Mejorar la grabación de audio para vídeo (youtube, producciones)

A la hora de grabar vídeo es tan importante la calidad de audio como la calidad de imagen. Vamos a ver algunas formas sencillas de mejorar el audio de nuestros vídeos.

Vídeo réflex. Grabar audio de una forma más profesional
Foto: Alexis Fam (CC BY 2.0)

 

 

 

El camino que sigue el sonido

Para mejorar la grabación de audio hay que tener en cuenta todo el camino que sigue el sonido desde su fuente hasta obtener una versión digital final (que será la que usemos para incluir en nuestro vídeo o para emitir si estamos en directo)

 

Grabación de sonido para youtube / vídeo

El sonido es un conjunto de ondas (vibración del aire) que pueden ser recogidas por un micrófono.

El micrófono transforma la vibración en una señal eléctrica.

La señal eléctrica (analógica) es habitualmente muy pequeña y necesita ser amplificada.

Cuando tiene un nivel suficientemente grande se puede digitalizar (mediante un conversor analógico digital) y a partir de ese momento se puede tratar como cualquier otra información digital: grabar, almacenar, editar…

 

La calidad final del sonido va a depender de cada uno de los pasos.

  • La calidad inicial en la fuente dependerá del ruido de fondo
    Por ejemplo, si conseguimos aislar la fuente de audio principal tendremos un sonido limpio ya de partida, mientras que si estamos grabando en un lugar con mucho ruido ambiente será mucho más difícil conseguir un sonido limpio. Si grabamos en interior es muy importante la acústica del recinto.
  • La calidad del micrófono tiene que ver con su sensibilidad y con la fidelidad a la hora de captar todo el espectro de frecuencias de sonido.
  • La señal analógica del micrófono tiene que ser transportada hasta el equipo de grabación.
    Los cables actúan como antenas y recogen interferencias. Estas interferencias se añaden a la señal en forma de ruido, degradando su calidad. Veremos la diferencia entre usar cables balanceados (XLR) y no balanceados.
  • Para trabajar con la señal analógica que llega del micrófono es necesario amplificarla.
    Los preamplificadores se encargan de acondicionar la señal para que su nivel sea adecuado para las siguientes etapas. La calidad del preamplificador está relacionada por ejemplo con su linealidad (fidelidad),  distorsión, la cantidad de ruido electrónico que introduce…
  • Finalmente la señal analógica se convierte a señal digital (valores numéricos)
    El conversor analógico digital introduce un error de muestreo. El error dependerá de la frecuencia de muestreo utilizada. También hay que tener en cuenta que la señal se puede almacenar sin comprimir (p.e. formato WAV) o se puede comprimir con algo de pérdida de información (p.e. formato MP3) para que ocupe menos espacio de almacenamiento.

 

 

Si quieres saber un poco más sobre algunos conceptos muy usados en grabación de sonido echa un vistazo a este artículo: Sonido profesional: niveles, conectores y cables. Explicación sencilla, es un poco técnico pero te va a dar una visión global para hablar en el mismo lenguaje que la gente ‘pro’ del audio.

 

 

Calidad de audio en función del equipo

La idea que quiero transmitir es que no hace falta invertir en un equipo de gama alta para conseguir un sonido de calidad.

La mayoría de las veces es más importante conocer un poco el comportamiento del sonido y saber usar correctamente el equipo que tenemos.

Vamos a tomar como referencia este ejemplo de una persona hablando (o cantando) y diferentes formas que tendríamos de recoger ese sonido. La gráfica representaría de alguna forma la mejora de calidad de sonido que podríamos conseguir con cada configuración:

 

Calidad del sonido en función del equipo utilizado

 

1.- Grabar directamente con la cámara / móvil

Es decir, utilizando los micrófonos internos del dispositivo.

