El estabilizador integrado suele funcionar bien, luego estaría el estabilizador digital por software y por último el estabilizador óptico del objetivo.
  • ¿Con entrada para micrófono externo?
    Es una característica deseable porque nos facilita la configuración, sobre todo en exteriores. Pero tenemos otras alternativas para grabar sonido con buena calidad.
  • ¿Salida para auriculares?
    También es una característica deseable pero no imprescindible
  • Pantalla trasera articulada / abatible
    Es una característica interesante que nos facilita el trabajo. Si usamos la cámara para grabarnos a nosotros mismos, tener una pantalla articulada o abatible en modo selfie nos facilita a la hora de encuadrar y ver que todo está funcionando correctamente. Hay alternativas: monitor externo, móvil como monitor…
  • Ayudas visuales (focus peaking / zebras)
    Son extras que vienen bien en ciertas situaciones, sobre todo cuando grabamos fuera de estudio
  • Rendimiento de la cámara en situaciones de poca luz
    Cuando usamos la cámara para vídeo la velocidad de obturación la tendremos prefijada: 1/50s, 1/60s, 1/125s… así que sólo podemos jugar con el diafragma y con la sensibilidad para conseguir una exposición correcta. Una cámara con buena respuesta a ISOs altos (menos ruido digital) ofrece más margen de maniobra en situaciones de poca luz.
  • Rolling shutter
    El rolling shutter es el efecto gelatina o inclinación de líneas verticales de la escena al mover la cámara horizontalmente, por ejemplo al hacer un barrido -panning- o cuando se graba desde un vehículo en movimiento. Suele ser mayor cuanto mayor es el sensor de la cámara aunque en última instancia depende de cada modelo.
  • Perfiles específicos para vídeo
    Por ejemplo si la cámara incluye perfiles logarítmicos, perfiles con poco contraste (flat) o perfiles que generan directamente un estilo específico (Cinestyle, etc.)
  • Posibilidad de trabajar con filtros ND
    Si vas a grabar en exteriores muchas veces las condiciones de luz (exceso de luz) te pueden limitar. A veces hay que reducir la cantidad de luz que llega al sensor usando filtros de densidad neutra (ND). Esta característica no tiene que ver directamente con la cámara sino con la posibilidad de adaptar estos filtros al objetivo. La mayoría de objetivos de cámaras de objetivos intercambiables permiten adaptar filtros ND. Con cámaras compactas puede haber más problemas a la hora de encontrar o adaptar este tipo de filtros.

 

Ten en cuenta que muchas de estas características sólo son aplicables en situaciones muy concretas (que no se dan en todos los tipos de vídeo) y otras características sólo son importantes para producción profesional

 

 

Cámaras más completas para vídeo

Sony a6400 / Sony a6100

La Sony a6400 o la Sony a6100 creo que son las cámaras más completas para la mayoría de usos que hemos comentado.

  • Sistema de enfoque impresionante
    Cualquiera de las Sony de la serie a6000, pero en especial los últimos modelos como la a6400, la a6100 o la a6600. Es el mejor sistema del mercado: súper rápido y muy fiable en la mayoría de las situaciones.
  • Graban 4K / 30p
  • Graban 1080 / 120p
  • Pantalla abatible 180º hacia arriba en modo selfie
  • Entrada para micrófono externo
  • Cámaras pequeñas y ligeras
  • No tienen límite de grabación de vídeo (la mayoría de las cámaras tienen un límite de 30 minutos por clip)
  • Las dos tienen salida limpia a través de HDMI
  • Catálogo muy completo de objetivos (montura E)
  • La Sony a6400 incluye perfiles logarítmicos: S-Log2, S-Log3…

 

Son muy buenas opciones para vlogging, para grabarnos a nosotros mismos, review de productos, para streaming / emisión en directo…

La Sony a6100 estaría en una gama un poco más baja, no incluye perfiles logarítmicos, no es una cámara sellada (polvo y salpicaduras de agua) y no tiene chasis interno metálico (la a6400 está hecha de aleación de magnesio y recubrimiento de plástico)

La a6600 estaría en la gama más alta de esta serie. Incluye estabilizador integrado y Eye AF en vídeo. Además incluye salida para auriculares. La autonomía de la batería también es mayor.

