Micrófonos de solapa (Lavalier) recomendados para vídeo / youtube

Los micrófonos de solapa son una opción muy interesante para grabarse a uno mismo frente a la cámara o si vamos a hacer entrevistas para nuestro canal

 

 

Este artículo forma parte de la serie sobre cómo mejorar la grabación de audio para vídeo / youtube

 

¿Por qué usar micrófonos de solapa?

La principal ventaja de los micrófonos de solapa es que se pueden colocar muy cerca de la fuente de sonido (la boca de la persona que habla o un instrumento de música) y se pueden disimular bien en la ropa si no quieres que aparezcan en la escena.

La mayoría de los micrófonos de solapa son omnidireccionales: recogen el sonido con la misma eficiencia desde todas las direcciones.

Pero su sensibilidad no es muy alta, están pensados para recoger la voz de la persona (o si se trata de un instrumento musical) a la vez que aislan cualquier otro sonido ambiente que tengamos alrededor.

Esa característica (atenuar o eliminar el sonido ambiente) ya supone una gran diferencia, un salto de calidad brutal, con respecto a grabar directamente con los micrófonos internos de la cámara.

 

Importante: La calidad del sonido grabado depende del micrófono lógicamente, pero también de toda la cadena hasta obtener el fichero de audio final. Por ejemplo, el mismo micrófono en dos cámaras o dos dispositivos diferentes (p.e. dos móviles) puede ofrecer resultados diferentes. Ten en cuenta también que los contactos metálicos de los conectores jack si no están limpios pueden introducir algo de ruido en la señal. Y los niveles de la señal mediante el control de ganancia en tu dispositivo de grabación para evitar clips y distorsiones del audio.

 

 

Micrófonos de solapa recomendados

Criterios para elegir estos micrófonos de solapa:

  • Calidad de sonido razonable
    Estos micrófonos ofrecen una buena respuesta sobre todo en el rango de la voz humana. La calidad final del audio es correcta para cualquier tipo de uso (voz), incluyendo proyectos profesionales. En muchísimos casos la calidad va a depender más de la situación y de que sepamos usar correctamente el equipo de audio.
  • Buena relación calidad precio
  • Compatibilidad con diferentes dispositivos
    Lo que nos interesa es que el micrófono sea compatible con una cámara que tenga entrada para micrófono externo, con una grabadora digital y con un teléfono móvil (o tablet, o un ordenador). De esta forma tendremos más flexibilidad para usar la configuración más adecuada dependiendo de la situación.

 

 

 

Micrófono de solapa Rode SmartLav+

Micrófono de solapa Rode SmartLav +

Una de las opciones más utilizadas para todo tipo de proyectos de vídeo. Utiliza conector TRRS compatible con móviles y tablets. No es compatible directamente con cámaras, grabadoras y dispositivos que usen conector TRS, pero se puede adaptar fácilmente (por ejemplo mediante el adaptador TRRS – TRS de Rode).

  • Buena calidad de sonido para voz
  • Es un micrófono de condensador, pero de tipo electret (el condensador va polarizado de fábrica y no necesita alimentación externa)
  • No necesita pilas o batería externa
  • Buena relación calidad precio

Puntos menos positivos:

  • El cable no es muy largo. Se puede usar sin problemas con una grabadora o directamente a la cámara si hacemos vlogging, pero si tienes la cámara en trípode a cierta distancia necesitarás un cable alargador.
  • Si vas a utilizar la cámara o una grabadora tienes que comprar el adaptador TRRS – TRS
  • No incluye cortavientos (dead cat), sólo la capucha de espuma. Si vas a grabar en exteriores seguramente tendrás que comprar un cortavientos aparte.
  • Con algunos dispositivos se nota un poco de ruido electrónido (hiss)

 

 

 

Micrófono de solapa Shure MVL

Micrófono de solapa Shure MVL

Shure es una de las marcas más conocidas del sector y tiene esta línea Motiv (MV) de micrófonos de gama media. El MVL (lavalier) es un micrófono de condensador que ofrece muy buena calidad de sonido.

  • Buena calidad de sonido para voz
  • Micrófono de condensador, pero de tipo electret (el condensador va polarizado de fábrica y no necesita alimentación externa)
  • No necesita pilas o batería externa
  • Buena relación calidad precio

Puntos menos positivos:

  • Para usar con la cámara o una grabadora tienes que comprar un adaptador TRRS – TRS
  • Si lo usas directamente con la cámara en estudio seguramente necesitarás un cable alargador
  • No incluye cortavientos (dead cat), sólo la capucha de espuma. Si vas a grabar en exteriores seguramente tendrás que comprar un cortavientos de pelo aparte.