En esa configuración la calidad será en general bastante mala:

  • El micrófono capta todo el ruido de fondo.
  • A poco que nos separemos de la cámara, el sonido de la voz perderá mucha intensidad y será indistinguible de los ruidos externos, incluyendo por ejemplo el sonido del sistema de enfoque de la cámara.
  • Es una configuración que se ve muy afectada por la acústica (reverberación)

 

La regla de oro es intentar colocar el micrófono lo más cerca posible de la fuente de sonido (idealmente a unos 10-20cm). De esta forma aislamos mucho ruido ambiente y el preamplificador puede trabajar en una zona óptima

 

2.- Utilizar un micrófono direccional / shotgun a cierta distancia

No es la situación ideal pero en muchos casos no hay más remedio: por ejemplo si necesitamos que el micrófono no aparezca en el encuadre o por una cuestión práctica para facilitarnos la grabación (exteriores, situaciones en las que es complicada otra configuración…)

Los micrófonos direccionales son aquellos que tienen más sensibilidad en una cierta dirección (un ángulo de cobertura)

¿Qué ventajas tendría un micrófono de este tipo?

  • El micrófono aisla (o atenúa bastante) todos los sonidos que lleguen de los laterales y la parte de atrás de la cámara.

 

3.- Micrófono conectado a la cámara

Con esta opción estaríamos cumpliendo bastante bien la regla que comentamos: tener el micrófono muy cerca de la fuente de sonido.

Puede ser un micrófono de mano, aunque lo habitual sería usar un micrófono de solapa (Lavalier).

El micrófono de solapa pasa bastante desapercibido (se puede llegar a ocultar totalmente entre la ropa) y está situado a unos centímetros de la boca.

Ventajas:

  • El micrófono no necesita mucha sensibilidad ya que la fuente está muy cerca. Por lo tanto los ruidos externos quedan muy atenuados y tendremos un sonido mucho más limpio de partida.
  • El micrófono va conectado directamente por cable a la cámara

 

4.- Micrófono conectado a grabadora de sonido

Similar al punto 3, pero en este caso el micrófono está conectado a un equipo especializado: una grabadora de sonido digital o una interfaz de sonido.

Ventajas:

  • Las grabadoras suelen tener mejores preamplificadores que las cámaras y mejor gestión del sonido en general
  • Si usamos una grabadora portátil la podemos llevar a modo de petaca y minimizamos la longitud del cable (los cables actúan como antenas y captan todo tipo de interferencias y ruido electrónico)

 

5.- Micrófono de estudio

Los micrófonos de estudio son los que potencialmente nos van a dar la mayor calidad de sonido.

A partir de una cierta gama mínima tendríamos un nivel de calidad muy cercano a lo que se consideraría grabación profesional.

Los micrófonos con conexión XLR utilizan cables balanceados, que eliminan muy bien las interferencias generadas por el propio cable.

Ventajas:

  • Los micrófonos de estudio (a partir de cierta gama) ofrecen la mejor calidad de sonido
  • El cable balanceado (XLR) minimiza el ruido generado en el propio cable por interferencias (todos los cables actúan como una antena)
  • El cable XLR además suministra la alimentación (alimentación Phantom) que necesitan los micrófonos de condensador y el preamplificador o la etapa de adaptación de impedancias que incluya el propio micrófono.

 

6.- Equipo de gama profesional

Este caso representaría una situación en la que utilizamos equipo de gama alta para una producción de audio profesional.

La idea es que con un equipo de gama profesional vamos a tener potencialmente mayor calidad de sonido, sí. Pero si comparamos con un equipo de gama media bien usado la diferencia va a ser muy difícil de apreciar.

¿Qué diferencias suele haber entre un equipo de gama media y uno de gama profesional?

  • Los micrófonos tendrán más sensibilidad, más rango dinámico, mejor respuesta en frecuencia
  • Cada modelo de micrófono está especializado para un tipo de voz, un instrumento, una situación… En una producción profesional se utilizarían los micrófonos más adecuados.
  • Los preamplificadores tendrán una respuesta más lineal (o aportarán un cierto color al sonido si es lo que se busca), introducirán menos ruido electrónico, tendrán un mejor aislamiento frente a interferencias…
  • Los equipos serán más robustos y tendrán una mayor redundancia frente a fallos
  • La interfaz de los equipos será más compleja y más flexible: más canales, más opciones de configuración por canal, etc.

 

Resumen

No hace falta ir a la gama profesional para obtener un sonido de calidad.

Fíjate que los saltos de calidad son muy grandes desde la configuración más básica.

Simplemente el hecho de usar un micrófono externo ya supone un salto importante.

Y muchas veces el problema ni siquiera está en el equipo sino en el entorno: ruido, reverberación… o en un mal uso.

