Características técnicas de las cámaras réflex digitales
M Kurowawa (CC BY-SA 2.0)

 

 Relacionadas con el sensor y calidad de imagen

– Megapixels. El es número de puntos (pixels) activos que tiene el sensor de la cámara. Se corresponden aproximadamente con el número de puntos de imagen de la fotografía una vez tomada (resolución). En la actualidad todas las cámaras tienen una resolución alta (12 megapixels o más). Más resolución sólo es importante si vas a imprimir tus fotos en tamaños gigantes (cartelería). Por lo tanto no es un parámetro importante para un uso normal.

– Tamaño del sensor. A igualdad de condiciones, un sensor más grande va a tener un mejor rendimiento en cuanto a sensibilidad y calidad de imagen. Las cámaras profesionales tienen un sensor denominado Full Frame (FF) que se corresponde aproximadamente con el tamaño de la película fotográfica: 36 x 24 mm. Las réflex de iniciación y gama media suelen tener un sensor APS-C (aprox. 23 x 15 mm).

– Sensibilidad (ISO). Este parámetro hace referencia a la capacidad de la cámara de hacer fotos con escasa luz y alta velocidad de obturación. Se mide en una escala ISO: 80, 100, 400, 800..

En las cámaras digitales la sensibilidad está relacionada con el ruido, a mayor ISO mayor ruido. Lo importante es que una cámara pueda hacer fotos a un ISO alto con una calidad aceptable.

Cada vez se consiguen sensores con más rendimiento (sensibilidad) y con menor ruido. Lo que tenemos que ver en una cámara es una comparativa de su comportamiento en ISO altos con respecto a otra cámara de referencia.

IMPORTANTE: no hace falta que una cámara tenga un ISO alto para tomar fotografías con escasa luz. Todas las cámaras réflex permiten controlar el tiempo de exposición. La sensibilidad es importante cuando tenemos que fotografiar escenas en movimiento con poca luz.

– Sensibilidad máxima (Max. ISO):  el valor máximo de sensibilidad al que se puede configurar la cámara (valor más alto de ISO). Cuanto más alto, más sensibilidad de la cámara. Pero a efectos prácticos el límite lo pone la cantidad de ruido y por tanto la calidad de la imagen.

– Calidad de la imagen: Aunque es un parámetro bastante subjetivo se pueden obtener comparativas basadas en otras cámaras a partir de tres parámetros objetivos: profundidad de color, rango dinámico y rendimiento con poca luz. Hay páginas como dxomark.com que realizan mediciones y test de diferentes cámaras y les asignan una puntuación.

– Profundidad de color: Esta característica mide la capacidad de la cámara (sensor) de distinguir diferentes tonos o colores. Se mide en bits y lo que realmente interesa no es la profundidad de color teórica, sino el número real de colores que detecta la cámara. Estos valores de pueden ver también en páginas como dxomark.com

– Rango dinámico: Mide la diferencia en una fotografía entre los tonos oscuros y los claros. Dicho de otra forma, si una escena contiene zonas en sombra y zonas muy iluminadas, un rango dinámico alto indica que la cámara es capaz de guardar información de las dos zonas. Si tiene un rango dinámico bajo, una de las dos zonas (bien la oscura, bien la iluminada) perderá todo detalle.

IMPORTANTE: Hay que tener en cuenta que estas comparativas (calidad de imagen, profundidad de color..) normalmente están por encima de la capacidad del ojo humano de apreciar ese tipo de diferencias entre dos fotografías tomadas por dos cámaras diferentes. Nos pueden servir como referencia, pero para un nivel de aficionados o incluso semi-profesional no van a ser parámetros determinantes.

– Modo HDR: High Dynamic Range. Este es un modo especial (una funcionalidad) que permite aumentar el rango dinámico de la cámara haciendo internamente un procesado de la imagen obtenida. No todas las cámaras incluyen esta función y tampoco es imprescindible.

 

Enfoque y velocidad de disparo

– Enfoque automático (AF).  En las cámaras réflex se utiliza enfoque automático (AF) por detección de fase. Cuantos más puntos de enfoque tenga una cámara más fácil y rápido será el proceso de enfocar cualquier elemento de la escena.

Los puntos de enfoque simples detectan el desfase bien en elementos horizontales o en elementos verticales de la escena. Los puntos de enfoque en cruz (cross-type AF points) permiten usar a la vez las dos dimensiones para conseguir un enfoque más rápido y fiable.

Por lo tanto cuantos más puntos de enfoque en cruz, mejor será la cámara en cuanto a velocidad de enfoque. Por ejemplo esto es importante para fotografiar eventos deportivos, animales (aves en vuelo por ejemplo) y en general escenas en movimiento.

Mira cómo funciona el enfoque automático en las cámaras digitales.

– Motor de enfoque interno: Para que funcione el enfoque automático el objetivo tiene que mover sus lentes mediante un motor (siguiendo las instrucciones del sistema de enfoque). Algunas cámaras incorporan el motor de enfoque. Las cámaras que no tienen motor de enfoque necesitan objetivos que incluyan dicho motor. Los objetivos con sistema AF (motor incluido) suelen ser un poco más caros.