 

 

 

Micrófono de solapa Deity V-Lav

Micrófono de solapa Deity V.Lav

Compatible con la mayoría de los dispositivos de grabación.

  • Buena calidad de sonido para voz
  • Se configura automáticamente en función del dispositivo con el que lo conectemos, en principio no hay que usar adaptador TRRS a TRS para conectar a una cámara por ejemplo. El micrófono se encarga internamente de reconfigurar sus conexiones.
  • Incluye las pilas, capucha de esponja, cortavientos (dead cat), clip y bolsa
  • Duración de las pilas (utiliza pilas de botón) de hasta 800 horas según el fabricante
  • Buena relación calidad precio

Puntos menos positivos:

  • El cable es muy largo, unos 5 metros. Esto es bueno y malo dependiendo de las necesidades. A veces es mejor tener un cable más corto y usar un alargador sólo cuando sea imprescindible

 

 

 

 

Micrófono de solapa Sony ECMCS 3

Micrófono de solapa Sony ECM CS3

Un micrófono muy conocido y muy usado. Es un micrófono estéreo y utiliza un conector TRS, si vas a utilizar un móvil como grabadora externa tendrás que comprar un adaptador TRS – TRRS

  • Buena calidad de sonido para voz, aunque la respuesta en frecuencia es un poco más limitada
  • Micrófono de condensador, pero de tipo electret (el condensador va polarizado de fábrica y no necesita alimentación externa)
  • No necesita pilas o batería externa
  • Buena relación calidad precio

Puntos menos positivos:

  • Necesita adaptador si lo vas a usar en un móvil (o cualquier dispositivo con conector TRRS)
  • Si lo usas directamente con la cámara en estudio seguramente necesitarás un cable alargador
  • No incluye cortavientos (dead cat) ni capucha de espuma (anti pop). Si vas a grabar en exteriores seguramente tendrás que comprar un paravientos aparte.

 

 

 

 

Micrófono de solapa Boya BY M1

Micrófono de solapa Boya BY M1

Aunque es un micrófono que estaría en la gama media baja ofrece una calidad de sonido más que decente, sobre todo para voz.

Usa un conector TRRS (para usar directamente en un móvil por ejemplo)

  • Buena calidad de sonido para voz, quizás atenúa un poco los graves
  • El micrófono en sí parece que es electret (de condensador, polarizado) pero el conjunto necesita alimentación externa (una pila de botón), quizás incluye un preamplificador para enviar la señal a lo largo del cable (unos 6 metros)
  • Buena relación calidad precio

Puntos menos positivos:

  • Necesita adaptador si lo vas a usar en una cámara o grabadora externa (adaptador TRRS a TRS)
  • La longitud del cable (6 m) puede resultar excesiva en muchos casos, dependiendo del uso que le vayas a dar.
  • Incluye capucha de espuma.
  • No dispone de indicador de batería baja o algún LED para indicar si está operativo. Si se agota la pila durante una sesión probablemente no nos demos cuenta.
  • No incluye cortavientos (dead cat) . Si vas a grabar en exteriores seguramente tendrás que comprar un paravientos aparte.

 

 

 

 

 

Configuraciones para grabar con micrófonos de solapa

En este apartado vamos a ver los casos más típicos que nos podemos encontrar para grabar sonido con micrófonos de solapa

 

1.- Micrófono directo a cámara

Si tu cámara tiene entrada para micrófono externo ésta podría ser la opción más cómoda ya que el audio queda grabado junto con el vídeo en un único fichero.

Conexión de micrófono directo a cámara

La mayoría de las cámaras utilizan un conector jack TRS de 3.5mm

Si tu micrófono de solapa utiliza conector TRRS tendrás que usar un adaptador TRRS a TRS

 

Adaptador TRRS a TRS

 

Hay cámaras que utilizan entrada jack TRS de 2.5mm (una versión más fina que el jack normal), en ese caso tendrás que añadir un adaptador adicional: TRS 3.5mm  a TRS 2.5mm

En la cámara intenta utilizar siempre la gestión manual de niveles de audio.