El punto 5 representa un equipo que nos ofrece una calidad muy próxima a la de una producción profesional, pero todavía en una gama de precios asequibles.

Para el salto a la gama profesional ya estaríamos hablando de subir un orden de magnitud en los precios, para conseguir ese extra de calidad y fiabilidad que necesitan las producciones profesionales.

 

 

Situaciones típicas y equipo recomendado

Vamos a ver una serie de situaciones típicas que nos pueden servir de ejemplo.

Para cada caso vamos a ir planteando las mejores soluciones buscando la máxima calidad de audio posible.

 

Sonido en estudio (vídeo, streaming, podcast…)

Grabamos en un recinto cerrado: una habitación, el salón…

La ventaja de esta situación es que tenemos cierto control sobre el entorno y podemos hacer ciertos cambios.

Nos podemos centrar en la calidad de sonido y tratar de exprimirla al máximo para conseguir todos esos detalles y matices que sólo se pueden conseguir en estudio.

La clave aquí es la acústica de la habitación: si conseguimos minimizar los problemas con la acústica podemos llegar a conseguir un sonido muy limpio, de gran calidad.

Equipo / configuración por orden de calidad:

  • Micrófono de estudio XLR + interfaz de sonido
  • Micrófono de estudio USB
  • Micrófono de solapa
  • Micrófono direccional / shotgun

 

Aquí tienes más información sobre cómo conseguir sonido de la máxima calidad para vídeo o streaming en estudio.

 

 

Sonido en exteriores (vlogging)

Por ejemplo para grabar vídeo en exteriores: en un parque, en el campo, en la calle, en el jardín de casa…

Es un entorno en el que tenemos muy poco control sobre el sonido que nos rodea.

También es una situación en la que no vamos a poder llevar normalmente un equipo equivalente al que tendríamos en estudio: por peso y sobre todo por comodidad.

Aquí se trata de minimizar en lo posible todo ese ruido ambiental que nos puede estropear la grabación.

El objetivo es que la voz sea perfectamente inteligible y que el sonido ambiente forme parte de la grabación pero sin que resulte molesto o que pueda llegar a distraer.

Enemigos del sonido en el exterior:

  • El viento
  • El ruido del tráfico
  • Aviones, helicópteros… y el colega de la moto con los escapes trucados, que está esperando justo para cuando te pones a grabar
  • Conversaciones en lugares públicos, niños jugando…

 

Equipo que suele ir bien en estas situaciones (por orden de calidad que nos puede ofrecer):

 

Más información sobre micrófonos de solapa

Más información sobre micrófonos shotgun direccionales

Más información sobre grabadoras de sonido

 

 

Sonido en eventos

Este ejemplo sería para exponer una situación en la que no podemos controlar nada de lo que ocurre y que además se desarrolla en un entorno complicado, que no hemos elegido nosotros.

No me estoy refiriendo a montar un equipo de sonido para conciertos o similar. Eso es otro mundo aparte y ahí sí que hacen falta conocimientos más avanzados, mucha experiencia y un equipo profesional más completo.

Me refiero a una situación en la que nosotros llegamos a un evento que ya tiene su propio sistema de sonido (o no) y tenemos que adaptarnos para conseguir la mejor calidad posible en esas circunstancias.

Equipo / configuración que podría ir bien:

  • Grabadora de sonido portátil conectada a la mesa de mezclas del evento
  • Micrófono direccional situado cerca de la fuente principal de sonido (conectado a grabadora portátil)
  • Micrófono direccional situado cerca de la fuente de sonido, con sistema inalámbrico (el receptor a grabadora digital o directamente a cámara)
  • Micrófono o grabadora situado cerca de alguno de los altavoces del evento

 

En este tipo de situaciones normalmente interesa grabar por un lado el sonido principal (una persona hablando, cantando, etc.) y por otro lado el sonido ambiente, que también puede ser importante y puede aportar más información a la historia.

Luego en edición nosotros decidimos qué sonido tiene más relevancia dependiendo del momento.

El sonido ambiente se suele grabar con micrófonos omnidireccionales, pero dependerá lógicamente de cada situación concreta.

 

Grabadoras de sonido recomendadas para vídeo

 

 

Sonido para cortometraje o producciones de vídeo

En este tipo de situaciones tenemos normalmente una limitación importante: no queremos que el micrófono aparezca en el encuadre.

