El nombre de réflex viene del hecho de que este tipo de cámaras utilizan un espejo que refleja (réflex) la luz procedente de la escena y la dirige hacia el visor (hacia el ojo del fotógrafo).

Cómo funciona una cámara réflex

Cuando se produce el disparo, el espejo se levanta, es decir, rota hacia arriba de tal forma que la luz pueda llegar al sensor electrónico (o a la película en el caso de cámaras réflex analógicas).

Una vez levantado el espejo, el obturador se abre durante un tiempo determinado por el fotógrafo, para dejar pasar la cantidad de luz correcta. Esa luz llega al sensor electrónico y se transforma primero en una señal eléctrica y después en un valor digital (un número que indica cómo de luminoso es cada punto de la imagen)

Mira cómo funciona el sensor de una cámara réflex

En una réflex la escena que ve el fotógrafo a través del visor óptico es la misma que tomará la cámara, no hay errores de paralaje, ya que tanto el sensor como el visor visualizan exactamente el mismo encuadre desde el mismo punto de vista (ambos recogen la luz que llega a través del objetivo).

 

Interior de una cámara réflex
Sección de una cámara réflex. Fuente: Wikimedia Commons (CC-BY-SA-2.5)

 

La imagen que llega al sensor está invertida con respecto a la escena (lo de arriba sale hacia abajo y lo de abajo hacia arriba). Para que el fotógrafo vea la escena correctamente, el visor óptico utiliza un pentaprisma o un pentaespejo con el que se consigue invertir 180º la imagen que llega desde el objetivo. El mecanismo del pentaprisma es el que le da ese aspecto de joroba o abultamiento en la parte superior de las cámaras réflex.

Las cámaras réflex digitales son prácticamente iguales que las analógicas en lo que respecta a la parte óptica y mecánica.

 

En la actualidad, una cámara réflex digital tiene una serie de características mínimas

 

Cámara réflex Nikon D5300

 

Visor óptico. El fotógrafo tiene visión directa de la escena a través del mecanismo de espejo y prisma (pentaprisma o pentaespejo dependiendo de la marca y modelo).

Para muchos fotógrafos el visor óptico es fundamental, por el hecho de ofrecer una visión de la escena muy limpia, directamente a través del objetivo. Y por el hecho de aislar completamente y permitir así concentrar la atención exclusivamente en el encuadre, sin distracciones.

– Sistema de enfoque por detección de fase dedicado: es un sistema con un sensor independiente y un espejo secundario que depende del espejo principal. Sólo está operativo en fotografía (no en vídeo). Es un sistema de enfoque automático muy rápido

Objetivos intercambiables. La cámara en sí es el ‘cuerpo’ y sobre ese cuerpo se monta el objetivo. El fotógrafo puede elegir entre diferentes objetivos el que mejor se adapte a la escena que desea fotografiar.

Control total de diferentes parámetros de la cámara: sensibilidad, velocidad de obturación y apertura de diafragma. Es lo que se conoce como modo manual, que da al fotógrafo la posibilidad de elegir libremente cómo quiere tomar cada fotografía.

– Todas las cámaras réflex digitales tienen en la actualidad la posibilidad de grabar las fotografías en formato RAW. Este formato permite almacenar información de la imagen y de los parámetros con los que fue tomada, sin perder calidad.

En inglés, las cámaras réflex reciben el nombre de DSLR: Digital Single Lens Reflex

En general, las cámaras réflex son las más completas y avanzadas: calidad de imagen, enfoque, ergonomía (agarre, botones y controles), funciones y ayudas al fotógrafo, autonomía de la batería, ópticas disponibles..

 

Otros tipos de cámaras digitales:

 

Cámaras EVIL / mirrorless / sin espejo

Tienen prácticamente las mismas características que las cámaras réflex pero sin visor óptico (no necesitan por tanto espejo móvil, pentaprisma y toda la parte mecánica interna que utilizan las réflex)

El encuadre de la escena se hace directamente desde una pantalla digital o a través de un visor electrónico.

La principal ventaja es que son cámaras bastante más pequeñas que sus hermanas mayores y con menor peso. Tienen menos partes mecánicas móviles (mecanismo del espejo) que suelen ser las más propensas a fallos.

Son cámaras de objetivos intercambiables. Tienen sus propios objetivos pero en casi todos los modelos se pueden utilizar los objetivos de las réflex mediante adaptadores. Incluso objetivos antiguos de cámaras analógicas.

Como no hay ningún espejo que se mueva en su interior, el sensor está mucho más cerca del objetivo, con lo que los objetivos pueden tener una geometría más compacta: son más pequeños y livianos.

El tema del enfoque en la actualidad es más un mito que una realidad en la mayoría de las circunstancias que puede encontrar un fotógrafo no profesional. En determinados casos una réflex con el sistema de enfoque por detección de fase dedicado va a conseguir un enfoque más rápido, por ejemplo para objetos que se mueven con cierta velocidad, pero la verdad es que las nuevas generaciones de cámaras EVIL con sistemas de enfoque híbrido (detección de fase + detección de contraste integrado en el sensor) son rapidísimas.

Ahora mismo la desventaja más destacada sería por ejemplo la autonomía de la batería, bastante menor en general que las réflex. Un aspecto importante sobre todo para uso profesional.

Más información sobre cámaras sin espejo y modelos recomendados

 

Cámaras compactas

Las cámaras compactas son aquellas que no permiten intercambio de objetivos. Se fabrican con una determinada óptica que es con la que opera la cámara siempre.

Tampoco incluyen visor óptico (réflex). No llevan por tanto espejo movible.

Hay cámaras compactas muy buenas, con una óptica de gran calidad y muchas de las funciones que incluyen las cámaras réflex (por ejemplo la posibilidad de trabajar en modo manual, posibilidad de grabar en formato RAW…)

En la categoría de cámaras compactas hay un rango enorme de características y prestaciones, desde las llamadas cámaras ‘bridge’ de alta gama (con un formato similar a las réflex y buenas prestaciones técnicas, sobre todo en cuanto al rango de zoom) hasta las compactas de bolsillo, pequeñas y con muy poco peso.

 

Mira esta guía rápida para ver qué tipo de cámara es la que mejor se adapta a tus necesidades