– Estabilizador de imagen: Las cámaras con estabilizador de imagen incorporan un sistema que permite mover ligeramente el sensor dentro de la cámara para corregir vibraciones externas (por ejemplo cuando hacemos fotos a mano, sin trípode). Si la cámara no incluye estabilizador, debemos buscar objetivos que sí lo incluyan. En cualquier caso la estabilización en el objetivo parece ser más efectiva que la estabilización en la cámara.

– Velocidad de obturación (shutter speed): La velocidad máxima de obturación (tiempo mínimo de exposición). Importante sobre todo para fotografiar escenas con movimientos muy rápidos. Las réflex de gama baja e intermedia suelen tener un tiempo de exposición mínimo de 1/4000 (0.25 milésimas de segundo).

– Fotos por segundo en modo ráfaga (fps – frames per second). En modo ráfaga dejas pulsado el disparador y la cámara hace una foto tras otra a la máxima velocidad que puede. Está relacionada con la velocidad de obturación, pero normalmente el cuello de botella está en la parte de procesado de la señal y grabación en la tarjeta de memoria. No es un parámetro crítico, pero si queremos fotografiar escenas que incluyen movimientos rápidos puede venir muy bien.

 

Ergonomía / facilidad de uso

– Tamaño y características del visor óptico:  Dependiendo de si el visor está construido con pentaprisma o con pentaespejo se tendrá una visión total o parcial de la escena (hablamos de una pérdida del encuadre muy pequeña, del 5% en pentaespejo). Para un fotógrafo aficionado no tiene excesiva importancia. Es más importante que el usuario se sienta cómodo al usar el visor.

– Tamaño y peso de la cámara: En principio, cuanto más pequeña y ligera sea la cámara, más comodidad para el fotógrafo. En lo que respecta al peso creo que todo el mundo estará de acuerdo. En lo que respecta al tamaño tenemos por un lado la limitación física de la estructura interna y la geometría óptica de la cámara réflex, que necesita un determinado volumen o espacio interno (lo mismo ocurre con los objetivos). Y por otro lado la mayoría de los fotógrafos están más cómodos con una empuñadura lo suficientemente grande como para permitir sujetar con toda la mano. El tamaño es por tanto más bien un compromiso entre comodidad a la hora de hacer fotos y el engorro de transportar una cámara grande.

– Pantalla Táctil: No debería ser el criterio para decidir sobre un modelo, pero sí es cierto que a veces puede ser muy cómodo poder gestionar la configuración, galería de fotos, etc. desde la propia pantalla.

– Pantalla giratoria: Esta característica también puede ser útil en determinadas circunstancias, cuando queremos hacer encuadres desde ángulos complicados (picados, contrapicados..), o situaciones en las que no podemos usar el visor óptico (fotografiar por encima de un obstáculo, de gente que se encuentra delante..). Es un elemento más a tener en cuenta, no crítico, pero si la cámara lo incluye seguro que haremos uso. Está recomendado por ejemplo si vas a grabar vídeo de forma habitual.

– Resolución / brillo / contraste de la pantalla: La pantalla tiene que ofrecer el suficiente brillo y contraste para poder trabajar con ella en un día soleado. También, cuanta más resolución, mejor podremos ver el detalle de la foto que acabamos de hacer.

 

Apartado de vídeo

– Grabación de vídeo. En la actualidad la mayoría de las cámaras réflex tienen la opción de grabación de vídeo. Es una característica interesante porque los vídeos realizados con cámaras réflex pueden llegar a tener una calidad muy alta y una textura similar a la del cine. Esto es así porque la óptica de una réflex es muy superior a la de una cámara de vídeo de una gama similar.

No todo son ventajas. Las cámaras réflex están diseñadas para foto fija, si realmente la vamos a utilizar para realizar vídeo es importante mirar el tipo de enfoque automático (por ejemplo si hace seguimiento automático de la escena), el tipo de estabilización en vídeo.. Para grabación en vídeo también es interesante que incluya pantalla abatible.

La mayoría de las cámaras graban ya en formato Full HD.

– Enfoque continúo en vídeo: Esta característica es importante porque si queremos grabar escenas en movimiento es muy difícil mantener el enfoque de forma manual, es necesario que la cámara y el objetivo permitan el enfoque automático contínuo sobre un elemento de la escena  (que puede estar en movimiento).

– Micrófono externo: Esta opción también es importante .

 

Otras características

Autolimpieza del sensor: Algunos modelos de cámaras réflex incorporan un sistema de autolimpieza del sensor. Estos sistemas protegen y ayudan a mantener el sensor libre de polvo y motas que pueden entrar en el cuerpo de la cámara por ejemplo cuando cambiamos un objetivo por otro.

Cámaras con sellado anti-lluvia. Esta es una característica más bien asociada con cámaras profesionales, por ejemplo para fotógrafos que necesitan trabajar en cualquier tipo de condiciones y situaciones: mal tiempo, lluvia, etc. Para fotógrafos amateur no es algo tan crítico.