La regla de oro sigue siendo la misma, intentar que el micrófono quede lo más cerca posible de la fuente de sonido.

Se suelen usar bastante los micrófonos de solapa. Se pueden esconder bien entre la ropa y se puede utilizar una grabadora externa pequeña (petaca) que también se podría ocultar con la ropa de la persona que lo lleva.

Otra opción sería utilizar micrófonos inalámbricos, es decir, un micrófono de solapa conectado a un emisor (petaca) que iría escondido en la ropa.

Sin embargo, si no podemos esconder el micrófono de ninguna forma, el rey aquí sería el micrófono direccional.

Se suele utilizar montado en una pértiga para que esté lo más cerca posible de los actores sin que salga en el plano (habitualmente situados un poco por encima de las cabezas de los actores, apuntando a su cara)

Como normalmente se necesitan cables largos es preferible usar equipo XLR. Los cables balanceados proporcionan una protección perfecta para evitar interferencias electromagnéticas.

 

Más información sobre micrófonos shotgun

 

 

Tipos de micrófono: de condensador vs dinámicos

Hay básicamente dos tipos de micrófono según su principio de funcionamiento.

 

Dinámicos

La membrana está unida a una bobina que se mueve alrededor de un imán. El movimiento genera una señal eléctrica por inducción.

No necesitan alimentación externa.

Aislan muy bien el sonido ambiente (ya que tienen poca sensibilidad) por lo que se utilizan mucho en conciertos y en grabaciones donde no hay control sobre el entorno o es un entorno muy ruidoso.

Son muy resistentes a golpes

Son muy resistentes a niveles de sonido muy altos

Tienen muy buen comportamiento para la voz

 

De condensador

La membrana mueve una de las placas de un condensador (en la cápsula del micrófono) y provoca variaciones de tensión: convierte los cambios de presión sonora en señal eléctrica.

Necesitan alimentación externa.

Sensibilidad muy alta, captan mejor los sonidos débiles y por lo tanto recogen mejor los matices de la voz o de los instrumentos.

Mejor respuesta en frecuencia, más transparente (depende de la construcción física)

Son muy delicados: golpes o sonidos muy fuertes pueden romperlos

Buen comportamiento para voz y casi todo tipo de instrumentos. Como la respuesta es más plana es más fácil trabajar luego el sonido en edición si fuera necesario.

 

De cinta

Son un tipo especial de micrófono dinámico. Utiliza el mismo principio pero en lugar de usar un diafragma con una bobina, el micrófono de cinta utiliza una cinta de aluminio muy fina para generar la corriente eléctrica por inducción.

Son muy muy delicados y su respuesta en frecuencia es limitada. Sin embargo, esa respuesta en frecuencia tan peculiar refuerza muy bien el sonido de la voz, la zona de graves y medios, y fueron muy usados a mediados del siglo XX.

En la actualidad se utilizan muy poco, en estudios de grabación y para usos muy concretos.

 

 

Tipos de micrófonos según su patrón polar

El patrón direccional o patrón polar nos dice cómo capta sonido el micrófono según la dirección espacial de la que recibe el sonido.

Como es muy difícil hacer una representación en 3 dimensiones se suele utilizar una representación polar (como si estuviéramos mirando desde arriba)

La dirección en 0 grados correspondería con la dirección de máxima sensibilidad del micrófono.

El patrón polar utiliza una escala logarítmica, en decibelios.

 

  • Omnidireccionales
    Recogen por igual el sonido en toda la esfera a su alrededor. Son ideales por ejemplo para recoger sonido ambiente
  • Cardioides
    Son más sensibles en una dirección, una semiesfera realmente. Es decir, si están apuntando hacia una dirección todo el sonido que llegue desde atrás o desde los laterales quedará muy atenuado.
  • Supercardioides, hipercardioides…
    Diferentes versiones de micrófonos direccionales, con ángulos de captación más estrechos. Son patrones típicos de los micrófonos de cañón (shotgun)
  • Bidireccionales
    Básicamente serían como dos cardioides unidos en un único micrófono. Recogen el sonido de la parte delantera y la trasera, y atenúan los sonidos laterales. Se les suele conocer también como de figura 8 (figure 8 microphone) por la forma de su patrón polar.