 

Ventajas de esta configuración:

  • Simplicidad

 

Desventajas:

  • Si usamos cables muy largos se puede añadir ruido electrónico (interferencias)
  • Trabajar con cables por el medio implica siempre un pequeño riesgo de enganchar algo y que se caiga la cámara, hay que tener mucho cuidado
  • Los preamplificadores de las cámaras suelen tener una calidad mediocre. Para voz quizás no se llegue a notar una diferencia apreciable.

 

 

2.- Usar el móvil como grabadora de sonido

Esta es una opción interesante si tu cámara no tiene entrada de micrófono.

Conexión de micrófono a móvil / smartphone

Los móviles suelen utilizar una entrada jack TRRS de 3.5mm

Si tu micrófono de solapa utiliza conector TRS tendrás que usar un adaptador TRS a TRRS

Adaptador TRS a TRRS

 

 

La calidad de la grabación y los niveles pueden variar entre diferentes modelos de móvil.

También la app que utilices para grabar el sonido puede influir si usa algún tipo de filtro o ecualización interna transparente al usuario. Es preferible usar aplicaciones que graben el sonido lo más fiel posible a la señal que llega del micro o al menos que nos indiquen que están aplicando algún filtro (por ejemplo para eliminar el ruido de la señal)

 

Ventajas de esta configuración:

  • Evitamos trabajar con cables largos
  • El micrófono y el móvil pueden quedar ocultos con la ropa fácilmente
  • La calidad va a depender mucho del móvil pero en general podemos obtener un resultado similar o incluso mejor que grabando directamente con la cámara

 

Desventajas:

  • Tenemos que trabajar con ficheros de vídeo y de audio por separado, y sincronizar en edición (es sencillo, pero no deja de ser un paso más en el proceso)

 

 

3.- Usar una grabadora externa portátil

Es quizás la mejor opción en cuanto a calidad, sobre todo si grabamos en exteriores.

Conexión de micrófono a grabadora de mano

Las grabadoras digitales suelen unos sistemas electrónicos de gestión de sonido mejores que las cámaras y los móviles.

Las grabadoras de mano suelen tener al menos una entrada jack 3.5mm TRS, que es la que utilizaríamos para conectar el micrófono.

Ventajas de esta configuración:

  • Conseguimos optimizar la calidad de sonido que nos puede dar el micrófono
  • Evitamos trabajar con cables largos
  • El micrófono y la grabadora pueden quedar ocultos con la ropa fácilmente
  • En general el micrófono siempre funcionará relativamente bien con la grabadora, independientemente del modelo de cada uno.

 

Desventajas:

  • Tenemos que trabajar con ficheros de vídeo y de audio por separado, y sincronizar en edición
  • Añadimos un dispositivo más a nuestro equipo

 

Grabadoras de sonido recomendadas para grabación de vídeo

 

 

4.- Micrófono con sistema inalámbrico

Un sistema inalámbrico para audio es simplemente un canal de transmisión equivalente a un cable.

El sistema inalámbrico no va asociado a un determinado tipo de micrófono o a una marca o modelo. Aunque es muy habitual que se utilicen con micrófonos de solapa.

Desde el punto de vista práctico un sistema de este tipo se comporta como un cable: hay un emisor con una entrada para micrófono y un receptor con una salida de audio.

El micrófono va conectado al emisor.

El emisor (la petaca) lo lleva la persona que va a hablar por el micrófono: sujeto al pantalón, en un bolsillo..

Para estas gamas que vamos a ver, más orientadas a la electrónica de consumo, la conexión suele ser a través de un conector jack 3.5, normalmente TRS.

La salida del receptor (también jack 3.5 TRS para esta gama) la podríamos conectar a cualquiera de los equipos de grabación que hemos comentado:

  • Podría ir conectado directamente a la entrada de micrófono externo de la cámara. De hecho, muchos de los modelos de receptores incluyen la posibilidad de acoplarlos fácilmente a la zapata de la cámara.
  • Podría ir conectado a una grabadora de sonido
  • Podría ir conectado a una interfaz de sonido para grabar o emitir directamente desde un ordenador

 

Ventajas del sistema inalámbrico:

  • El micrófono está siempre cerca de la boca de la persona, independientemente de cómo se mueva.
  • Libertad de movimientos total dentro de la zona de cobertura del equipo
  • Eliminamos los cables. Sólo hay un pequeño cable que va del micrófono a la petaca (transmisor). El receptor estará colocado junto a la cámara o junto al ordenador. La longitud de los cables (no balanceados) influye en la cantidad de interferencias y ruido electrónico que se van a sumar a la señal de sonido.