 

 

 

Canon 90D / Canon M6 mark II

Otra cámara muy completa para fotografía y vídeo es la Canon 90D o su versión mirrorless, la Canon M6 mark II. Características de la 90D:

  • Muy buen sistema de enfoque en vídeo
    Dual Pixel de Canon con detección y seguimiento de cara y ojos
  • Graba 4K / 30p (sin recorte)
  • Graba 1080 / hasta 120p
  • Pantalla totalmente articulada
  • Entrada para micrófono externo
  • Salida para auriculares
  • Límite de grabación de 30 minutos por clip
  • Salida limpia por HDMI
  • Catálogo enorme de objetivos Canon y de terceras marcas
  • No incluye perfiles logarítmicos

 

 

La Canon M6 mark II tiene básicamente las mismas características en vídeo. Diferencias:

  • Pantalla abatible hacia arriba 180º
  • No tiene visor, se le puede comprar un visor electrónico externo que se conecta a la zapata de flash
  • No tiene salida para auriculares
  • El catálogo de objetivos del sistema M de Canon es un poco limitado, pero puede usar todos los objetivos de las réflex de Canon mediante adaptador

 

Comparativa Canon M6 mark II vs Canon 90D

 

 

Cámaras con muy buena relación calidad – prestaciones – precio

Cámara réflex de Canon con Dual Pixel

Puedes encontrar modelos con muy buena relación calidad precio.

La Canon 200D (Rebel SL2) o la Canon 250D (Rebel SL3).  Son cámaras réflex muy completas para fotografía y vídeo. Son bastante pequeñas para ser réflex.

  • Tienen muy buen sistema de enfoque
  • La 250D graba 4K pero con algunas limitaciones
  • Graban 1080 / 60p
  • Pantalla totalmente articulada
  • Pantalla táctil que permite por ejemplo cambiar la zona de enfoque de la escena simplemente tocando la pantalla
  • Entrada para micrófono externo
  • Muy fácil de usar, menús muy intuitivos
  • No tienen salida HDMI totalmente limpia (queda el recuadro de enfoque) pero se puede usar la conexión USB y la aplicación Canon EOS Utility para hacer streaming desde ordenador.
  • Tiene límite de grabación de 30 minutos por clip
  • Tienes todo el catálogo enorme de objetivos para réflex de Canon

 

Aquí puedes ver más información sobre la Canon 250D para vídeo.

 

 

 

Cámara Canon del sistema M (sin espejo)

Son cámaras más pequeñas y ligeras que las réflex pero ofrecen básicamente las mismas prestaciones. Incluyen el sistema de enfoque Dual Pixel.

Por ejemplo la Canon M50 me parece una cámara muy completa y es una muy buena opción para vídeo.

La M50 es la versión sin espejo de la Canon 250D / SL3, tiene las mismas características en vídeo.

 

 

Algún modelo de gama media de Panasonic

Muy buena calidad de vídeo y la ventaja del tamaño y peso del sistema Micro 4/3 (objetivos más pequeños y ligeros que los sistemas APS-C / Full Frame)

Panasonic GX80:

  • Graba 4K /30p
  • Estabilizador de 5 ejes integrado
  • Pantalla abatible (no en modo selfie)
  • Pantalla táctil
  • No tiene entrada para micrófono externo
  • Límite de grabación de 30 minutos por clip

 

O la Panasonic G7:

  • Graba 4K / 30p
  • Pantalla totalmente articulada y táctil
  • Entrada para micrófono externo
  • Muy fácil de usar, menús muy intuitivos
  • Se puede desactivar el límite de grabación de 30 minutos en 4K

 

 

Cámara para grabarse a uno mismo (youtube, vlogging)

Es decir, en situaciones en las que no hay nadie detrás de la cámara.