 

 

 

Tipos de micrófono según formato / uso habitual

 

Micrófonos de solapa

Los micrófonos de solapa son posiblemente la opción más sencilla y económica.

Se utilizan en todo tipo de situaciones: en estudio, en exteriores, en rodaje de cortometrajes, publicitarios, etc.

 

Conexión de micrófono a grabadora de mano

 

Su principal ventaja es que se colocan muy cerca de la fuente de sonido. Simplemente con eso ya conseguimos un sonido más limpio, aislando gran parte del ruido ambiente.

Suelen ser micrófonos omnidireccionales (captan el sonido que les llega de todas las direcciones) aunque el cuerpo de la persona que lo lleva hace de escudo con respecto al sonido que viene de la parte de atrás.

Aquí tienes algunos micrófonos de solapa recomendados, con buena relación calidad precio.

Serían micrófonos de gama media, que se pueden utilizar para proyectos profesionales, pero están más orientados a un usuario aficionado.

Las configuraciones más habituales usando micrófono de solapa serían:

 

 

Micrófonos de estudio

Si grabamos en un entorno controlado, por ejemplo en una habitación tranquila, nos quitamos del medio un montón de problemas: el viento, ruidos del entorno…

 

Configuraciones con micrófono de estudio

En estas condiciones vamos a tener ya de partida un sonido muy limpio.

Los micrófonos de estudio nos van a permitir captar y realzar los detalles y matices de la voz (o música si grabamos instrumentos)

 

¿Qué ventajas tienen los micrófonos de estudio?

  • Son más grandes que los micrófonos de solapa.
    Sus elementos activos son más sensibles (diafragma más grande) y tienen un mejor comportamiento.
  • Se sitúan cerca de la fuente de sonido.
    Por ejemplo, con respecto a los micrófonos de tipo cañón / shotgun que se colocan encima de la cámara, captan muchísimo mejor todos esos detalles de la voz que se pierden o se atenúan con la distancia.

 

¿Qué desventajas tienen?

  • Suelen ser más caros, a igualdad de gama, que los micrófonos de solapa
  • Son más voluminosos.
    No sólo el micrófono en sí, sino todos los accesorios y equipo auxiliar que necesitamos.
  • Curva de aprendizaje
    No por el tipo de micrófono, sino porque buscamos la mayor calidad de sonido y tendremos que aprender un poco más sobre cómo optimizar todos los procesos

 

Hay cientos de opciones para grabar en estudio con calidad profesional.

Si no te quieres complicar mucho la vida puedes ir directamente a un micrófono USB.

Los micrófonos USB incluyen en un mismo elemento todo lo necesario para captar el sonido y procesar la señal analógica (micrófono + preamplificador + conversor analógico digital + electrónica de comunicación mediante USB).

Simplemente se conectan al ordenador por USB y ahí ya recibimos la señal digital que podemos emitir directamente o la podemos grabar para pasarla posteriormente al vídeo.

Micrófonos USB recomendados

 

La otra opción es utilizar micrófonos de estudio convencionales (XLR), como los que se utilizan en los estudios de grabación.

Esto suele intimidar un poco porque entramos en un mundo con un lenguaje propio, estándares diferentes (conectores, equipos…) y parece todo muy complejo.

Pero no es así.

Las configuraciones básicas son muy sencillas y los equipos actuales lo hacen todo más fácil.

Básicamente necesitas: el micrófono + un cable XLR + una interfaz de sonido + el ordenador donde se graba o se emite en directo.

Usar equipo de sonido convencional tiene varias ventajas:

  • En primer lugar la flexibilidad para elegir la configuración más adecuada. Es una opción mucho más modular.
  • En general, a igualdad de precio conseguimos un equipo mejor, que ofrece más calidad de sonido.
  • Podemos conectar varios micrófonos a la vez, combinar micrófonos con otras fuentes externas, instrumentos, etc.
  • Entramos en los estándares del audio profesional, es decir, desde los conectores, la compatibilidad entre equipos de sonido, posibilidad de añadir todo tipo de accesorios…

 

Aquí tienes una configuración básica de lo que sería un estudio de grabación de sonido para vídeo o para hacer directos.

Micrófonos de estudio recomendados

Criterios para elegir la interfaz de sonido

 

 

Micrófonos externos direccionales

Hay ocasiones en que no es viable colocar micrófonos muy cerca de la fuente de sonido.