 

Desventajas:

  • El precio. Para conseguir un mínimo de calidad hay que ir como poco a sistemas de gama media, donde podemos encontrar una buena relación calidad precio. Para los sistemas de gama profesional los precios estarían ya en otro orden de magnitud.
  • Intervienen más elementos y por tanto aumenta la probabilidad de que algo falle: la batería del emisor, la batería del receptor, interferencias electromagnéticas.. Pero bueno, una vez que se tiene experiencia ya se sabe qué hay que revisar y cómo solucionarlo rápidamente.

 

Marcas recomendadas:

Dentro de la gama media (orientada a electrónica de consumo) quizás los sistemas de Rode son los más utilizados.

Saramonic también tiene sistemas con buena relación calidad precio. Si buscas por ejemplo un sistema para entrevistas con dos micrófonos inalámbricos, Saramonic tiene soluciones que permiten la transmisión de dos canales independientes: 2 transmisores + 1 receptor.

Sennheiser tiene equipos excelentes pero ya estarían en una gama un poco superior, orientados a un entorno más profesional.

 

Algunos modelos muy utilizados:

 

 

 

5.- Interfaz de sonido o mesa de mezclas

Si grabamos en estudio o necesitamos una solución para grabar con varios micrófonos a la vez  tendremos que recurrir probablemente a algún tipo de tarjeta o interfaz de sonido externa o una mesa de mezclas con varios canales de entrada.

Conexión de micrófono a interfaz / mesa de mezclas

La interfaz de sonido recoge la señal que llega del micrófono, la amplifica (preamplificadores) hasta que alcanza un nivel óptimo, la convierte en una señal digital y la envía al ordenador a través de un puerto USB.

Algunas grabadoras de sonido portátiles tienen la opción de funcionar como interfaz de sonido. Se pueden conectar al ordenador por USB y serían equivalentes a una interfaz de audio de estudio.

Aquí tienes alguna interfaz de sonido con muy buena relación calidad precio.

Cuando damos el salto a equipos de sonido un poco más avanzados cambian los estándares de conexión. Normalmente estos equipos utilizan conectores XLR (también conocidos como Cannon o Phantom)

Si la interfaz de sonido tiene alguna entrada jack de 3.5 será probablemente TRS

Si no dispone de entradas jack de 3.5 podemos usar un adaptador de 3.5 a XLR.

Estos adaptadores no son pasivos, incluyen electrónica para convertir la alimentación Phantom (48V) que usan los micrófonos de condensador a un voltaje más bajo con el que puedan trabajar los micrófonos de solapa (3 a 5V habitualmente).

 

 

Ventajas de esta configuración:

  • Posibilidad de trabajar con varios micrófonos a la vez (o diferentes fuentes de sonido: instrumentos, etc.)
  • Más control sobre la señal de audio
  • Normalmente mejores preamplificadores y tratamiento de la señal analógica
  • Normalmente mejor conversor analógico digital.
  • Muy buena opción para streaming / emisión en directo

 

Desventajas:

  • Si es para grabación de vídeo tenemos que trabajar con ficheros de vídeo y de audio por separado, y sincronizar en edición (la mayoría de los editores de vídeo incluyen opciones para automatizar o facilitar este proceso)
  • Trabajamos con estándares diferentes (niveles, alimentación, conectores…) y en ocasiones nos podemos encontrar interferencias, ruido añadido… o simplemente no conseguimos pasar la señal. Es cuestión de probar con un adaptador diferente o ver la configuración de la interfaz.

 

¿Qué tal la conexión directa al ordenador?

La opción de conectar directamente a la entrada de micrófono del ordenador no suele ser la mejor.

El ordenador normalmente incluye una tarjeta de sonido con preamplificadores de baja calidad.

Además es muy fácil que se se nos meta el ruido electrónico generado por la fuente de alimentación o el alimentador externo (el típico hum, un ruido que suena como un zumbido molesto)

Si no tienes una interfaz de sonido externa y no puedes hacer esa inversión, seguramente conseguirás más calidad utilizando alguna tarjeta de sonido sencilla: incluyen habitualmente la entrada jack 3.5 para micrófono, salida para auriculares y el conector USB.