Buscamos sobre todo una cámara que tenga un sistema de enfoque y seguimiento rápido y fiable.

 

Sony a6100 / Sony a6400

Cualquiera de las cámaras de la serie a6000 de Sony puede ser una buena opción.

Por relación calidad, prestaciones, precio quizás la a6100 o la a6400

 

Cualquiera de las Canon con sistema Dual Pixel

 

 

 

Cámara pequeña y ligera para viajar

En el caso de cámaras de objetivos intercambiables ten en cuenta que el tamaño y peso lo determina el equipo completo: cuerpo de cámara + objetivos

El sistema Micro 4/3 (Olympus / Panasonic) es el que ofrece mejor relación entre calidad de imagen y tamaño / peso del equipo, dentro de los sistemas de objetivos intercambiables.

En la mayoría de los casos las cámaras pequeñas tienen que renunciar a ciertas características:  el visor, entrada de micrófono, menos autonomía de batería, más tendencia a sobrecalentamiento, menos potencia de procesamiento…

Tienes que valorar qué es más prioritario para ti y tus necesidades.

 

Compacta con sensor de 1 pulgada

 

Cámara sin espejo de formato pequeño

 

Réflex pequeña

 

 

Necesitas grabar en 4K

Algunas cámaras que graban 4K con buena relación calidad precio:

 

 

 

 

 

 


 

Estilo de imagen: vídeo (TV) vs cine

Éste es otro aspecto que puede ser importante a la hora de elegir una cámara para vídeo.

Las videocámaras de consumo y en general las cámaras con sensor pequeño ofrecen una imagen más plana, con poco contraste, con mucha profundidad de campo, etc. prácticamente toda la escena está en foco. El estilo de imagen suele ser el típico de ‘vídeo‘ o televisión.

Las cámaras con sensor grande (réflex, mirrorless, videocámaras semiprofesionales y profesionales) pueden ofrecer una imagen más artística, más cinematográfica. Pueden jugar con la profundidad de campo (fondos desenfocados), los perfiles de imagen, etc.

Aunque no es todo blanco o negro, se suele distinguir muy bien una producción que parece ‘vídeo‘ de una producción que parece ‘cine‘. Dependiendo de cada caso puede interesar un estilo u otro, aunque el estilo cine suele ser más atractivo. También hay que tener en cuenta que el estilo cinematográfico puede ser un poco más difícil de trabajar, tanto en fase de grabación como en fase de edición.

Algunas características que se suelen relacionar con el aspecto cinematográfico:

  • Poca profundidad de campo cuando la secuencia lo requiera (sujeto en primer plano en foco, fondo desenfocado)
  • 24 fotogramas por segundo / obturación a 1/50s. A esta velocidad se produce ‘motion blur’, en escenas con movimiento cada fotograma no llega a captar una imagen congelada, sino movida, pero el efecto conjunto de movimiento suele ser muy agradable.
  • Mayor contraste en cine que en vídeo tradicional / TV
  • Corrección de color / etalonaje para conseguir un determinado look, una determinada atmósfera en función de la historia y lo que queramos transmitir al espectador
  • Aspectos artísticos: encuadre, múltiples secuencias, contar una historia de forma visual, calidad de audio y banda sonora…

 

 

Características técnicas y funciones de ayuda

Algunas características técnicas y funciones relacionadas con la grabación de vídeo

Resolución: HD, Full HD, 4K

La resolución máxima a la que puede grabar la cámara, es decir el número de pixels que tendrá cada fotograma (ancho x alto). En la actualidad el formato estándar mínimo de grabación sería Full HD (1.920 x 1.080) y cada vez más se va imponiendo 4K UHD (3.840 x 2.160) en grabación.