Por ejemplo, si estamos grabando a un grupo de personas, deportes.. en exteriores o en entornos en los que no tenemos tanto control como en un estudio.

O simplemente por comodidad cuando grabamos fuera del estudio y queremos un equipo portátil y sencillo de usar.

Micrófonos externos direccionales para cámaras

En estos casos podemos utilizar micrófonos direccionales acoplados directamente a la cámara (o al móvil mediante algún tipo de rig o soporte).

Estos micrófonos recogen muy bien el sonido en una dirección (frontal) y con un cierto ángulo de cobertura.

Fuera de esa zona de cobertura están ‘sordos’ o al menos atenúan bastante el sonido ambiente.

Tienen la ventaja de que aislan muy bien los sonidos propios de la cámara: motor de enfoque, manipulación de botones, pequeños golpes involuntarios..

Algunos incluyen también una especie de sistema de suspensión (anti shock o shock mount) que aisla los ‘toc’, los golpecitos que podemos dar involuntariamente a la cámara y que en un soporte rígido se transmitirían mecánicamente al micrófono.

Dentro de la gama media podemos encontrar micrófonos con muy buena relación calidad precio. Estas gamas están pensadas para usar directamente con cámaras, móviles o con grabadoras pequeñas. Utilizan conectores jack y son muy fáciles de usar y configurar.

Para usos más específicos o producciones que necesiten garantizar un nivel de calidad más elevado habría que pasar a la gama de sonido profesional, con micrófonos shotgun especializados. En estas gamas se utilizan conectores XLR normalmente y se necesitan grabadoras con ese tipo de conectores y alimentación phantom, o directamente alguna interfaz de sonido o mesa de mezclas.

Para vlogging, canales de youtube o incluso muchos proyectos profesionales, los equipos de gama media proporcionan una calidad más que aceptable.

Si buscas un micrófono externo pequeño, portátil, sin necesidad de alimentación externa, para usar directamente con la cámara, con una grabadora o con el móvil, la mejor opción por calidad / precio / prestaciones es probablemente el Rode VideoMicro:

 

 

Pero en cualquier caso echa un vistazo a este artículo para saber más sobre los micrófonos direccionales, sus pros y sus contras.

Y también algunos micrófonos direccionales recomentados para cámaras.

 

 

Grabadoras digitales de sonido

Las grabadoras de sonido son un complemento prácticamente indispensable si grabas vídeo en exteriores, fuera de estudio.

Grabadora de sonido digital Zoom H5

Incluso si grabas en estudio pueden suponer un salto de calidad importante en tu audio.

¿Qué ventajas tienen las grabadoras digitales?

  • Son dispositivos pensados y diseñados para grabar sonido.
    Toda su electrónica, sus conectores, sus procesadores internos están pensados para trabajar con señales de audio.
  • Los preamplificadores por ejemplo son más limpios.
    Introducen menos ruido, suelen tener mayor ganancia y son más lineales
  • Se tiene más control sobre los niveles y la señal analógica antes de pasar a digital
  • Dependiendo del modelo de grabadora podremos utilizar micrófonos XLR y podremos grabar varios canales a la vez, por ejemplo si hacemos entrevistas podremos tener dos o más micrófonos conectados a la grabadora.

 

Algunas grabadoras incluyen micrófonos integrados. Se podrían usar directamente como micrófonos, por ejemplo para entrevistas o para captar el sonido ambiente.

Aunque los micrófonos integrados suelen ser de cierta calidad casi siempre es preferible utilizar las grabadoras con micrófonos externos especializados: micrófonos de solapa, micrófonos XLR o micrófonos de cañón (shotgun)

Aquí puedes encontrar algunos modelos de grabadoras digitales de sonido que recomendamos para tus proyectos.

 

 

Más:

Estudio básico de grabación de vídeo para YouTube

Cámaras recomendadas para vídeo (para youtubers, vlogs, etc.)

Cámaras recomendadas para vlogging

Cómo ajustar los niveles de sonido para conseguir la mejor calidad

Micrófonos de estudio recomendados (+Interfaz de sonido)

Micrófonos USB de estudio recomendados

Micrófonos externos para cámara (tipo shotgun / de cañón)

Micrófonos inalámbricos recomendados