50mm – El objetivo debes comprar sí o sí para tu réflex

El objetivo fijo de 50mm tiene que estar en tu lista de imprescindibles, es probablemente el primer objetivo que me compraría para dar un salto de calidad desde el objetivo de kit

 

Objetivo de 50mm - qué cámara réflex

Markus Grossalber (CC BY 2.0)

 

 

Objetivos, sensores y factor de recorte

Una de las cosas que más me frustraban cuando comencé a interesarme por la fotografía, sobre todo cuando pasé a usar cámaras de objetivos intercambiables, es el tema de la distancia focal de los objetivos.

Si ya conoces estos conceptos puedes saltar directamente a la siguiente sección: ¿por qué quiero un objetivo fijo de 50mm?

En fotografía, desde un punto de vista práctico, cuando hablamos de distancia focal estamos hablando de ángulo de visión.

Pero el ángulo de visión depende de la distancia focal (una característica física del objetivo) y también de la superficie de proyección.

Por razones históricas, el ángulo de visión que se toma como referencia es el que corresponde a la proyección de la imagen en una película de 35mm.

En las cámaras con sensor Full Frame (aproximadamente del mismo tamaño que un fotograma de película de 35mm) no hay problema, se sigue manteniendo la misma relación entre distancia focal y ángulo de visión.

En cámaras con sensor más pequeño la imagen que proyecta un objetivo con una determinada distancia focal queda ‘recortada’. Por lo tanto, el ángulo de visión es más estrecho.

Por lo tanto se habla de que el objetivo tiene una distancia focal equivalente (en cuanto a ángulo de visión) que se calcula multiplicando por el ‘factor de recorte‘ que corresponda a ese sensor.

La mayor parte de los aficionados usamos cámaras réflex o sin espejo con sensores más pequeños:

  • APS-C en las réflex de gama media y de entrada de Canon [factor de recorte 1.6x]
  • APS-C en réflex de gama media y entrada de Nikon y Pentax [factor de recorte 1.5x]
  • APS-C en cámaras sin espejo de Canon (sistema M) [1.6x]
  • APS-C en las cámaras sin espejo de Fuji [1.6x]
  • APSC en algunas cámaras sin espejo de Sony (series a5000 y a6000) [1.6x]
  • Micro 4/3 en el caso de las cámaras sin espejo de Oympus y Panasonic [2x]

 

La cuestión es que un mismo objetivo, por ejemplo un 50mm f/1.8, se comportará diferente dependiendo de la cámara en la que se esté usando.

Aquí nos vamos a centrar el comportamiento del objetivo en cámaras con sensor APS-C

 

 

¿Para qué quiero un objetivo fijo de 50mm?

Un objetivo fijo de 50mm f/1.8 te va a permitir dar un salto de calidad y te dará la oportunidad de explorar técnicas fotográficas y efectos que no puedes conseguir fácilmente con un objetivo de focal variable como el que suele venir con la cámara: 18-55mm f/3.5-5.6

 

1.- Apertura máxima

La apertura máxima de un objetivo nos da una idea de cuánta luz es capaz de enviar al sensor.

La apertura se mide en una escala de pasos de luz. Cada salto en esa escala, un paso de luz, quiere decir que entra el doble o la mitad de luz. Los números son un poco raros, porque tienen en cuenta la relación entre la distancia focal y el diámetro de entrada de luz, pero es fácil recordar la escala básica:

1 – 1.4 – 2 – 2.8 – 4 – 5.6 – 8 – 11 – 16 – 22

Cuanto mayor es el número, menor la apertura: menos luz entra al sensor. Una apertura de f/2.8 deja pasar el doble de luz que una apertura de f/4   (a mí me resulta muy práctico pensar que el número va dividiendo, así que cuanto mayor es el número menor es la apertura)

A partir de f/2.8 y números más bajos, ya se considera que un objetivo es luminoso, que deja pasar mucha luz.

 

¿Qué ventajas nos aporta un objetivo luminoso?

Nos va a permitir hacer fotografía en situaciones con menos luz

Si el objetivo recoge más cantidad de luz: podremos subir más la velocidad de obturación para reducir el riesgo que que las fotos salgan movidas o trepidadas.

Más cantidad de luz también nos evitará tener que subir ISO y reduciremos el nivel de ruido (granulado) de la imagen.

Por ejemplo mejorará la calidad de nuestras fotografías en interiores (museos, dentro de casa…) y cuando las condiciones de luz no sean tan buenas (fotografía nocturna, atardeceres, días muy nublados…)

 

Por otra parte, la apertura afecta a la profundidad de campo…

 

2.- Profundidad de campo / desenfoque del fondo

Un objetivo con apertura grande nos facilita conseguir una profundidad de campo pequeña

El efecto más visible es que podemos mantener al sujeto principal totalmente enfocado, mientras que el fondo queda desenfocado, sin detalles que distraigan la atención.

A la calidad de ese desenfoque se la denomina bokeh. Se dice que un objetivo genera un buen bokeh cuando el desenfoque que produce es agradable a la vista, suave, sin artefactos o elementos que distraigan.