El 99.9% de los contenidos se consumen actualmente en Full HD. Se puede grabar en 4K buscando un extra de calidad tanto en la fuente original como en el proceso de edición, pero el producto final va en Full HD.

Si tu producción es para consumo rápido (es decir, contenidos actuales que dentro de 1-2 años no se van a consumir) yo creo que no vale la pena trabajar en 4K porque supone un trabajo extra y una inversión extra en equipo (ordenador, almacenamiento…).

Si tus contenidos van a seguir siendo válidos en el futuro (documentales, clips, etc.) puede que te interese grabar en 4K porque en el futuro tendrás un material que podrás reeditar con cierta calidad. De todas formas, pensar a futuro en cuestiones tecnológicas es arriesgado porque no se sabe qué va a suceder en un horizonte de 4-5 años.

Algunas ventajas de 4K sobre Full HD:

  • Permite captar más detalle
  • Permite editar y realizar la postproducción con mucha más información y detalle
  • Minimiza o elimina el efecto Moiré (una resolución mayor equivale a una frecuencia de muestreo mayor). Aunque si luego convertimos a Full HD es posible que aparezca el efecto en algunas zonas

 

Sistema de autoenfoque

El autoenfoque en vídeo es muy importante en situaciones en las que nos grabamos a nosotros mismos o grabamos sin ayuda de otras personas y no podemos realizar enfoque manual desde la cámara.

En cualquier caso, el enfoque manual en vídeo (por ejemplo poder seguir en foco a un sujeto de la escena mientras se mueve) es una técnica avanzada que requiere de bastante práctica. Los profesionales del vídeo suelen trabajar con enfoque manual, pero con equipos que facilitan la tarea (sistema foll0w focus, etc.) y con mucha experiencia a sus espaldas.

La mayoría de los usuarios que graban vídeo para youtube, vimeo, etc. no son profesionales del vídeo y grabar con enfoque manual, sobre todo en determinadas circunstancias, puede ser muy frustrante. Por eso es importante elegir una cámara que tenga un buen sistema de autoenfoque. Muchas cámaras incluyen la función de detección de caras, que permite hacer un seguimiento bastante preciso cuando hay una única persona en escena.

Las cámaras con pantalla táctil incluyen la opción de enfoque al tocar sobre un objeto de la escena. En modo vídeo el enfoque suele ser suave y permite hacer cambios de plano de enfoque (racking focus) visualmente atractivos.

Ten en cuenta que en el proceso de autoenfoque intervienen la cámara y el objetivo. Un buen sistema de detección y seguimiento en la cámara puede funcionar muy mal si el objetivo tiene un sistema de enfoque lento o va a saltos, o al revés, un objetivo con un enfoque muy rápido en una cámara con mal sistema de enfoque o seguimiento va a dar malos resultados. En vídeo interesa que las transiciones de enfoque sean suaves y lineales.

También hay que decir que, en general, los sistemas de auntoenfoque y seguimiento en vídeo funcionan bastante bien en las cámaras actuales, pero ningún sistema es perfecto.

 

Rolling shutter

En los sensores CMOS hay dos formas de leer la información del sensor para cada fotograma: global shutter y rolling shutter.

En el caso de global shutter funciona como un obturador, pero electrónico: la imagen se congela en el sensor y se lee al completo, luego se pone a cero el sensor y se comienza con el siguiente fotograma. La técnica rolling shutter consiste en que la información de la imagen (contenido de cada píxel del sensor) se lee secuencialmente de arriba a abajo, fila a fila, mientras el sensor sigue recogiendo luz de la escena.

La mayoría de las cámaras utilizan sensores CMOS con rolling shutter. Las cámaras con global shutter normalmente son cámaras de gama profesional diseñadas específicamente para vídeo. Tecnológicamente es difícil conseguir un sensor con global shutter que mantenga buenas características en cuanto a rango dinámico, sensibilidad, etc.