 

 

 

¿En qué se nota la calidad de un micrófono?

Las características más importantes serían probablemente la sensibilidad y la respuesta en frecuencia.

La sensibilidad es la capacidad de captar sonidos de muy baja intensidad.

La respuesta en frecuencia sería la sensibilidad para cada una de las frecuencias del rango audible: desde 20Hz a 20KHz

Un micrófono ideal tendría una respuesta plana, la misma sensibilidad para todas las frecuencias. Recogería el sonido con la mayor fidelidad posible.

Ningún micrófono tiene una respuesta plana perfecta.

Cada micrófono, independientemente de su calidad, introduce su propia ‘huella’. A esa huella o marca personal del micrófono se la suele conocer como color. Cada micrófono añade cierto color al sonido que recoge.

De hecho, en la mayoría de los casos se elige el micrófono por el color que le añade a una voz, a un instrumento…

Si el color que añade el micrófono no casa con las características del sonido, le resta calidad en lugar de realzar y darle más fuerza, entonces ese micrófono no sería adecuado para esa situación concreta.

La calidad de un micrófono está muy relacionada con su diseño y construcción. Interviene la parte eléctrica / electrónica pero también es fundamental la parte física: los materiales, la forma… Entre el cuerpo del micrófono y sus elementos activos se generan resonancias que pueden afectar negativamente al sonido que recoge.

A partir de una cierta calidad base, la diferencia entre micrófonos del mismo tipo estaría en pequeños detalles sutiles, muchas de esas diferencias serían subjetivas, lo que hablábamos del color, de la huella que deja en el sonido y de cómo favorece a cada tipo de voz o a determinados instrumentos.

En una producción profesional se buscaría para cada instrumento el micrófono que combine mejor con el timbre del instrumento (incluyendo la voz de una persona) y con las características físicas del sonido (por ejemplo grabar el sonido de una batería con respecto al de una guitarra).

Fuera del entorno profesional, muchas veces la calidad del sonido final depende más de los errores o aciertos a la hora de usar el equipo, que de la propia calidad del equipo.

Hay miles de detalles que influyen: desde la distancia óptima de colocación de los micrófonos, la técnica vocal, el entorno de grabación, interferencias, conectores sucios, los niveles de la señal, la edición del sonido…

Si con una configuración encuentras que tu sonido es de mala calidad intenta probar configuraciones alternativas para ver qué eslabón de la cadena está fallando.

Muchas veces decimos que un micrófono es malo cuando en realidad no lo estamos usando correctamente o lo estamos usando en una configuración en la que no trabaja de forma óptima por el motivo que sea.

 

 

Niveles de audio recomendados

Es uno de los aspectos más importantes tanto en grabación como en emisión en directo.

 

Niveles de grabación de audio

 

El nivel de sonido lo vamos a controlar con la ganancia del preamplificador.

Tenemos que conseguir un nivel suficiente para que el conversor analógico digital trabaje en una zona con muy buena relación señal a ruido.

Pero por otra parte tenemos que evitar que el sonido llegue a saturar.

Normalmente sólo podemos monitorizar la parte digital, así que nos tenemos que guiar por la escala dBFS.

El nivel óptimo estaría en la zona de los -12dB para una conversación normal.

De esa forma conseguimos una señal bastante limpia y dejamos margen por si durante la toma subimos el nivel de voz, gritamos o reímos.

Tenemos que evitar a toda costa la saturación en la parte digital.

Si el nivel de sonido llega a 0dB se produce saturación (hard clipping o clipeo) y el sonido se ‘rompe’, sonaría distorsionado y es muy molesto.

Es preferible grabar a un nivel un poco más bajo y subir luego el nivel de sonido en edición, trabajando ya con la señal digital.

Intenta trabajar siempre con ganancia manual.

La ganancia automática implica que en los silencios, cuando dejas de hablar, el sistema piensa que te has alejado o que la señal le llega más débil, y aumenta la ganancia. Esto hace que se oigan los ruidos de fondo y que sea más perceptible el ruido electrónico (hiss, etc.)

 

 

Más información sobre sonido:

Cómo mejorar la grabación de audio para vídeo

Sonido profesional: niveles, conectores, cables, decibelios…

Micrófonos de estudio recomendados (+Interfaz de sonido)

Micrófonos USB de estudio recomendados

Micrófonos externos para cámara (tipo shotgun)