El desenfoque de fondo es una técnica muy utilizada en fotografía de retrato por ejemplo, también en fotografía de producto, etc.

 

3.- Distancia focal

Volviendo a la distancia focal, el 50mm en tu cámara con sensor APS-C ofrecerá un ángulo de visión similar a un 75-80mm en una cámara Full Frame.

Esas distancias focales son muy usadas en fotografía de retrato, porque para los encuadres típicos hay que separarse una distancia de 3-4 metros del sujeto, consiguiendo una perspectiva que conserva muy bien las proporciones de la cara, con un resultado muy natural.

Con focales más pequeñas, para un mismo encuadre, las caras pueden aparecen un poco deformadas debido a la perspectiva. El típico efecto de nariz muy grande y orejas muy pequeñas.

El hecho de ser una focal fija con un ángulo de visión relativamente estrecho también te va a ‘obligar’ a pensar más en el encuadre y tu posición con respecto a la escena, te va a obligar a moverte, a considerar perspectivas diferentes…

 

4.- Nitidez

Los objetivos fijos tienen un diseño de lentes mucho más sencillo y pueden optimizar mejor el rendimiento óptico del conjunto.

En general, a igualdad de gama y precio, un objetivo fijo suele ser bastante más nítido que un objetivo de focal variable (objetivos zoom, como el objetivo de kit)

En concreto, los 50mm suelen ser objetivos muy muy nítidos

 

5.- Construcción y tamaño

Es una focal que permite un diseño de lentes muy sencillo y muy compacto.

Incluso las versiones del 50mm con mayor apertura (f/1.4 o incluso f/1.2) siguen siendo relativamente pequeñas. Ten en cuenta que cuanto mayor sea la apertura, mayor tiene que ser el diámetro de las lentes, sobre todo de las frontales.

Por lo tanto es un objetivo ligero, que se puede llevar a todas partes y ocupa muy poco espacio en la mochila.

 

6.- Precio

Al tratarse de objetivos muy sencillos en cuanto a estructura interna y diseño óptico, sus costes de fabricación son bajos (depende en cada caso de los materiales que utiliza, etc.)

Los 50mm f/1.8 suelen ser objetivos muy baratos, sobre todo si comparamos con otras focales que ofrezcan prestaciones similares.

Los 50mm f/1.4 suelen estar en una gama media de precios. Suelen ser también objetivos bastante asequibles.

 

 

 

Pros y contras del 50mm

Resumen de pros y contras del 50mm usándolo con sensor APS-C

Compraría este objetivo por:

  • Me permite hacer fotos en interior, con luz natural, o en escenas con condiciones de luz escasa
  • Gran apertura (f/1.8 o f/1.4) para conseguir fondos desenfocados (bokeh muy bonito y suave)
  • La distancia focal efectiva en APS-C (75-80mm) es buena para hacer retrato, para fotografía de producto…
  • Es un objetivo pequeño y ligero, perfecto para callejear sin llamar excesivamente la atención, y la focal nos va a permitir fotografiar sin resultar invasivos
  • Nitidez. Como la mayoría de los objetivos fijos suelen ser muy nítidos incluso a máxima apertura
  • Excelente relación calidad precio

Por poner alguna pega..

  • No es tan versátil como un 50mm en full frame. En nuestra APS-C no es un objetivo normal, se comporta más bien como un tele corto. En algunos interiores reducidos nos podemos quedar sin espacio para encuadrar.
  • También para fotografía de edificios (el exterior del edificio) se puede quedar un poco larga esa focal para encuadrar todo el edificio.
  • Es un objetivo de focal fija, el zoom lo hacen los pies del fotógrafo (esto no es ni bueno ni malo según se mire) pero te tienes que acostumbrar si vienes de una compacta superzoom o cuando cambias el 18-55mm por el 50mm fijo.

 

 

Objetivos 50mm recomendados para Canon

 

Objetivo Canon 50mm f/1.8 EF

Canon tiene 3 versiones o evoluciones de este objetivo: la I (la más antigua), la II y la versión STM (la más reciente).

En general creo que vale la pena comprar la versión STM.

STM es un sistema de enfoque de Canon muy silencioso y con un desplazamiento rápido y suave que va muy bien para fotografía y sobre todo para vídeo.

Es un objetivo muy nítido, muy pequeño, muy ligero, muy barato… ¿qué más se puede pedir?

 

 

 

Canon EF 50mm f/1.4 USM

Si puedes invertir un poco más, el 50mm f/1.4 te ofrece ese extra de apertura (aproximadamente 3/4 de paso de luz) que puede venir bien en algunas circunstancias con luz escasa.

La apertura máxima también te permitirá desenfocar el fondo de una forma más sencilla (a igualdad de condiciones te permite una profundidad de campo más estrecha)

Es un pelín más nítido que el 50mm f/1.8

 

 

 

Objetivos 50mm recomendados para Nikon

 

Objetivo Nikkor (Nikon) 50mm f/1.8 AF-S

En Nikon hay que tener en cuenta que hay modelos de objetivo que no incluyen motor de enfoque.