Las cámaras con rolling shutter generan a veces un efecto no deseado en vídeo, ese efecto se suele conocer como ‘rolling shutter’ aunque el nombre hace referencia realmente a la tecnología del sensor.

En las cámaras con rolling shutter, cuando grabamos escenas con mucho movimiento horizontal (por ejemplo si hacemos barridos muy rápidos, o vamos grabando desde un vehículo o un objeto de la escena se mueve horizontalmente muy rápido) lo que ocurre es que la imagen de los objetos verticales aparece inclinada: el sensor no consigue ver todos los puntos verticales a la vez, sino que los va viendo mientas se desplazan por su superficie a la vez que lee la información de arriba a abajo.

Dependiendo de los movimientos de la cámara o los objetos que se mueven, además de ese efecto de inclinación se produce el efecto gelatina (jello effect): los elementos verticales de la escena se deforman dando la sensación de que no son rígidos.

Normalmente los efectos se notan más en cámaras con sensores más grandes.

 

Entrada de micrófono externo

Es interesante que la cámara tenga entrada de micrófono porque nos permitirá grabar audio con más calidad, con un micrófono externo, directamente en la pista de vídeo.

Sin embargo hay que tener en cuenta varias cosas:

  • La entrada de micrófono que incluyen las cámaras fotográficas es de tipo minijack. Es un conector no profesional, que recoge una señal no balanceada. Cuanto más largo sea el cable que conecta el micrófono, más posibilidad de captar ruido electrónico e interferencias, ya que el propio cable actúa como una antena.
  • Los preamplificadores de las cámaras fotográficas no suelen ser excepcionales en cuanto al tratamiento de la señal de audio

La videocámaras de gama semiprofesional (y por supuesto las gamas profesionales) trabajan con conectores XLR (alimentación phantom para los micrófonos) y la electrónica interna de la cámara está mucho más optimizada para el tratamiento del audio.

Cuando se graba vídeo con cámaras fotográficas, la mejor forma de obtener un sonido de muy alta calidad es utilizando grabadoras externas, con micrófonos y cables XLR. Lo que ocurre es que esto implica más complejidad en la fase de grabación y más trabajo en la fase de edición, ya que el audio hay que montarlo en pistas adicionales y sincronizarlo con el vídeo, etc.

 

Estabilizador de imagen

El estabilizador óptico de imagen permite corregir las pequeñas vibraciones de la cámara cuando está grabando, sobre todo cuando usamos la cámara a pulso, sin trípode. El sistema de estabilización puede estar en el objetivo o en el cuerpo de la cámara.

Algunas cosas que hay que tener en cuenta sobre el estabilizador óptico:

  • Estos sistemas de estabilización sólo corrigen la trepidación de la cámara, no los movimientos amplios, por ejemplo cuando se graba andando o corriendo. Para estabilizar la imagen en esos casos se necesitan elementos externos (steady cam)
  • En algunos casos el estabilizador puede generar efectos no deseados en vídeo, por ejemplo cuando hacemos barridos (panning) o determinados movimientos con la cámara el sistema puede intentar compensar esos movimientos como si fuera trepidación. El resultado puede ser una especie de distorsión de la imagen o la aparición de artefactos. En muchos casos es preferible desactivar la estabilización óptica. Algunas cámaras y objetivos tienen varios niveles de estabilización que se pueden elegir en función de si la cámara está o no en trípode, si es fotografía o vídeo, etc.

Si vamos a grabar secuencias con la cámara en mano en las que vamos a estar moviéndonos (siguiendo a otra persona, etc.) vale la pena hacerse con un estabilizador externo tipo steady cam, gimbal, etc.

 

 

 

Más información:

El sonido es tan importante, o más incluso en muchos casos, que el propio vídeo. Aquí tienes más información sobre cómo grabar audio de calidad para tus vídeos.