En ese tipo de objetivos sólo funciona el enfoque automático en cámaras que incluyan motor de enfoque en el cuerpo (gamas intermedias como la serie D7000 y gamas profesionales con sensor Full Frame).

Las réflex Nikon de gamas de entrada e intermedia no suelen incorporar motor de enfoque, por lo tanto si tienes una cámara de las series D3000 (D3200, D3300..) o de las series D5000 (D5200, D5300, D5500..)  habría que elegir modelos AF-S.

 

 

 

Objetivo Nikkor 50mm f/1.4 AF-S

Si tu presupuesto te lo permite, el 50mm f/1.4 aporta un extra de luminosidad y más flexibilidad a la hora de conseguir fondos desenfocados.

 

 

 

Objetivo Nikkor AF 50mm f/1.8

Estos modelos suelen ser más baratos ya que no llevan motor de enfoque interno (son objetivos AF en lugar de AF-S).

Pero por ese mismo motivo no permiten enfoque automático en cámaras Nikon sin motor de enfoque integrado en el cuerpo. Es decir, no funcionaría el autoenfoque con la serie D3000 (…D3300, D3400, D3500…) ni con la serie D5000 (…D5300, D5500, D5600…)

Si tienes una cámara de la serie D7000 sí funcionaría el autoenfoque. En caso de duda mira el manual de tu Nikon para saber si tiene o no motor de enfoque interno.

 

 

 

Objetivos 50mm recomendados para Pentax

 

Objetivo Pentax 50mm f/1.8 DA

Un objetivo excelente, a la altura de cualquiera de los modelos de Nikon o Canon.

Muy pequeño, muy ligero, muy nítido… y muy barato.

Es un objetivo diseñado para las cámaras con sensor APS-C de Pentax.

 

 

 

Objetivo Pentax 50mm f/1.4 FA

Es un objetivo FA, para cámaras con sensor Full Frame de Pentax como la Pentax K-1 y la Pentax K-1 mark II

Es compatible con las cámaras APS-C de Pentax y es una muy buena opción por calidad precio para tener ese extra de apertura.

 

 

 

50mm vs objetivo de kit

¿Por qué voy a comprar un 50mm si mi objetivo de kit ya incluye esa distancia focal?

La primera razón es que el objetivo que viene en el kit es normalmente discreto en cuanto a calidad óptica, sobre todo en los extremos de su rango focal.

Ojo, no suelen ser malos objetivos, a pesar de la mala fama que tienen (que viene de muy atrás cuando los objetivos de kit se consideraban ‘pisapapeles’, es decir, prácticamente de adorno).

Pero un objetivo de focal fija casi siempre ofrece más calidad óptica porque tiene menos elementos ópticos y porque en los objetivos de focal variable es imposible mantener la misma calidad óptica en todo el rango de focal.

Lo segundo y más importante es que la apertura para la distancia focal máxima (55mm) suele estar limitada a f/5.6 en el objetivo de kit.

Es un objetivo muy poco luminoso para esa focal y además va a dar lugar a una profundidad de campo grande, y será muy complicado conseguir el efecto de desenfoque del fondo para resaltar al protagonista de la escena y conseguir un buen bokeh (un desenfoque bonito y agradable de ver).

Por último, estamos hablando de una inversión pequeña, sobre todo en el caso de los 50mm f/1.8, y te aseguro que es una inversión a la que puedes sacar mucho partido. Sólo por practicar y enredar con la técnica de desenfoque y para hacer retratos a tu familia valdría la pena.

Para saber si te vas a sentir cómodo con la focal, prueba primero con el objetivo de kit, ajustando el zoom en 50 o 55mm. Mira a ver si los encuadres que te ofrece esa focal van con tu estilo de fotografía.

Si vas a usar la cámara para fotografía en interior, por ejemplo para fotografía de producto, o si quieres el objetivo para grabar vídeo en interior, comprueba que tu estudio, habitación, etc. te da espacio físico suficiente para conseguir el encuadre que necesitas.

Si el 50mm se te queda largo puedes probar por ejemplo con el 40mm f/2.8 ‘pancake’ de Canon o el 35mm f/1.8 de Nikon, son opciones relativamente baratas y te van a dar un ángulo de visión más parecido al 50mm en full frame.

En el caso de Nikon la opción del 35mm f/1.8 es realmente interesante por precio y porque puede ser una focal más versátil, desde fotografía callejera hasta retrato, aunque se quede un poco corta por el tema de la deformación por perspectiva si nos acercamos mucho al sujeto.

 

 

Más…

Objetivos recomendados para cámaras réflex Canon

Objetivos recomendados para cámaras réflex Nikon

Objetivos recomendados para cámaras Sony

Objetivos recomendados para cámaras Olympus y Panasonic

Los mejores objetivos para retrato

Información útil sobre objetivos en general. Interesante para tener una idea de la calidad de los objetivos y conceptos que influyen a la hora de utilizarlos.

Qué significan las siglas y abreviaturas que aparecen en los nombres de los objetivos